¿Biografía de un sueño?
¿Biografía de un sueño?

O Vegetales no Orgánicos

 

                                                    Índice:

-1-   La “muerte” de Margarita.

-2-   El eco sentimental.Prólogo.

A- Arma & Rubio presentación.

B- Escena flash despacho-colores.

C- El encuentro.

  1. Presentación de Judith-Colegio.

2- Lucía y Judith.

3- Carta a Lucía Psicóloga.

4A-Presentación de Punky.

4B-Encuentro Paco-Judith.

5-   El inspector Torres.

5A- Visita a Raimundo.

5B-  Visita a Sin Nombre.

5B2- El motorista fantasma.

5C- Visita a Pintor.

5D- Visita Librería.

5E- Visita tienda del indio. Tema la verdad.

5Ga- Visita Poeta.

5Gb-”La Loli”.

5Gc-Visita a los Hare Krishna.

5Gd-Visita a Estee.

5F- Visita a Ruth.

5F2- Visita a Lorenzo.

5I- Visita a George.

5J- Visita a Esmeralda e Ismael.

5k- Visita a Osvaldo.

5l- Visita al nigeriano.

6-  Despedida de Judith.

7-  Análisis junto con doctora.

8-  Encuentro con tercera Tania-Actriz.

8A- Relato sensaciones femeninas.

  1. Contacto sexual con Tania la artista.
  2. Procesos triangulares.

10b- Fin de la guerra.

10c- Principio de la defensa.

  1. Coste de oportunidad.
  2. Teoría de la membrana emocional.

12b- Teorías sobre el amor.  

13- Artículo sobre el genoma humano.

13-b Gays y lesbianas.

13c- El Arte. 

14-  El final. 

-Música: Banda Sonora. 

Agradecimientos.

 

 

 

-2-   La “muerte” de Margarita.                 

Dios murió con ella y ella murió con Dios en un viaje a Nueva York para verme. Y con ella murió el azul y se fue de la paleta del pintor, y ya nada se teñía del azul cariño, de la azul caricia, del azul cielo. Ese verde de sus ojos se convirtió en gris, ese gris oscuro de día frio y solitario, húmedo o seco pero cortante, tajante. El tacto pasó de ser suave y aterciopelado para ser el tacto rugoso de un tronco de árbol viejo y seco. Ya no existen los sonidos de los pájaros cantar con una armonía palpitantemente corazonadora. En su lugar ruidos de melodía de fados tristes y oscuros. Ya no huele la comida, ya no huele el prado ya no huele el mar. Ya no sabe la vida a esperanza, a riesgo, a paz, a pasión. Dentro de mi corazón vacio retumban los ecos de la soledad y falta de luz que no ve lo bueno lo suave lo intenso de la vida. No ve, no late, no acaricia ni le sirven ya, las caricias de nada. Esta abatido y solo existe una salida: olvidar y buscar en si mismo el fuelle el aliento para, de momento, sobrevivir y esperar pacientemente a que esa herida mortal cicatrice con lo mejor posible aunque sea lentamente. La mente no se eleva y el desánimo aparece y lo invade todo poco a poco. La mente lucha y lucha contra un enemigo demasiado fuerte: la fuerza del corazón herido de amor. Mas hubiera valido que ella lo estropease antes de partir porque me hubiera ayudado a reconocer un amor no justo y por lo menos mi mente hubiera albergado una razón para la distancia entre la vida y la muerte que ya es distancia. Atrapado de cuerpo y mente en una cárcel donde te atan, te maltratan, te ensordecen, te angustian y te hieren tus propios pensamientos y sentimientos. Era el final de mi relación con Margarita, mi sueño más dorado, mi esperanza de familia feliz, mi hijo desheredado de vida, mi futuro sentimental, mi acicate vital. Con ese recuerdo viviré hasta la otra vida y espero que algún día me acuerde de lo feliz que fui a su lado.

            Un jarrón de agua clara salpica unas limpísimas vidrieras y rompe contra ellas sonando estrepitosamente. En la obscuridad no se distingue la lluvia pero esta anega hasta la entrada. Abrimos la puerta y suena una música de un solo de saxofón que hace la atmósfera trágica y meditabunda. Un solitario bar con apenas tres clientes a las tres de la mañana, el camarero seca lentamente un vaso tras su delantal que augura angustia. Y un determinado cliente que se parapeta tras unas bocanadas de aire ahumado por el tabaco de un cigarrillo Dunhill rubio con una cajetilla azul que danza entre sus dedos, recelosa de ser vaciadas de nuevo de un próximo y ansioso cigarrillo. No podemos ver la cara pero se asoma una barbilla con una barba de tres, cuatro o cinco días y unos labios que devoran el tabaco. Una camisa a cuadros rosa perfectamente planchada con cuello italiano y de algodón egipcio y olor a cerrado tanto por el habitáculo como por el sentido de aislamiento que se percibe de nuestro personaje. Un carajillo de Baileys humeante enfrenta su cabizbajo mentón, ahumado a su vez  por los Dunhill por las bocanadas que en su dirección se exhalan.

            De repente un flash nos nubla la mirada y nos ciega y nos transporta hacia un aeropuerto donde las avalanchas de gente frente a los sonidos de típicos de un aeropuerto, anunciando vuelos internacionales, con música típicamente española lo que nos hace sospechar que es un aeropuerto nacional, concretamente el de Barcelona. Nos centramos en tres personajes. Una abuelita bien vestida con un traje chaqueta de crema adornado con un largo collar de perlas, cogida de la mano por una joven rubia con un traje medio hippie de colores variados y muy ancho, aunque no tanto para esconder una barriga próxima a un embarazo ya bastante desarrollado,. Cubre sus hombros un abrigo de color verde como el de sus preciosos ojos, no tendrá más de treinta y cuatro o treinta y cinco años. Al otro lado un viejecito con poco pelo y blanco vestido con un traje impecable y una corbata verde oscura. La joven lleva la delantera y mete prisa a los dos abuelitos cogidas de ambas manos, mientras dice:

            -Venga, ya está el equipaje facturado, vamos a pasar por el control policial. ¿Cómo va tu pierna papi? -inquiere la esbelta rubia imponente frente al ya achacado abuelito que camina con paso corto y cansado-.

            -Sí, estoy bien, llama a mi hijo que seguro que quiere saber algo de cómo te encuentras tu y el niño, el viaje a Nueva York va a ser largo y ya sabes que la Navidad allí es muy fría.

            La esbelta Margarita, que así es como se llama, hurga en un bolso de marroquinería, hasta encontrar un teléfono móvil que hoy nos parecería una antigualla. Busca en su directorio Paco y aprieta el botón de llamada. Nos transporta al otro lado del charco y allí una camisa que nos recuerda a la del personaje del bar contesta de espaldas, no pudiendo ver la cara feliz de un futuro padre.

            -Hola preciosa ¿cómo estáis todos?, ¿están cansados mis padres?, ¿Y tú como te encuentras cariño, te va dando el viaje el bebe o no se mueve y se está tranquilo?

            -Hola amor, estamos bien, ahora vamos a pasar el control policial y ya vamos al finger que vamos un poco justos de tiempo. El bebe debe estar durmiendo porque no noto que se mueva, aunque estoy con la quinta puesta. Pero ya sabes que lo de dejar de fumar fue un acierto, bueno y también una exigencia para con el niño. Llegaremos a las ocho y media de la mañana hora de allí o sea que espero que nos estés esperando.

            -Sí, claro cariño por supuesto que mañana empiezo las vacaciones y ya no trabajo más. Ya sabéis, cogéis una limusina de las guapas, con los cristales tintados, y échale un vistazo antes que sea de las nuevas que hay mucha chatarra que por fuera no lo aparenta.

            -Bueno hasta ahora dentro de unas horas.

            -Hasta ahora.

            Suben por el finger los tres y pasan al avión. Un Boing 474 de color rojo.

            Se sientan y comienza el vuelo.

            Margarita coge un libro sobre la consciencia de la consciencia colectiva que guiará nuestros pasos en el futuro. Y lo va leyendo mientras transcurre su viaje en silencio.

            A mitad del viaje el avión empieza a hacer turbulencias y empieza a caer en picado. A Margarita solo se le ocurre llamar a Paco Para despedirse.

            -Paco, Paco esto se va a estrellar. Te queremos mucho.

            El avión impacta en el mar y se produce una explosión.

Paco que se está duchando en esos momentos no oye el móvil. Y el mensaje se deja en el contestador. Cuando ya se abate el avión Paco sale de la ducha y ve el mensaje, en una luz verde de su móvil. Se queda petrificado.

Un nuevo flash y volvemos al hombre sentado en un bar, fumando ese cigarrillo que se va consumiendo. Y la cámara se aleja hasta el infinito.

 

 

 

 

 

Escena -1: Prólogo introducción. El eco sentimental.

La vida es visionada a través del tiempo como un paso de acontecimientos que son analizados, asumidos de tal forma que uno procura aprender. El aprendizaje es el objetivo básico por el cual discurren nuestras vidas en esos criaderos de seres humanos que son las escuelas, en ellas procuramos desgranar la complejidad del mundo en dos formas muy elementales: la cuantitativa; reducimos pues a números y leyes de interrelación entre las fuerzas físicas que nos rodean y la cualitativa, donde intentamos dotar de conceptos que básicamente pretenden que exista una comunicación entre el mundo social y las leyes que lo rigen y nuestro yo interno, que a veces en un pequeño de unos cuantos años de edad se reduce a la espontaneidad meramente instintiva que carece de una lógica interpretada desde una realidad en un mundo de adultos.

            La lógica y el razonamiento son dos de los elementos básicos por los cuales una persona es incorporada a un mundo que a priori se rige por ellos. Las leyes son acuerdos entre los hombres en base a estos dos conceptos. El objetivo común es construir una sociedad donde haya un acuerdo entre el mayor número de personas posibles (exceptuando las dictaduras, pero como ya se sabe la excepción confirma la regla), pero a veces estos criterios pueden ser contradictorios.

            Un buen ejemplo de lo anterior puede ser una peculiar visión del tema del aborto: En el fondo ambas posturas son defendibles; hay personas que defienden los derechos de la vida de una madre, por temas de riesgos médicos o por cuestiones sociales, en cambio hay otros que defienden la vida de un ser bajo el cual no existe la opción de vida que es un derecho fundamental de un ser vivo. Sin embargo se produjo una manifestación, no recuerdo el lugar preciso, en la que se enfrentaron ambos bandos y hubo incluso altercados con heridos. Parece mentira que la defensa del amor y la vida, ya sean filiales o maternos, se convierta en odio, en venganza, en muerte. Es una paradoja que realmente contradice un mundo pretendidamente basado en estos dos grandes pilares.

            Dicen que las personas un poco inteligentes hablan de personas, las un poco más inteligentes de hechos concretos, las personas un poco más inteligentes hablan de ideas, pero creo que las hay una instancia superior que es el mundo de las emociones y los sentimientos ¿Hablarán pues las personas más inteligentes de estas emociones y estos sentimientos? Precisamente si me da tiempo este libro tratará de sentimientos.

            Al hablar de hechos me viene a la mente una simple noticia de prensa en la que se responden a unas cuatro o cinco preguntas pretendidamente objetivas sobre un tema concreto: ¿Qué?, ¿Cuándo?, ¿Cómo?, ¿Dónde? Puede que haya una foto, que no es más que una representación visual de un hecho, una representación visual que desde el punto de vista cuantitativo se intenta referir una imagen lo más aproximada posible a la realidad. A través de una foto se pueden ver distancias entre objetos, colores, identificar lugares y personajes, etc. es una aproximación matemática a la realidad. Los hechos se cuentan como se cuentan los números, quizás léxicamente hay un paralelismo entre el mundo meramente cuantificable y los hechos, no existe valoración alguna solo una enumeración de actos. El lenguaje político se encarga de trasladar la lógica a la respuesta. Al hablar de ideas entra a formar parte del repertorio de preguntas ¿Por qué? Y la pregunta de ¿cómo? viene a reivindicar un aspecto más subjetivo y razonable. Dentro de estas ideas existen pues innumerables factores más relacionados con la filosofía, la interpretación de la realidad, la religión, la política, la psicología, la sociología.

            Existen pues dos mundos antagónicos que nos ofrecen dos puntos de vista de la realidad totalmente diferentes:

Por una parte el mundo cuantificable nos pretende dar una imagen de perfección, de armonía en el universo interrelacionado con unas leyes físicas, baste con decir que una operación matemática tiene una solución posible o no la tiene, y en caso de tener infinitas, las tiene, solamente el factor tiempo nos impide calcularlas. Es el mundo de los hechos demostrables a través de la praxis o de la simulación de fórmulas magistrales.

Por otra parte está el mundo de las ideas que nos adentra dentro del mundo de la reflexión en la que las teorías que pueden ser infinitas, entramos en el campo de la imaginación que es un campo inagotable, no cuantificable. Y el hombre en este campo es en el que se le escapa el control, en el que las teorías se confrontan y se contradicen, en el que no existe un mundo perfecto sino el caos. Entramos pues en el campo de las convicciones, que es, según el diccionario, convencimiento, seguridad de una cosa. Aprendemos pues a trillar de este mundo complejo de paradojas las que nos resultan más acordes con nuestras circunstancias o nuestra cultura.

El mundo de las ideas incita también a sentimientos y estos mismos a su vez también pueden crear otros sentimientos.

El hombre pues, aprende el concepto de equilibrio, que es un concepto matemático de estabilidad entre fuerzas opuestas y lo aplica al mundo de las ideas, intentando de esto crear una armonía vital lo más coherente posible entre los dos mundos paralelos, intentando la realización del ideal de perfección de lo cuantificable. Lástima que los baremos de la existencia humana se rijan por valores como el éxito, el reconocimiento social, la capacidad para gestionar personas -en definitiva sentimientos ¿?-, el dinero, el poder, dejando a un lado los valores intrínsecos de hombre como persona -los sentimientos ¿?-.

En este momento habría que hacer mención del mundo de la religión. En este maremágnum de ideas la religión ha sido parte importante de la humanidad. Desde siempre el hombre ha creído ver a unas  fuerzas superiores que de alguna forma nos han ofrecido una realidad en la que discurrimos temporalmente. Las fuerzas de la naturaleza fueron los primeros Dioses, por el poder que contenían en un mundo eminentemente agrícola y ganadero. Y luego a través del hombre se nos han tendido puentes desde ese mundo imaginario que está por encima de nosotros (listado de todos los profetas habidos y por haber). La religión está basada en la fe, que es una de las contradicciones más fuertes con respecto al mundo de las ideas, ya que la fe es creer en algo porque si, sin razonamiento alguno. Por eso la religión es a mí entender una forma muy importante de explicar el desarrollo de civilizaciones, las costumbres sociales, los cambios evolutivos de este mundo que nos rodea. Yo creo en la fe que es real no en las instituciones que al estar hechas por el hombre son imperfectas porque los hombres se equivocan y materializan a un Dios en vez de ejercer un trabajo para él.

Llega pues el momento de la tercera instancia, la más alta, la más humana, la más etérea, pero sin embargo la más fuerte. El mundo de los sentimientos y/o emociones es el mundo que provoca al hombre un mayor grado de autonomía, de personificación, de introspección, de análisis interno.

Sentimiento: Acción y efecto de sentir. Impresión que causan en el alma las cosas espirituales. En psicología: Estado afectivo que acompaña a los fenómenos del conocimiento y de la apetencia.

 

            En el fondo toda conducta humana es reacción de un sentimiento, pero a veces los sentimientos son más elevados que las palabras y entonces utilizamos el lenguaje del mundo de las ideas para analizarlos. Vamos a intentar analizarlos:

1º-Por una parte los sentimientos forman parte de unos valores instintivos; el instinto maternal, el amor y el afecto hacia un hijo, por ejemplo, son una cuestión generalizada entre todo ser viviente, sea o no humano, (excepto en los reptiles cuyo cerebro no se ha desarrollado de la misma forma que el resto).

            2º-Por otra parte son uno de los elementos más personificantes y más subjetivos que dotan al hombre de una singularidad en este mundo social que hasta ahora estábamos describiendo. Le dota de esa unicidad que lo hace poseedor de un mundo propio al margen del mundo real, un mundo a veces imaginario y más relacionado con conceptos como el alma y la consciencia.

            3º-Es muy importante subrayar que es una instancia más elevada que el mundo de las ideas. El mundo de las ideas es un mundo con normas establecidas por el hombre (me refiero al lenguaje), es un proceso de análisis externo o interno a través de un medio externo. En cambio el mundo de los sentimientos es un análisis interno y externo, pero a través del propio ser humano, ya sea físico o psíquico. Y el análisis referido al sentimiento es más una pura reacción, es una respuesta a la realidad, es una interpretación espontánea de la realidad.

            4º-El sentimiento está relacionado con el sentir y éste está relacionado con el sentir de los sentidos, ya vemos pues que el mundo de las ideas establece correlaciones entre conceptos que hay que aclarar. El sentido de una cosa puede ser el razonamiento de una cosa, en este momento vemos como a veces las palabras no nos permiten explicar unívocamente conceptos, al contrario nos los mezclan, éste no es el sentido, y valga la redundancia, que queremos expresar. En relación a los sentidos esta concepción de sentimiento nos relaciona con el mundo cuantificable y nos permite traducir de alguna forma todo lo matemático a un mundo espiritual (más relacionado con la religión) o cognoscitivo (en cuanto a la capacidad de conocer a través del lenguaje del mundo de las ideas, no referido al conocimiento) o del mundo de la consciencia (por no utilizar un concepto religioso como el espíritu).

            Haciendo pues una integración de todos los conceptos, vemos que el hombre fotografía la realidad, la analiza y la comparte con el mundo a través del mundo de las ideas y reacciona en un proceso interior para interpretar individualmente esa realidad provocando reacciones que podríamos denominar sentimientos. En nuestra vida aprendemos de este proceso y vamos acumulando información que nos va dando el mundo de las ideas que cada vez son más pesadas. Por otra parte el mundo de los sentimientos sufre también cambios y fija en la memoria reacciones anteriores proyectándolas hacia la realidad del presente, es la maduración emocional del hombre. Así el hombre acaba por tener una balanza en la que por una parte pesa el mundo de las ideas con su particular lenguaje e interpretación de la realidad y por otra el mundo de los sentimientos, que nos dictan reacciones que pueden ser contrarias a un mundo antagónico, el establecido por ley. Hay que decir que primero es la mente emocional la que ordena a nuestro organismo antes que la mente racional, en los animales se ha descubierto que la velocidad llega a ser la mitad, pero según sea el caso la respuesta puesta en acción puede ser una u otra.

En ingles hay una expresión que es I feel like, que quiere decir me apetece, pero la traducción literal de feel es sentir. Esos sentimientos son pues lo más profundo del ser humano que proyecta un concepto individual, dentro de un sistema establecido.

            El proceso de maduración de este homo sentimentalis se traduce pues en la perspectiva de cómo evoluciona el aspecto emocional en las personas a través del tiempo, volvemos pues a interrelacionar una variable cualitativa enfrente de una variable cuantitativa. El mundo de los sentimientos pues se traduce por la interpretación de experiencias vividas y revividas (en el sentido del recuerdo), y por la transformación de los sentimientos, de su intensidad y su cualidad a lo largo de una vida.

            Los sentimientos están analizados por el mundo de las ideas, y dentro de ellos existen sentimientos conceptuales definidos como angustia, miedo, amor, ira, etc. Y sentimientos que nos conducen a evocaciones más físicas y palpables de una realidad, el sentimiento hacia un cuadro en el que se intenta ver una imagen del pasado, el sentimiento hacia una canción que evoca momentos felices, etc. Son, más que nada, paralelismos y evocaciones de otros sentimientos en el momento en el que no encontramos un lenguaje para traducirlos a palabras creadas dentro del mundo de las ideas.

Se produce entonces un eco sentimental procedente del mundo de las ideas y de lo cuantificable.

Las múltiples convicciones de un mundo con unas reglas preestablecidas, yo debería ser una persona así, con trabajo, responsabilidad, familia, y ganando dinero X, etc…

            A la reverberación de una voz por causa de unas montañas se le llama eco, pues denominaremos eco sentimental al proceso mediante el cual va cambiando y evolucionando el mundo de los sentimientos en nuestro interior. Son ecos que retumban en nuestra mente y nos devuelven a través del mundo que nos rodea recuerdos y nos provocan interpretaciones distintas de la realidad.

            Los ecos sentimentales forman parte de un mundo imaginario que se establece en soledad, en soledad con uno mismo y con su mundo que seguro que es diferente al de otra persona, porque sencillamente el mundo de las ideas es muy amplio y no hay dos personas con una vida idéntica. La vida es única. La soledad del mendigo, la soledad del loco, la soledad del anciano desvalido, la soledad del inmigrante, incluso la soledad del poderoso,  son soledades que provocan emociones que revierten en su sombra, como las sombras de un árbol solitario en medio de una sabana. No se pueden proyectar al exterior por carecer de sentido, son vivencias en el aislamiento de la incomprensión.

            Los ecos sentimentales nos hacen parecer más fuerte en la medida en que avanza nuestra edad, y tendemos a que sean limados como un rio erosiona los cantos rodados, de esta forma se atenúan su efecto. Es un extremo mas es el límite del eco sentimental.

            Si medimos cuantitativamente y cualitativamente los ecos sentimentales podemos distinguir varios tipos de ecos emocionales.

Los ecos sentimentales de reverberación intensiva y permanente se convierten en obsesiones. Allí es donde tales reverberaciones suelen no comportar una modificación y no encuentran una forma lógica de comprenderlos o asimilarlos de alguna forma.

El homo sapiens (o sea que sabe que posee el conocimiento del mundo de las ideas, que ha adoptado un lenguaje) habita la tierra en su último periodo, pero ya por naturaleza el homo sentimentalis también existe coetáneamente en el tiempo, es una lucha de poder que se ve reflejada en los anhelos y las ilusiones que permiten al hombre sobrevivir en un mundo preconcebido por la historia. ¿Qué hubiera pasado si no se hubiera descubierto el fuego? ¿Qué hubiera pasado si no se hubiera descubierto el petróleo como fuente de energía? ¿Qué hubiera pasado si no existiera la electricidad? ¿Qué hubiera pasado si no existieran los televisores? El mundo podría haber sido diferente al de cómo es hoy y el homo sapiens podría saber otras cosas, podría ser totalmente diferente. ¿Qué hubiera pasado si el agua inundara la mayor parte del planeta? ¿A los hombres les habrían crecido escamas y aparecido branquias? ¿Se le habrían transformado los ojos para adecuarse a la visión subacuática? No cabe duda de que el homo sapiens sería otra cosa, conocería quizás otras cosas, pero ahí permanecería todavía el homo sentimentalis, que tiene la capacidad de sentir.

Emoción: = resultado de sentimientos. Emoción viene de movere: verbo latino más el prefijo e: mover hacia implica una tendencia a la acción, diferencia entre sentimiento y emoción, sentimiento es pasivo y unipersonal más intimo no son controlables, las emociones conllevan fisiología más activa, expresiva y exterior, a priori pueden ser más controlables. Sentimiento de culpa no emoción culpable. Estar emocionado :expresarse.

 

 

 

Escena A- Arma & Rubio

Un maletín negro es colocado sobre una cama deshecha, es una habitación de hotel impecablemente decorado, madera noble y moderna con una reproducción de un Miró en una de las paredes. Es abierto cuidadosamente, en él una estructura metálica con un pequeño torno, con un aterciopelado fondo en el que hay unos extraños dardos en un estuche refrigerado a modo de pequeña nevera, que parecen abiertas, utilizadas. Unas manos con guantes quirúrgicos colocan cuidadosamente el casquillo en el aparato sobre el que se dispone a rellenarlas con una substancia verde. Los brazos están adornados con una buena camisa de algodón egipcio de color rosa pálido y tienen dos gemelos con las iniciales RF. Tras inyectar en ellos el extraño líquido de color verde la maleta es cerrada y guardada cuidadosamente en una caja fuerte. Un arma es cargada con dichos proyectiles y enfundada en una cartuchera. Entonces nuestro personaje se dispone a arreglarse con una corbata de pata de gallo rojo de una seda muy cuidada es dispuesta alrededor del cuello con un lazo doble con un nudo grueso. Encima un traje gris elegantemente cuidado. Una cabellera rubia nos delata algún aspecto físico de nuestro intrépido y fornido  personaje que coge un llavero y sale de la habitación, va al ascensor y pulsa el botón del parking. Una vez ya en el aparcamiento se dirige a una ranchera de lunas tintadas, modelo grande, estilo americano. ¿Dónde va nuestro extraño personaje y que misión oculta tiene?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

B- Escena flash despacho-colores.

Un paraíso se abre ante nuestros ojos, un paraíso de calma y quietud, a lo lejos el mar azul, el horizonte. Unas ventanas enmarcan nuestra visión haciéndola más acotada y menos real, más parece ser una foto o una película.

Estamos en los apartamentos de la cima del hotel Arts de Barcelona, propiedad de los japoneses y a nuestros pies en ese despacho la playa de Barcelona y el mítico pescadito, al lado de la piscina de agua climatizada situada en una de las plantas inferiores del hotel. El mar en su majestuosa inmensidad en el horizonte. Un despacho y el inevitable sillón de oficina extracómodo de color gris, color pasión de su propietario, que no nos permite ver más que un brazo vestido con traje, una manga con unos gemelos, que no son de color oro, el oro siempre fue la equivalencia de la riqueza, del poder, el amarillo es un color fuerte, chillón, desvergonzado, incluso pretencioso, que siempre me ha producido nauseas visuales. En cambio el color del platino, mate, siempre me ha parecido una instancia más elevada más sublime, más conceptual, más tímida y reservada. Aunque con mayor valor no se diferencia mucho de la plata. No tiene premio en el escalafón, no necesita ser refrendado ni cuantificado ni ordenado, no tiene número posicional. Las matemáticas siempre han sido una ciencia exacta en la que uno más uno siempre suma dos. En cambio la aproximación al platino es más literaria, más explicativa. Y la ausencia de su brillo la hace entrar en el anonimato y la reserva.

Encima de la mesa se despliegan dossiers de múltiples colores, sin letras, pero con un buen número de documentos en su interior. Cada carpeta de un color diferente para varios temas. Por ejemplo se ve uno blanco con el título Paz mundial.

En el exterior de la puerta, en la parte superior tres luces una verde una naranja y una roja a modo de semáforo justo al lado de la secretaria que franquea el  lado izquierdo de una gran puerta doble. Esta idea fue prestada. En sus tiempos jóvenes tuvo la oportunidad de viajar y conocer gente de diversos países y una punky le explico que tenía un amigo, que coloco un semáforo real en la puerta de su casa. Cuando el timbre era accionado la respuesta era siempre un color. El rojo significaba que no era un momento adecuado para una visita, y todos sus amigos sabían que el color rojo solía coincidir con las drogas, estaba muy enganchado y los viajes con todo tipo de substancias que solía hacer generalmente en solitario o acompañado de muy pocas personas respondían a una privacidad que anhelaba en esos momentos que para él podían llegar a ser los más íntimos, respondían también a la idea de peligro y la prohibición expresa de cualquier interrupción. El naranja correspondía generalmente con los encuentros sexuales que muy a menudo mantenía con infinidad de mujeres, o los momentos de la comida en los que no soportaba ser interrumpido. El verde era el color del acceso directo al portal. Nuestro rojo en este caso era prohibición total y absoluta para acceder a la sala, el naranja era consultar con la secretaria y el verde era un acceso directo, aunque la secretaria preguntaba siempre por las intenciones del visitante. De todas formas existían determinadas personas que podían pasar aun con las luces en rojo y naranja. Este era el caso de nuestro amigo el rubio, que elegantemente vestido entra en el despacho con una luz naranja, deberá ser alguien especial...Un maletín del que saca dossiers de múltiples colores:

Cada color corresponde a un tipo de asunto o a una zona geográfica diferente del planeta. Rojos en diversos tonos, azules, verdes, amarillos, negros.

Anexo a las salas dicha sala están las salas puras. Salas pura: La sala pura es una sala en la que se pueden encontrar efigies de muchos tipos de dioses de todo tamaño y procedencia. Y más allá la sala de yoga, meditación donde se practica el tai-chi y el yoga en varias de sus modalidades. Varios yoghis están como petrificados en estas salas al lado de una botella de agua. Allí en dicha sala suele encontrarse Juan un monje encapuchado que cada día reza en una lengua y religión diferente.

            Juan se dispone a hablar con nuestro intrigante personaje:

            -Se tendrían que poner de acuerdo los cristianos católicos, los ortodoxos y los protestantes. Hemos descubierto que la Santísima Trinidad tiene un paralelismo con la técnica de secta, por eso los musulmanes dicen que solo hay un Dios no tres. Habrá que ver cómo hacemos con los fieles que es lo más importante.

            -Tenemos que hablar con los representantes. Lo antes posible. Prepara citas ya. ¿ok?

            -Así se hará.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

C- El encuentro.

Era una noche clara y estaba escribiendo unas notas en el despacho triangular de la casa del final de la Villa Olímpica, la que da al cementerio y tiene unas vistas espectaculares hacia el final de la villa olímpica hacia el Norte, con la concentración mirando a las estrellas que rodeaban aquel aritmético lugar. De repente una luz comenzó a brillar superando en intensidad a todas las demás estrellas y se movía de lado a lado. De repente sentí una atracción especial hacia aquello que ya sabía no sé porqué me llamaba a la playa desesperadamente. Cogí el gabán y baje abajo y me encaminé hacia la playa donde poco a poco se acercaba aquella cada vez más grande luz cegadora. Lo que en principio era una mezcla de miedo y de curiosidad se tornaba en mi mente tranquilidad y una serena espera, era como un mensaje mental de “aquí no pasa nada”. Poco a poco la luz se fue tornando forma, forma de una olla antigua con cuatro patas y con un círculo en medio de la gran bola iluminada por todos sus cantos. Disminuyó repentinamente su velocidad hasta la de una aeronave terrestre. Se posó sobre la arena justo al lado de la orilla. Y yo sentí una llamada y una transmisión de serenidad y de paz. ¿Era telepatía o que era lo que mi mente pensaba? Estaba a punto de descubrirlo. Unos motores impulsores dejaron de funcionar y las luces se fueron apagando hasta dejar solo unas de colores en los que predominaba el rojo oscuro situado en el círculo que circunvalaba la gran olla definitivamente extraterrestre. Bajo una gran luz blanca de repente a modo de escalinata y sentí un “Ven, queremos hablar contigo” Cada vez me daba más cuenta de que eran mensajes procedentes de lo que contenía aquella esfera. Yo estaba a cien metros y comencé a avanzar hacia la base de ese haz de luz a modo de pasarela. No sentía miedo sentía ni curiosidad sentía confianza, estaba como hipnotizado. Llegue a la base del haz de luz y di un paso dándome cuenta de que como un haz de energía que se convertía en un puente materializado. Comencé a subir hacia el orificio hexagonal del que surgía foco de energía en la base de la olla. Sentí el calor subiendo por todos los poros de mi piel, y llegué sin miedo al hexágono. La intensidad lumínica era cegadora y tenía que pasar la barrera y la paseé, ya estaba dentro, de repente entre la luz sentí una energía que me agarraba por la cintura y me colocaba en posición horizontal en un suave giro en un espacio extraño para mí, estaba flotando en la nada. A mi espalda la puerta hexagonal se cerró a mi espalda y pude ver entonces el interior: Un gran espacio vacío y tres seres que me saludaban amablemente con su mente, entonces ya no tenía dudas era telepatía. Los seres eran andróginos con una cabeza prominente y de un color crudo. Un gran ojo presidía aquellas monstruosas cabeza, no tenían ni orejas, ni boca pero pensaban, y conseguían a través de su supuesta mente transmitirme ideas y sentimientos. Entonces escuche desde su voz “mental una fantástica historia…

-Hola, somos seres de este planeta pero nos tuvimos que ir. Hace muchos, muchísimos años, por eso conocemos tu idioma pero hemos evolucionado y hemos cambiado físicamente. Hace millones de años existíamos y habitábamos una zona del Perú, y nos transmitíamos como ahora con el pensamiento pero apareció el vicio y el odio, y nos sumimos en una guerra fratricida ya que no podíamos esconder nuestros sentimientos y nuestros pensamientos por ello nos extinguimos en la tierra todos menos unos pocos que creíamos en la verdad y en la positividad de la vida y no teníamos ya espacio en este planeta y antes de perecer huimos, ahora vivimos lejos, muy lejos de aquí y hemos desarrollado tecnología para volver y ayudaros a vivir en paz y armonía, por eso te hemos elegido a ti como representante de la verdad suprema, de la armonía y de la paz entre la dictadura de lo que vosotros llamáis religión y cultura. Nosotros creemos en el positivismo y en la armonía y en la paz, vosotros creéis en la lucha aunque sea defensiva, nosotros ya lo hemos superado, la guerra en nuestro planeta no es concebida sino como la única catástrofe que nos aniquilaría a todos. No hace falta que digas sino solo piensa cuales son tus deseos y si compartirías con nosotros dicha misión.

-¿Como podía negarles la verdad que yo también proclamaba?, ¿Cómo podía negarles la paz que yo anhelaba? No cabía duda de que ellos sabían de nosotros los terrestres y concretamente de mí como humano y como profesional. Por ello la respuesta era obvia y por ello me habían escogido a mí. Pensé que no podía negarme y pensé que estaba en sus manos.

-No tiene sentido que hagas presuposiciones pues para nosotros es un pensamiento en voz alta. Te vamos a dar unos compuestos químicos que te van a ayudar en tu concentración mental y en tu rendimiento físico, y notarás diferencia en un par de días, no te asustes si tu cabeza va más rápido de lo normal y si tu físico te desborda.

Note pues en mi pecho como una lámina fría cubría mi corazón y se confundía y fundía en mi piel. A los escasos minutos sentí que aquello acababa y se despedían de mí.

Solo recuerdo mi despertar como algo vivido y real a las siete de la mañana, con una lucidez sorprendente, parecía que había dormido diez horas. Y recordé como un sueño lo relatado anteriormente, entonces recordé mi pecho y lo miré donde había una marca cuadrada de cuatro centímetros cuadrados de superficie.

Aquello no había sido un sueño, pensé por un momento como había llegado de nuevo a mi cama pero me di cuenta de que todo estaba planificado, en mi mente había una frase: Los cuatro acuerdos, y me levanté corriendo en busca de mi ordenador, abriendo el explorador con prisa. Busqué los cuatro acuerdos y encontré un antiguo libro que hablaba de una antigua civilización, la de los toltecas, localizados en el Sur de México conocidos como “mujeres y hombres de conocimiento”. Los antropólogos han definido a los toltecas como una nación o una raza, pero de hecho eran científicos y artistas que formaron una sociedad para estudiar y conservar el conocimiento espiritual y las prácticas de sus antepasados. Y sobre ello un libro titulado los cuatro acuerdos.

Los cuatro acuerdos para con la vida son los siguientes:

1er Acuerdo: Sé impecable con tus palabras:

Es el más importante pero el más difícil de cumplir: Mediante las palabras expresas tu poder creativo. Tu intención se pone de manifiesto, lo que sueñas, lo que sientes y lo que realmente eres, lo muestras mediante las palabras. Según como las utilices te liberarán o te esclavizarán. El miedo que pueden infundir las palabras suele ser el arma de doble filo que éstas tienen. Cuando eres impecable quiere decir que asumes la responsabilidad de tus actos, pero sin juzgarte ni culparte. Ser impecable significa utilizar tu energía correctamente, en la dirección de la verdad y del amor por ti mismo. La mentira es un mal aliado y solo la verdad nos hace libres. Los chismes son un veneno muy mal consejero.

2do Acuerdo: No te tomes nada personalmente.

El motivo que te tomes las cosas personalmente está basado en la “importancia personal” que te das, es la máxima expresión del egoísmo porque consideramos que todo gira a nuestro alrededor, porque nos hacemos responsables de todo lo que pasa. La inmunidad a toda la basura emocional es un don de este acuerdo. Cuando no nos tomemos las cosas personalmente lo que se diga de nosotros no nos dañará. Hacer de los problemas externos una situación ajena a nosotros nos ayuda a sobrevivir. Y el enfadarse también es una cuestión de miedo, de miedo a lo ajeno. Si no te tomas las cosas personalmente te ayuda a romper muchos hábitos y costumbres que te mantienen atrapado en el sueño del infierno.

3er Acuerdo: No hagas suposiciones.

Normalmente tendemos a hacer suposiciones, pero al hacerlo creemos que lo que suponemos es cierto, al hacerlo nos lo tomamos personalmente, los culpamos y de ello enviamos nuestra basura emocional en forma de palabras, así nos buscamos problemas. Solo vemos lo que queremos ver y oímos lo que queremos oír, es nuestro sueño personal. Hacemos suposiciones para sentirnos seguros, no nos suele importar si estamos en lo cierto o no todo es por la necesidad de saber aunque no nos hayamos comunicado como debería. Suponemos que todos los demás piensan, sienten, juzgan, y maltratan como nosotros hacemos. Y esa es la razón por la que nos da miedo ser nosotros mismos, porque creemos que nos juzgarán, nos harán sus víctimas y nos maltratarán como nosotros hacemos y al hacerlo nosotros somos los primeros en rechazarnos a nosotros mismos. La solución antes de suponer es preguntar y saber a ciencia cierta y despejar dudas sobre la realidad no supuesta sino confirmada.

4to Acuerdo: Haz siempre lo máximo que puedas.

De esta forma no te juzgarás en cada momento en que irán cambiando tus capacidades de acuerdo con las circunstancias. Pero no hay que trabajar esperando la recompensa hay que sentirse felices en el camino, en la búsqueda, sino el camino resulta frustrante y la recompensa no ejerce su objetivo pleno. Así si nos gusta lo que estamos haciendo nos sentiremos felices y plenos, nos divertimos y no nos aburrimos. Así no le das la oportunidad de ejercer al juez y sentenciarte como culpable de todo, de esta manera no hay reproches, no te repercute negativamente. Emprender la acción es estar vivo y disfrutar de ello. Tienes que dejar ir al pasado para disfrutar del presente. No te exijas la perfección pero lucha por los tres acuerdos anteriores y tu vida se irá transformando. La práctica te convertirá en un maestro así aprendiste todo lo que sabes. Tal como nos enseñan los toltecas, la recompensa consiste en trascender la experiencia humana del sufrimiento, y convertirse en la encarnación de Dios. Hoy es el principio de un nuevo sueño el intentar cada día respetar esos cuatro acuerdos.

5to. Romper viejos acuerdos.

Los niños son felices porque ni les importa el pasado ni el futuro, son libres, juegan y disfrutan. En cuanto nos programan dejamos de ser felices, porque nos sentimos juzgados y victimas de todas esas normas que nos enseñan. Es hora de liberarse de todas estas ataduras y de sentirte también feliz. Las responsabilidades aprendidas no nos dejan ser libres y las tenemos que superar. Estamos domesticados para hacer felices a los demás y no hacernos felices a nosotros mismos. El juez y la víctima dirigen nuestra vida y el primer paso para liberarse es darse cuenta de que no somos libres. La libertad que buscamos consiste en utilizar nuestra mente y nuestro cuerpo en vivir nuestra propia vida en lugar de la vida de nuestro sistema de creencias, podemos pasar de vivir en un infierno permanente a un cielo en vida.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1: Presentación Judith-Colegio.

La luz entra por una vidriera gruesa que deforma las imágenes de su otro lado, traspasando irrealmente ese vidrio se pueden apreciar unos pequeños zapatos rosas. Parece ser el diario peregrinar de los pequeños en una escuela, por la mañana, acompañados por sus padres.

La visión de la escena intenta estar a la altura exacta por lo que el punto de vista no se despega de poco más de un metro y medio del suelo. La mirada se fija vagamente a ambos lados alternativamente, en ellos los chavales ajenos al horario vespertino ya han comenzado sus juegos y pelean pos las batas que están dispuestas en los colgadores colocados a lo largo de este ancho pasillo. Nuestro personaje no intenta enfocar en demasía, más que nada parece tomar un vago contacto con el nuevo día. Una mirada a una pequeña mano derecha en la que cuelga una muñeca parece ser el único punto real de interés de nuestro pequeño personaje. Fuertemente asida la muñeca va de un lado para otro a ritmo más acelerado del habitual. El plano del lado opuesto es una mano cuarentona con una señora alta con tacones, muy seria, híper maquillada con un blanco demacrante y un rojo intenso en sus labios y con un moño y unas gafas verdes chillón muy angulosas, vestida de obscuro. Su mirada decididamente al frente, seria al parecer pensando en los quehaceres de una nueva jornada laboral parece ignorar a la pequeña mano que la une.  El camino finaliza, justo enfrente del vidrio iluminado por el sol. En ese momento aparece la profesora que pacientemente espera comenzar otro día más de clase junto a nuestra pequeña y los demás niños, una vez resueltas las primeras disputas entre ellos.

Una vez dentro del aula se dirige nuestra visión hacia el asiento de nuestra pequeña, se sienta guarda la muñeca dentro del pupitre, pero por poco tiempo, ya que de repente la atención sonora va disminuyendo hasta llegar al silencio, en el preciso instante en el que vuelve a aparecer la muñeca de manos de la pequeña para fundirse en un cariñoso abrazo. El mundo parece dejar de funcionar en ese preciso instante y se convierte en un tiempo inanimado, solitario e intimista.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2A- Lucía y Judith.

            Unos pequeños pies balanceándose en una silla que parece alta para la persona que se sienta en ella. Unos pequeños botines de color azul con unos calcetines de color malva. Una pequeña falda de color azul y un jersey amarillo de. Al lado y sobre una pequeña mesilla blanca amontonadas unas cuantas revistas de cotilleo y apoyadas la mano derecha y la inseparable muñeca. Judith está esperando en una sala.

            Una persona en un despacho adyacente espera, con el pelo lacio, con una bata blanca enorme, ella es bajita, con unos enormes ojos verdes y con una cola recogiendo su pelo.

            Se abre la puerta y entra la secretaria:

            -Lucía, Judith está esperando, ¿la hago pasar?

            -Si por favor Mercedes, adelante.

            Mercedes cierra la puerta atraviesa su despacho en la entrada y se dirige a la sala de espera.

            -Judith ya puedes entrar Lucía está esperándote.

            Judith da un salto y se presenta en el despacho de Lucía.

            -Hola Judith ¿cómo estás?

            -Bien y usted.

            -Bueno me dice tu tutora en el centro que no juegas con las amigas, estás sola en el patio y solo juegas con tu muñeca.

            -¿Saco buenas notas no?

            -Si de eso no tengo quejas, sacas muy buenas notas, pero es porque  estudias, pero me dicen todas tus profesoras que no atiendes en clase, que siempre estás despistada. ¿Qué tienes que decirme a esto?

            -Bueno pienso cosas y son muchas y a veces no me da tiempo a pensarlas todas.

            -Bien y ¿en qué piensas?

            -En mis padres y en el accidente.

            -Que recuerdas exactamente de todo ello, ¿te apetece contármelo?

            -Yo me acuerdo que estaba jugando con mi muñeca y mis padres comenzaron a discutir como lo hacían muchas veces, y de repente el coche volcó y vi a mis padres con mucha sangre, yo también sangraba pero los llamé y ninguno de los dos me contestaba. Enseguida vino un chico y rompió el cristal de la ventana donde estaba yo. Me sacó por la ventana y me tapó con una manta. Vino una ambulancia y me llevó al Hospital, esa fue la última vez que vi a mis padres.

            -Es la primera vez que lo cuentas ¿y por qué ahora?

            -Porque les echo de menos y me aburro sin ellos, quiero que vuelvan. No quiero estar en el este centro más. Allí me encuentro sola y quiero a mis padres conmigo.

            -Hace dos años te conté que tus padres no podrían estar contigo nunca más, que se murieron en el accidente y tu no lloraste ni me dijiste lo que me dices ahora. ¿Qué ha cambiado desde entonces?

            -Nada, pero no me acostumbro no se vivir sin mi madre, ni mi padre, solo quiero a ella la única persona que me quiere de verdad (indicando a su querida muñeca).

            -Todos te queremos ayudar Judith pero no te relacionas con nadie, y tienes que vivir con las personas con las que te ha tocado vivir, te tienes que acostumbrar.

            -Yo la quiero a usted, porque no vivo con usted, ¿no me quiere usted?

            -Si claro que te quiero pero yo soy tu psicóloga y eso es lo que soy, tengo que ayudarte a vivir con los demás.

            -No quiero vivir con los demás porque no me quieren. No quiero vivir con nadie, nadie me quiere como mis padres, no me importan nada nadie, no confío en nadie. Tú no me quieres tampoco, no sé lo que es querer a nadie ya lo he olvidado.

            -Todos estamos luchando por ti para que el día de mañana vivas tu vida pero tu estas en un mundo aparte. ¿Te das cuenta?

            -Yo estudio y me gusta aprender pero he dejado de confiar en las personas, solo creo en mi vida, en mis padres, ellos sí que me querían y me cuidaban cada día, tenía mi habitación, mis juguetes, mis amigas y ahora ellas ya no están tampoco ¿donde está todo el mundo? Nadie me quiere a mí.

            -Tus compañeras han intentado hablar contigo me consta.

-Me aburren y son muy niñas no saben lo que yo he pasado, nadie me escuchó, solo tú.

            -Necesito que intentes estar bien con tus compañeras, necesito que te comprometas a intentarlo, necesito que des pasos hacia delante. Sé que te gusta aprender y también puedes aprender de los demás ¿o no?

            -Todo lo puedo encontrar en los libros y ellos no me hacen daño, no me mienten, no se meten con ella (señalando a su muñeca).

            -Pero la gente también forma parte de la vida y también puedes encontrar en ellos gente que te valorará y te enseñara. Tienes que comunicarte más con todos ellos. Me prometes que harás un esfuerzo por escuchar mis palabras y hacer algo al respecto.

            -Bueno si no queda más remedio intentaré pero y si no resulta y no me hacen caso como hasta ahora ¿qué pasará?

            -Tú haz un esfuerzo continuaremos hablando más adelante, no puedo estar más tiempo contigo hoy tengo un día muy ajetreado, pero te prometo que nos veremos pronto. Cuídate Judith. Hasta la próxima. Dame un beso.

            Judith baja cuidadosamente de la silla desde donde sus pies se cuelgan, bordea la mesa y abraza a Lucía.

            -Solo tú me abrazas y me besas.

            Lucía acaricia el pelo de Judith.

            -Aunque no te lo creas te quiero mucho, venga Judith al patio y ya sabes lo que tienes que hacer.

            -Adiós Lucía. Hasta pronto.

            Judith se dirige a la puerta alza su mano y la abre, dice adiós con la mano, la puerta se cierra tras ella.

            -Adiós señorita Mercedes -dice a la secretaria-

            -Adiós Judith.

            Judith sale del pequeño despacho de la secretaria y coge un enorme pasillo, de nuevo comienza a hablarle a su pequeña muñeca y el silencio vuelve a invadir los oídos de nuestra pequeña protagonista.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

2B- Carta a Lucía psicóloga.  

Una mirada a través del la ventana de un autobús, con gente a rebosar y una preciosa cara sin maquillaje, con unas profundas ojeras obscuras, que hacen su mirada muy penetrante, tras unas gafas redondas, con un abrigo de color azul obscuro y una blusa blanca, es Lucía. El pelo recogido, y un bolso cuidadosamente posicionado sobre sus faldas. Llega una anónima parada en la que baja, y tras apenas cien metros un viejo portal en una calle secundaria, accediendo a un habitáculo frío y oscuro en cuyo fondo espera un ascensor de madera, con una estructura metálica antigua semidesnuda. El cuarto piso al que se accede a través de ese lento elevador. Una puerta antigua da paso a un despacho mínimamente decorado, eso sí con paredes recién pintadas de blanco, que le dan un gran espacio, al que también contribuye el alto techo. La salita de estar con cuatro muebles de origen antiguo con gruesas piezas de una madera muy obscura, al fondo su lugar privado. Donde una gran mesa de la madera espera, casi vacía por completo.

Abro mi ordenador para recibir el correo de las múltiples asociaciones a las que pertenezco, para ver si hay algo que me atraiga la atención antes de comenzar con las visitas. Una cantidad inmensa de mensajes cuyo contenido ya conozco, y entre ellos uno personal, que no logro identificar:

            “Apreciada doctora,

Existen razones de peso -de las aquí expuestas- para mantenerme de momento en el anonimato.

Desearía poder encontrar explicaciones y respuestas que me permitan entender ciertos comportamientos propios, e idear caminos en mi mente para poder superar pensamientos obsesivos recurrentes que obligan a una persona a solicitar una ayuda como la suya, en el momento en que se sufre por ello. El hecho de un contacto físico puede suponer limitaciones y prejuicios que quisiera de momento dejar de lado me hacen proponerle una consulta a través de este medio, resultando de esta forma objetivizar nuestras opiniones. De momento le sugiero me indique cual es la forma de comenzar a desarrollar nuestros encuentros virtuales.  De momento usted no puede localizarme desde ningún otro medio que no sea este e-mail que le estoy enviando, permaneciendo así a la espera de una respuesta satisfactoria por su parte.

Agradeciéndole de antemano la atención que pudiera prestarme, le saludo atentamente,

            “Un admirador.”                   

La verdad es que conociéndome la respuesta negativa es del todo inadecuada y la imposibilidad de dejar a un lado esa curiosidad que me produce que hay detrás de tan extraño mensaje, no puede ser diluida con facilidad. Leo y releo el mensaje y quiero contestar aunque un miedo terrible invade a la duda.

Me levanto cerrando el correo y me preparo un café bien cargado, en una cafetera vieja de las de siempre. Me lo sirvo y cogiendo la taza, asida con ambas manos, me pongo a observar por la ventana el patio al que da ésta. Pensando en ese mensaje. Otro vez el silencio, ese silencio ensordecedor de siempre…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

3- Presentación de punky.

Un lugar tumultuoso da paso a una vista panorámica de la avalancha de compradores en una zona comercial. Vemos como discurren a nuestro lado personajes de todos los tipos, colores, alturas...a los cuales pare que queremos seguir como si de una estela personal cada uno emanase un perfume que nos atrae. Pero los perdemos entre la muchedumbre, que los engulle una vez se han alejado unos metros de nosotros. En algunos casos, cuando la estática lo permite, por ejemplo en un semáforo en rojo, un primerísimo plano nos permite observar pequeños detalles de ellas, desde una humeante pipa, un bigote suavemente acariciado o simplemente un pendiente con un pequeño murciélago colgando de una chica vestida de negro con unas grandes botas. Estos mínimos detalles parecen ser el objeto del paseo.

A pocos metros aparece una anciana gitana, con unos grandes aros dorados en sendas orejas y del que cuelgan mucho oro...con dos bolsas repletas de los alimentos que constituyen la compra de subsistencia para una familia de más de cuatro o cinco personas. El peso es evidente y la dificultad al caminar que nos delata un rítmico y forzado balanceo son también muy visibles. Mirando hacia el suelo va hablando, gritando, preguntando y respondiendo algunas frases que no logro entender. Sorteando el muro humano que le va rodeando y alejando de la vista consigo pues un enfrentamiento cara a cara, y entonces una mano con un guante sin dedos parce intentar tocarla. Ella se aparta reivindicando su camino una vez ve que le molesta el paso, al ver que este es cortado en seco alza su cara y comienza a gritar encarándose, al principio es una situación paradójicamente extraña para ella y el tono no es agresivo aunque elevado, pasando rápidamente a un estadio superior de cólera. La mano se aparta dejando vía libre a la pobre ancianita.

Siguiendo el lento pero detallado paseo se abre ante nosotros una Rambla con multitud de árboles, y a los lados calles estrechas con multitud de tiendas pequeñas de toda clase. Una de ellas es escogida para continuar el camino. Es una sensación de frío repentino lo que nos invade  ya que hemos dejado atrás la soleada plaza que nos protegía de la sombra, aunque la temperatura es buena en pleno mes de marzo. Una oscura tienda de objetos de mimbre perdida por el anonimato es el objeto de nuestra mirada, hacia ella pues se dirige nuestro destino. Poca luz en su interior repleto a rebosar de mimbre por todas partes, con una amplia gama de colores tostados. Cestas, sombreros, esterillas, maceteros, canastos de todo tamaño parecen amontonarse sin orden establecido. Sentada en una pequeña silla detrás de un pequeño mostrador una señora con un abultado cabello con un ligero tinte pelirrojo, un suave maquillaje, y unas gafas de pasta antiguas, con los cordelitos de plástico que le permiten suspenderlas sobre su pecho casi cada minuto elabora un artículo que no logramos determinar, y del cual solo vemos multitud de flecos de mimbre que ella entreteje uno a uno. A continuación entra una chica rubia con unos pantalones de pitillo y una camiseta de múltiples colores, con una pequeña mochila, la saluda y se sienta a su lado para ver como realiza su trabajo. Aparece en mí la idea de una madre, se levanta y deja entrever un atuendo con una blusa de color verde apagado con una faja que marca su contorno en una edad cercana a los 50 y en la que los quilos se apoderan de las formas de las mujeres. Una medalla cuelga de su cuello, grande, botines cómodos, de esos que parecen de nuestras abuelas. Ella deja todo su trabajo y al mirar el reloj sale al escaparate para dar un vistazo a ambos lados de la callejuela, en busca del ambiente que haga propicio que su negocio funcione. Justo en ese momento cruzan la calle dos chicos pálidos y rubios con sendas mochilas y aparatosas zapatillas deportivas muy nuevas que en lugar de mirar por la calle están absortos con las casas, los edificios, buscando un sol que ya atardeciendo cuesta de encontrar, son la misma visión pero desde dos ópticas diferentes, ¿cómo es esta realidad que cambia la vida de los que la observamos? Los chicos cruzan por delante de la madre inquieta por una soledad no deseada, y sus miradas se cruzan en un segundo para volver a ser diametralmente opuestas.

 

 

 

4- Encuentro Paco-Judith.

Una cámara se sitúa en la superficie de una gran ciudad y contempla los anónimos paseos de los viandantes en una calle cualquiera. La visión va peinando la superficie, atraviesa la corteza terrestre para adentrarse en las venas de la ciudad que supone los kilómetros de metro y ferrocarril que surcan la ciudad, y de repente van acercando el objetivo hasta ser este un punto muy concreto bajo ese mundo superficial. Son las vías del metro hacia el cual discurre nuestro camino que comienza en la oscuridad y acaba con el brillo artificial de una iluminada estación.

Unas botas en las que aparecen salpicaduras de todos los colores son lo que asoma por encima de las vías cuando se eleva nuestro punto de vista. La cámara continúa con su elevación y nos muestra unos tejanos grises y viejos de una persona sentada en el andén. Una amplia gasa blanca envuelve el torso de nuestro personaje como de una momia se tratase. Una multitud de imperdibles sujetan este entramado, que llega hasta la parte alta del cuello. Una vieja chaqueta de cuero negro cubre en parte a nuestro nuevo amigo. Unos guantes de cuero negros sin dedos nos hacen recordar otro personaje ya salido a escena...Una tez maquillada con un tono pálido, dos pendientes de aro en ambas orejas, una gorra en cuya base hay una cinta de cuadros azules y blancos y con una borla que lo adorna, patillas cortas y en diagonal. Una mirada expectante delata cierta intranquilidad en nuestro amigo, un cigarro encendido y torturado por todos sus dedos permanece en la boca a la espera de una profunda calada.

Al fondo del andén nos encontramos con la famosa señora de oscuro del colegio acompañada de una pequeña de mofletes sonrosados de la que destacan dos coletas rubias. Inconfundible con la pequeña muñeca de trapo, nos acercamos para contemplarla. Pequeña de unos siete u ocho años con los morritos sucios de chocolate que inmediatamente son limpiados por la al parecer responsable de la niña. Un traje azul claro con un pequeño abrigo de grandes botones y unos leotardos oscuros. Ella mira hacia su muñeca o hacia el suelo pero no parecen importarle ni las personas ni todo aquello que va sucediendo a su alrededor. Ambas permanecen de pie a la espera del próximo grupo de vagones pero solo la señora de obscuro parece estar preocupada por la hora. El vagón para y la multitud entra apelotonada en cada uno de los vagones casi ni dejando salir a los quieren abandonarlo. Justo en ese momento un repentino tropiezo de nuestra elegante dama hace que ésta caiga de bruces al interior de dicho vagón. Un elegante pie con posición de zancadilla es retirado una vez conseguido el efecto deseado. Nuestro famoso hombre rubio mira entre las ventanas hacia el fondo del otro lado del anden y observa al amigo de las botas pintadas una vez cerradas las puertas, de repente un grito desesperado dentro del vagón “Judith¡¡¡¡”. Lentamente comienza lentamente a ponerse en marcha el metro hasta que se pierde en el oscuro túnel de uno de los extremos de la estación. Nuestra pequeña queda en el andén completamente sola, pero no parece importarle mucho esta situación, mira alternativamente a ambos lados, observa a su pequeña muñeca a la que arregla su traje. Entonces se decide a preguntar:

·                    -Señora por favor por donde se sale.

·                    -Por allí niña por allí -responde la mujer con patente indiferencia-.

·                    -Muchas gracias -contesta a la mujer que ya se había girado ignorándola-.

Despacio prosigue su camino hacia la salida, cabizbaja, contemplando el suelo. Pero de repente aparecen los coloreados zapatos de nuestro nuevo amigo, y ella levanta la cabeza un momento.

·                    -Hola Judith te estaba esperando.

·                    -Hola, ¿Cómo sabes mi nombre? ¿Quién eres tú?

·                    -Soy un amigo, Me llamo Paco ¿oye estás sola?

·                    -Sí.

·                    -¿Te apetece dar un paseo?

·                    -Bueno, pero dónde vamos, yo tengo que ir a mi casa.

·                    -Vamos donde tú quieras cariño, dame la mano y salgamos del metro, ¿sabes el camino?

·                    -Si me lo acaba de decir esa señora -señalando hacia un lugar, vacío ya, del andén-.

·                                Así salimos del metro y caminamos hacia plaza Catalunya, allí nos paramos y le propongo:

·                                -Oye Judith ¿querrías ropa nueva?

·                                -La verdad es que siempre llevo la misma y me gustaría ropa nueva.

·                                -Entonces acompáñame.-cogiéndola de la mano nos dirigimos hacia Portaferrisa. Hasta la famosa tienda del camello, entramos y nos dirigimos hacia el fondo, hasta la última tienda, allí le presento a Eulalia.

·                                -Hola Eulalia me gustaría que vistieras a nuestra nueva amiga Judith.

·                                -Pues sí, tengo aquí ropa para tus piernas y no es sino la venda que cubre su torso (el de Paco).

·                    Cogiendo un rollo de venda le venda las piernas hasta la cintura colocando también unos imperdibles para aguantar la estructura. A continuación un peto con una falda tejana llena de remaches de los más divertidos personajes Disney. Y de cuerpo una camisa de cuadros rojos y azules con dos grandes bolsillos en el pecho. Encima una chaqueta de cuero negro a juego con la de Paco. Y unas botas forradas de borreguito por dentro.

·                    -Me gusta mucho mas que la ropa que tengo, es como la tuya Paco.-dice contorneándose frente a un espejo apoyado al fondo en un vestidor.-Quiero seguir vistiéndome así toda mi vida.

·                    -Gracias Eulalia, ahora unos guantes y una bufanda a juego.-dice Paco.-mientras señala a un par de manoplas y una bufanda azul.

·                                -Recoge toda tu ropa Judith ahora la tienes toda nueva.-dice Eulalia.

·                                -Muchas gracias Eulalia.-le dice Judith.

·                                Se dan tres veces besos Paco y Eulalia y ella dice:

·                                -Siempre te acuerdas que en Holanda son tres veces Paco, eres un encanto.

·                                Eulalia se acerca a Judith y le da un abrazo y tres besos. A los que Judith responde con cariño.

·                                Se despiden y Paco y tira en un basurero a la puerta de la tienda la ropa vieja de Judith.

·                    -¿Has desayunado Judith?

·                    -Un par de madalenas y un café con leche, y una napolitana con chocolate.

·                    -¿Te apetece un gofre con chocolate?

·                    -Sí.

·                    -Pues acompáñame.

·                    Paco coge a Judith de la mano y se adentra en Puertaferrisa, hasta perderse entre la muchedumbre. Justo en la esquina con Puerta del Ángel hay una heladería donde venden gofres, se comen uno y van camino a Ramblas otra vez.

·                     

·                     

·                    5- El Inspector Torres.

Una pipa muy curvada de roble de categoría es encendida en un pequeño despacho con cortinas metálicas bajadas, unas manos poderosas ordenan las múltiples carpetas azules que hay sobre la enorme mesa de madera ya vieja. Un bigote deja entrever unos labios gordos y al final una hermosa cabeza afeitada nos presenta al inspector Torres.

-Inspector por favor tenemos una desaparición de una niña en el metro, concretamente en la estación de Paseo de Gracia.

            -Por favor si me vas a informar dame más información, no me sirven los titulares. Rápido estoy organizándome la mañana.

            -Pues lo más fácil será interrogar a la persona que estaba con ella cuando sucedió ha venido aquí para informarnos.

            -La tiene a escasos metros pues ha venido a denunciar la desaparición y está aquí en comisaría. Este en la despacho de denuncias. ¿La hago pasar aquí inspector?

            -Si adelante.

            El sargento de policía fue a buscar a la señora que encontró limpiándose unas grandes gafas de dos colores.

            -¿Señora Maier sería tan amable de acompañarme?

            -Si por supuesto llevo varias horas esperando, que lento va todo esto en Alemania todo va más rápido mucho más rápido. No debía de haber salido de ese maravilloso país.-murmulla mientras va levantándose y siguiendo al sargento-.

            -Hola comisario, soy la señora Meier del orfanato de Roger de Lluria. Allí vivo y allí trabajo. Vengo a denunciar una desaparición de una de las niñas, concretamente de Judith.

            -Continúe, ¿cómo sucedieron los hechos?

            -Pues mire yo iba con Judith hacia el centro para comprarle ropa salimos desde la residencia desde Aragón Roger de Lluria hacia la parada de metro de Paseo de Gracia, compre una tarjeta y pasamos hacia el andén del metro después de picar normalmente, y nos fuimos hacia la dirección de Plaza Cataluña. Yo estaba esperando con ella de la mano, la solté momentáneamente, para adquirir un refresco en una máquina expendedora, la dejé allí unos instantes cuando oí como venían los vagones y comenzaba a soplar ese viento que los anuncia la entrada, en esos momentos estaba abriendo la rosca de mi refresco cuando le dije a Judith que se arrimara a la vía pues ya teníamos que tomar el metro, este paró y abrió sus puertas, yo me acerque para montarme convencido de que Judith me seguía, entramos varias personas pero yo me tropecé con algo y caí, vi a Judith que se quedaba en el andén y la llamé justo en el momento en que se cerraron las puertas así que vi como se quedaba sola fuera del compartimento. El tren comenzó a andar y yo me dije a mi misma: bueno, volveré a recogerla en la siguiente parada, y así lo hice, bajé en Plaza Cataluña cambie de sentido y volví hacia atrás, una vez de vuelta cambié también al sentido contrario, y cual fue mi sorpresa cuando vi el andén vacio acababa de pasar un metro y no quedaba nadie, salí a ver si había algún empleado del metro pero no había nadie, entonces llamé al centro y expliqué lo ocurrido a nuestra directora la Sra. López, ella me indicó que teníamos que ponernos en contacto con la policía y era yo la persona que tenía toda la información por ello, me remitió a ustedes lo antes posible.

            -Bien ¿me podría dar una descripción de Judith tanto física como psicológica?

            -Bueno ella llevaba una falda negra por la rodilla, unos leotardos oscuros y yo le llevaba una chaqueta en la mano esta que le traigo. Unos zapatos azules, con calcetines blancos, ella es morena con media melena, unos ojos verdes muy saltones y vivarachos, es alta y se está empezando a desarrollar, tiene siete años, y es muy inteligente, mucho y madura para una niña de su edad y saca muy buenas notas, parece estar ausente del mundo, siempre lleva a su muñeca a la que ella llama cariñosamente Cari de cariño, se distrae fácilmente y hemos llegado a pensar que tiene un indicio de autismo, pero no está corroborado clínicamente. Le gusta mucho pasear y es muy observadora, le encanta el autobús y suele mirar a la gente con detenimiento y hacia los bares restaurantes, le encanta el Burguer King y si puede tomar Coca-Cola a todas horas lo hace le encanta la cafeína y el sabor, duerme muy poco unas seis horas cada día y se pasa horas sola con su muñeca, tiene poca relación con sus amigas, bueno en realidad no tiene amigas que conozcamos nosotros. Es una niña muy especial, y única en nuestra residencia.

            -Le rogaría me dejase la chaqueta pues vamos a rastrear la zona con nuestros perros, creo que el tiempo es un aliado nuestro y no podemos perder el tiempo, los casos se resuelven principalmente en las setenta y dos horas de la desaparición en su mayoría. -toca un botón de su teléfono-Ramirez venga por favor.

            -Si dígame inspector.

            -Haga una batida de dos kilómetros alrededor del metro de Paseo de Gracia. Con los perros, aquí tiene la chaqueta de la niña, y un informe de Judith, la niña en cuestión.

            -Si señor inspector inmediatamente lo organizamos.

            Al salir Ramírez se dirige a la perrera y elige a dos perros a los que les da a oler la chaqueta metiéndolos en una furgoneta azul que parte con dos adiestradores hacia el punto de partida.

            -Señora ¿no dispondría usted de una foto de esa tal Judith?, nos ayudaría mucho en su búsqueda.

            -Pues, preguntaré a la señora López a ver. No me suena ningún registro de fotos.

            -Bueno, pues búsqueme la foto. Le tengo que dejar tengo asuntos pendientes. Déjeme su número de teléfono móvil.

            -Si mire es el 687069267.

            Levantándose, el inspector coge del brazo a la señorita Maier y la levanta, cuidadosamente.

            -Estoy a la espera de sus noticias inspector.

            -Sí, por supuesto.

            El inspector ábrela puerta y cede el paso a la señorita Maier, y cierra la puerta a su salida. Se sienta y lee un papel donde ha anotado. Judith, desaparecida metro Paseo de Gracia, batida con perros chaqueta y el teléfono de la señorita Meier, lo relee y lo archiva la carpeta y la coloca en una bandeja que con una pegatina indica asuntos abiertos. Él se dispone a leer otros documentos mientras la cámara enfoca a dicha carpeta en primer plano.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

5A- Encuentro con Raimundo.

Llegamos a la plaza de la Universidad donde se abre un gran espacio en el que juegan los chavales con sus monopatines, entre transeúntes de paso que esquivan sus proezas, la cruzamos y nos metemos por un callejón estrecho hacia las entrañas del barrio chino, caminamos y caminamos. Cada vez las calles parecen ser más estrechas más viejas, hasta que llegamos a una esquina donde se lee encima de un pequeño bar: El Faro, entramos dentro y podemos ver un color apagado sin luz que delata antigüedad y cierta suciedad. Una colección de fotos de faros es desplegada en todas las paredes, el dueño es un gallego al que apasionaban los faros de hecho trabajó de farero durante un tiempo antes de decidirse a emigrar hacia otras tierras. Una pequeña barra con las típicas tapas grasosas la adornan. Apenas dos mesas ocupadas por obreros de la construcción a juzgar por las indumentarias llenas de pintura y sucias de cemento, comiendo los típicos bocadillos junto a una tapa de olivas, la cerveza que no falte. De repente vemos de espaldas una camisa a cuadros rojos y azules con las mangas remangadas, unos tejanos sucios reclinados sobre la barra. Poca gente le diría que ya tiene cincuenta años, su tez morena, muy morena, y acostumbrada al sol, y es que durante muchos años ha trabajado en el campo recogiendo toda clase de frutas y verduras, cuando es temporada, y trabaja cuando puede y hay trabajo de carpintero en un par de sitios a los que acude cuando está en Barcelona. Le toco el hombro y se gira es Raimundo, el gitano. Enseguida me reconoce y me da la mano una mano dura, muy dura y caliente, a pesar de que la temperatura no deja de ser fría.

“-Hombre ¿como estas chavalote?” -dice mientras aparta con la lengua el palillo que sostienen sus labios. Me coge por el hombro y me aprieta, las demostraciones de fuerza siempre han sido una constante en él, muchas veces apuesta dinero para hacer pulsos contra los pobres clientes del bar, y los suele ganar, pues a pesar de tener una constitución delgada sus músculos son muy resistentes, como su estomago que ya debería llevar varias cerveza y algún que otro vinillo por el olor que desprendía su aliento. Entonces le presento a Judith, a la que coge recordándome las veces que le he acompañado a buscar a su Rebeca que debe tener la misma edad. Rebeca es una chiquilla muy delgada y vivaracha a la que le gusta sonreír a todas horas, y siempre está en movimiento. Es la debilidad de su padre.  Enseguida coge con sus brazos a Judith y la coloca encima de la barra, coge un palillo y pincha una oliva que le ofrece.

·           -¿Bueno te pagas unas copas no?, como siempre hay que celebrarlo- se gira y pide dos vinos de Rioja y una tapa de gambas, unas patatas bravas, una de champiñones y una de olivas. Le pregunta a Judith si tiene sed, ella le responde que una naranjada. Se me acerca al oído y me comenta:

·           -Suéltame la pasta que si le enseño el billete nos pondrá las raciones más grandes.

·           Es incorregible, siempre logra que le inviten a todo, porque normalmente cuando está en Barcelona no tiene un duro. El comienza orgulloso con las presentaciones:

·           -Aquí tienes al Eustaquio que es gallego, es dueño del bar y si eres simpática te invitará a patatas fritas alguna otra vez que vengas.

·           Se gira, se dirige al  dueño y cogiéndole de la solapa con fuerza le pregunta:

·           -¿Sí o no chavalote?

·           Eduardo se quita la mano de encima como puede y le dice que no lo vuelva a hacer. Hay que decir que aunque siempre tiene actitudes agresivas nunca le he visto pelearse con nadie. Sigue con las presentaciones:

·           -Aquí el Paco, murciano, siempre le encargo fruta cuando se va a su tierra de vacaciones, pero nunca me la trae, porque dice que el coche iba demasiado cargado. Aquí el Luis que trabaja con él en el tema de la construcción, los dos son arquitectos rasos.

·           Hoy me he levantado con ganas de trabajar voy a ver al Pedro a ver si tiene material para mi casa.

·           Pedro era el carpintero que día sí, día no le solía dar trabajo mientras vivía en la ciudad, y que de vez en cuando le daba trozos de madera para que arreglase su casa.

·           -Me encuentro alegre y contento, chiquilla vamos a cantar, tu sabes esa de Camarón que dice:

Caminando caminando caminando voy solito

A buscar a mi gitana, que lavando está en el rio.

Todos lo animan para que siga cantando y comienzan a hacer palmas.

-(Un grupo de gente del bar al unísono:

-Venga Raimundo que esto e lo tuyo cántanos la de soy gitano.

-Que ya no puedo aguantarme.

Ni vivir de esta manera

porque yo no puedo,

porque yo no quiero.

Ni aunque Dios lo quiera

porque yo no puedo,

ay porque yo no puedo

porque yo no puedo

vivir sin ella

SOY GITANO Y VENGO A TU CASAMIENTO

A PARTIRME LA CAMISA

LA CAMISITA QUE TENGO

SOY GITANO

Y VENGO A TU CASAMIENTO

A PARTIRME LA CAMISA

LA CAMISITA QUE TENGO

Me retiro

Del esparto yo maparto

Ay que del olivo me retiro

Ay del sarmiento marrepiento

De haberte querío tanto

Ay que del olivo me retiro

SOY GITANO…

A mí me gusta saborear

La hierba, la hierba buena

Un cante por soleá

Y una voz quebrada y serena

Y una guitarra y tus ojos

 Ay al laito de una candela

SOY GITANO…

 

-Cariño esto es música del maestro, del maestro del flamenco, de nuestro maestro el de los gitanos de pura raza.

Bueno os invito a comer a mi casa, venga vamos.

Coge de la mano a Judith que le acompaña sin rechistar, salimos del bar. Él lleva la chaqueta colgada al hombro y parece no importarle el frío que hace, está acostumbrado, estuvo viviendo en León hace ya muchos años y paso frío, mucho frío y su cuerpo resiste mucho, más aún cuando ha bebido una copa demás en cuyo caso es  totalmente insensible a las bajas temperaturas. Nos dirigimos a una tienda en donde unos hindúes muy amables nos preguntan por lo que buscamos, Raimundo les dice que van con él y compra dos bricks de vino, limonada, patatas fritas, berberechos, aceite, y unos chorizos que cuelgan del mostrador donde se despliega la carne. Pide salchicha, un metro. Como siempre me da un toque en el estomago y me indica con su típica frase:

-Apoquina chavalote, que todavía no he cobrado la semana.

Seguimos caminando hasta encontrar un portal cuya puerta esta carcomida por todas partes, él saca una gran llave y entramos en un obscuro portal, enciende una pequeña luz y llegamos al primer piso, un empujón en la puerta es suficiente para abrirla. Judith pregunta:

-¿Porqué no tiene llave esta puerta?

 Y Raimundo le responde:

-Mi vida, lo que es de Raimundo, es de todos sus amigos, y tienen las puertas abiertas siempre que quieran, aquí no entra nadie que yo no conozca, nunca.

Entramos ya hacia la casa que parece abandonada desde hace tiempo, una casa antigua y vieja, llegamos al salón, el cual da a un patio interior, cuya ventana tiene un vidrio roto, por el que pasa un viento helador. Una pequeña mesa en el centro en la que dos velas montan guardia, ya que no tiene luz eléctrica en el piso. Un viejo y grandioso tapiz en una de las paredes con dos caballos. Y un gran sofá y dos sillones que no hacen juego con una mecedora de la que faltan varios maderos. Solo llegar enciende una vieja y pequeña radio envuelta en una goma que sujeta las pilas del aparato medio roto por una de sus esquinas. Recoge las velas y la cera que se ha pegado sobre un hule cuyas flores casi no se distinguen por la suciedad que lo impregna y nos invita a sentarnos. Abre el vino y se llena un vaso que se bebe de golpe, a continuación trae dos vasos de colores diversos y nos pregunta que es lo que queremos con una reverencia. Judith se queda mirando el tapiz y le sigue a la cocina, una cocina con un tablón con cuatro patas y un pequeño hornillo conectado a una bombona de gas butano.

-¿Qué quieres, ayudarme chiquilla?

A lo que Judith responde afirmativamente con su cabeza y las dos manos agarradas a su espalda mientras se mece de un lado para otro.

Bueno pues tú lavas las patatas.

A continuación se coloca un delantal que por limpio extraña a todo lo que le envuelve:

-Me lo ha regalado mi Rebeca para mi cumpleaños, aunque no lo utilizo mucho...

Cacharros y más cacharros se amontonan en la pica, él se rasca la cabeza y revuelve sus dedos entre su pelo canoso, rizado y muy graso, que le llega hasta muy cerca de las cejas. Se agarra de la cintura y mueve su cuerpo hacia delante como para hacer un estiramiento de músculos:

-Tendré que hacer el fregote yo.

Se remanga todavía más la camisa y friega los platos, con un trapo que enjuaga por lo menos diez veces. Mientras calienta el hornillo y prepara las patatas. Judith propone poner la mesa y así lo hace, después de que Raimundo le dé una respuesta afirmativa, acariciándole la barbilla. Una vez hechas las patatas fritas fríe la carne en una parrilla sin mango que tiene que manejar con unas pinzas de cocina. Llega el momento de la cena y Raimundo cede los sofás a los invitados mientras el coge una de las dos sillas que hay en la estancia.

En ese momento apaga la radio y enciende tres velas que iluminan las desnudas paredes de repente haciendo que la sensación de espacio sea mayor.

-¿Y tú tienes niños Raimundo? -le pregunta Judith-.

-Yo tengo tres churumbeles preciosa, mi Vanesa, que ya tiene dieciséis años, y que es una muchacha muy lista, ayuda mucho a su madre en las tareas de la casa. Y además viene mucho por aquí con su novio el Alberto, un chico muy majo, aunque el otro día tuvo un problemilla mi hija con él porque le encontró una navaja en el bolsillo, yo le metí bronca pero él me decía que por estos barrios hay que ir precavido y era pa defender a mi niña. Hay chavales hoy en día que ya tiene un par de huevos bien plantaos. Luego va mi Manuel, el que tiene que seguir con el apellido, pero este sí que es un desastre, la escuela le va fatal pero es mi Manuel, a veces con una bolsa de patatas fritas y una coca cola se pasan la tarde aquí con sus amigotes mientras les explico aventurillas.  Y luego está mi pequeño tesoro Rebeca de siete añitos, la que ilumina esta casa cuando viene, muchas veces la voy a buscar al colegio, si no se la lleva antes su madre, claro.

-¿Y la mamá de ellos donde está?

Pregunta Judith.

Él parece estar contrariado con la pregunta y gira la cara, enciende un pitillo y responde:

-La mama vive aquí pero está con otro hombre, según ella necesitaba más dinero, y un hombre con un trabajo seguro, ya sabes lo que quieren todas las mujeres. No aceptaba mi vida, yo siempre he ido de bares a buscarme la vida y a disfrutarla, y ella siempre ha dicho que no he hecho más que darle trabajo. La vida Judith que da muchas vueltas.  Ella trabaja, es costurera y les da dinero.

Su gesto se hace serio, baja los ojos y gira su cara, como para no mirar directamente a Judith.

-Ella se cree que el dinero lo hace todo, pero yo he levantado a esa familia y como si los hubiera parido yo.

Se levanta cabreado y se va hacia un viejo cuarto oscuro, al que ilumina con una de las velas. Vuelve y trae una pequeña y vieja carpeta que abre y de la que va sacando fotos y señalándole a todos los miembros de la familia, fotos en blanco y negro muy antiguas y fotos en color, del día de su boda. Para él su familia era el resultado del esfuerzo en su vida, ahora ya no tenía responsabilidades directas pues su madre es la que tenía a los niños y los cuidaba, pero es todavía se sentía el patriarca de una familia, esa era uno de los motivos por los cuales vivía en la ciudad, puesto que era un hombre de campo, baste con mirar las esparteñas que llevaba, que cada año le regalaba el cura de la parroquia, al que acudía cuando le faltaba dinero para la manutención. Su Rebeca era una de las pocas personas que respetaba al máximo, nunca un grito, ni siquiera un cachete, para él era, como le solía llamar, su angelito de ojos verdes, y necesitaba verla y quererla y cuidarla, por ello la primera foto era la de Rebeca. En ese preciso instante lleno su vaso de vino y se lo bebió de un trago como si quisiera limpiar su garganta que se había quedado atascada por las emociones, principalmente ira, que le había sobrevenido al recordar la triste historia de una familia rota. Le va explicando pues foto tras foto esos momentos que conserva como oro en paño. De repente una vieja foto de la que recuerda a su madre, otro vaso de vino para aclararse su garganta. Entonces deja las fotos sobre la mesa y se reclina en la silla, enciende un cigarro, necesita una pausa para recordar y mantener aún más vivo ese recuerdo por el que hace esfuerzos por recuperar. Comienza a hablar de su madre, de los años en los que solo era un chiquillo, y por fin el amargo recuerdo de su muerte:

-Yo estuve con ella hasta el último momento, la besaba en los labios, amoratados, y ella tan apenas podía moverlos, aunque estaba viva y sentía que yo estaba a su lado, pero de repente dejo de mirarme y cerró los ojos, se murió entre mis brazos.

Las lágrimas comenzaron a brotar de sus ojos, él las limpiaba con sus manos. La escena era desgarradora, y lo extraño siempre era verle llorar cuando parecía un hombre curtido, imperturbable, y con un carácter muy duro, cincelado por todos los navajazos de una vida perra como él solía decir. Judith fue corriendo al baño y le trajo papel higiénico, él le dió las gracias, pero aparto enseguida la vista de ella, no quería que le viera llorando, era un momento muy íntimo que solía compartir a veces con amigos muy allegados. El vino vuelve a ser el líquido sobre el que ahoga sus sollozos, y prende otro cigarro mientras se hace el silencio en la estancia. Contemplando el humo que se va esparciendo por el techo de la habitación se relaja y apacigua de ese momento emotivo que le ha sobrevenido.

-Dios la conserva con ella allá en el cielo, y yo le pido que me la cuide. Te voy a enseñar una cosa.

Acompaña a Judith a su dormitorio, que es una estancia bastante grande con un armario de plástico y dos sillas repletas de ropa, una cajonera antigua a la que ya solamente le quedan tres patas una cama grande cuyo colchón es muy irregular, y en la cabecera un Cristo crucificado con un fondo negro.

Ahora te voy a enseñar cómo se besa.

Le da un beso a cada lado y uno en el centro, a continuación acerca a Judith, alzándola fácilmente con sus brazos.

-¿Este es Dios?

Le pregunta la pequeña.

-No es el hijo de Dios que un día vino a visitarnos.

Y mira la bandera gitana antes iban por los pueblos con su carromato y su organillo y acampaban, con lo cual es el verde del prado y el azul del cielo y la rueda de la fortuna, nunca sabían dónde irían  a parar.

Deciden abandonar la estancia que vuelve a quedarse oscura. Llegan a la estancia y todas las voces parecen apagarse en el pensamiento meditativo de Raimundo, que se abalanza decidido a apurar la primera botella de vino. Decide romper el silencio porque le asfixia en unos pensamientos que quiere al menos de momentáneamente desterrar y enciende la pequeña radio en la que suena una música moderna. Se levanta y ofrece unos flanes a nuestros invitados.

-Estas son las cicatrices que deja la vida...

-¿Qué es una cicatriz?

Pregunta Judith.

A lo que Raimundo responde bajándose los pantalones y enseñando una justo en la parte interna del muslo derecho.

-Esto vida mía, señales que no se borran de tu vida y te persiguen allá donde vas y te marcan para siempre.

Para él el hecho de ser gitano era una honra que debía defender y una vez defendió a un amigo en una palea hasta que llegó la policía, el se enfrentó a ella y le tiraron a la pierna para pararlo, cuando bebía alcohol, era del todo punto incontrolable con ese tema.

-Me acuerdo cuando fuimos a Canarias, allí tenía un amigo que era un buen camello y nos pasaba jaco puro, purísimo, las veces que he visto amaneceres en un mundo de paz y serenidad, en unos pelotazos enormes. Trabajábamos de sol a sol, pero los fines de semana quemábamos nuestras energías con unos chutes que ni te cuento. 

Judith pregunto por lo que era el jaco, entonces Raimundo cambió la expresión y se dirigió delicadamente hacia Judith y le dijo:

-A veces los hombres hacen cosas malas pero eso también forma parte de la vida, eso son drogas, pero no se debe hacer, porque pierdes tu tiempo buscando la felicidad, la felicidad esta en las cosas sencillas de la vida, los amigotes el bar las mujeres. Pero a veces uno tiene que seguir otros caminos para aprender. Los malos caminos también sirven para aprender como el caballo blanco que va tras el negro del tapiz de aquí que me regaló un amigo oriental.

            Mientras comen los chorizos y las patatas, que ha ido haciendo mientras explica demás historias.

            -Bueno ahora tengo que ir al carpintero, que creo que me va a dar material para arreglar la cómoda a la que le falta una pata. Adiós Judith, espero ver a ti y a Paco dentro de poco.

            La levanta y la besa en ambas mejillas cubierto de un olor a vino tinto de botella barata.

            Judith hace el gesto para besarle las mejillas y es posada con suavidad en el suelo.

            -Bueno pues nosotros también nos vamos Raimundo, y agradecerte la comida y la charla.

            Paco y Raimundo se funden en un abrazo. A continuación se acercan a la puerta donde Raimundo ofrece una reverencia y comenta:

            -Mi princesa.

            Judith pasa por la puerta a la que sigue Paco y Raimundo y se alejan como si un día de lo más normal estuviera transcurriendo.

 

 

 

 

5B- Visita a Sin Nombre.

Cogemos un taxi y nos vamos a un barrio alejado, allí encontramos una isla en medio de las construcciones y nos dirigimos hacia una puerta en la que se encienden unos focos causados por nuestro movimiento. Noqueamos la puerta y nos aparece un pequeño ser con barba y un tatuaje de en su brazo derecho. Y nos cede el paso. Oculto en un tejano y una camiseta negra nos muestra un amplio sofá donde invita a sentarnos. Al lado tres potentes motos con el emblema Hidroelectric Motorcicles, de estilo custom.

Aquí tienes las motos del futuro que van con electricidad y agua. Hay que cuidar el planeta, pequeña.

            -Pero si los coches y las motos van con gasolina.

            -Nosotros queremos cuidar el planeta y por eso hemos cogido una patente de un gallego que inventó estos motores ecológicos.

            -¿Y quién sois vosotros?

            Nosotros somos la conexión entre lo legal y lo ilegal. Conocemos todas las mafias de este país y todas las tribus urbanas y las mantenemos en un equilibrio ecológico. Y además buscamos la paz entre todos.

            -Bueno y tu ¿cómo te llamas pequeña?

            -Yo Judith, ¿y tú?

            -Poco importa pequeña.

            -Cuando pasa algo en la ciudad sabemos como cuando y quien lo ha hecho pero nuestro código de honor nos impide revelarlo a no ser que quiera intervenir Paco con el que tenemos confianza que busca la justicia. A veces la justicia no la aportan los justos sino los justicieros.

            Tiene que haber un equilibrio en el desequilibrio y nosotros buscamos la justicia en la injusticia. Y somos amigos de los malos también porque ellos también tienen que existir aunque ellos saben que van a perder, tienen que intentar sobrevivir. Es el equilibrio de las fuerzas.

            -¿Y porque van a perder?

-Porque en las películas los malos siempre acaban perdiendo, no pues es la ley de la jungla.

Y como yo soy agnóstico, y no tenemos ideología clara, somos pacifistas.

            -Y esos anillos, ¿me los dejas ver?

            El pequeño ser muestra su pequeña mano derecha donde hay un anillo con diez calaveras en el dedo corazón y un anillo con una calavera gótica en el dedo índice.

            -Y ¿por qué te gustan las calaveras?

            -Los anillos significan algo. El más grande de diez calaveras en el dedo corazón que estamos casados con la muerte y antes de delatar a un amigo nos morimos. Este es nuestro lema. Luchamos juntos por causas justas, y todos unidos alrededor de este anillo de confraternidad. El anillo pequeño significa que yo puedo estar casado con la muerte por mí mismo, o sea que yo muero por una causa justa y esta en conexión con la policía en cada momento cuando estoy solo puedo decidir cómo actuar, este anillo solo lo llevo yo aquí entre los nuestros.

            -¿Qué sois pues una especie de guerreros?

            -Sí, algo así pequeña.

            De repente se acerca un pequeño pero esbelto doberman a la pequeña, que se asusta de repente.

            -Tranquila Judith, este es Charlie nuestra mascota, a veces los animales son más de fiar que las personas. Lo puedes tocar no hace nada.

            Judith lo toca en un primer instante con un poco de prudencia, pero este enseguida le empieza a chupar las manos y a encabriolarse encima de ella. Ese es el momento en el que ella pierde el miedo y le empieza a acariciar detrás de ambas orejas con las dos manos.

            -¿Cómo estas Paco? -le pregunta el pequeño ser a nuestro anfitrión-

            -Bien, nada de nuevo, aquí presentándoos a mi Judith, que he conocido esta mañana.

            -¿Queréis dar una vuelta en moto?

            -Sí. -Dice apresuradamente Judith-.

            -Pues vamos. Coge tu casco Judith -ofreciéndole un pequeño casco con unas cruces góticas a ambos lados-. Tú y Paco cogéis la moto azul y yo cojo la gris.

            Salen pues de esa isla la moto de nuestro nuevo personaje hace de guía y en cinco minutos llegan al hotel Arts, aparcando frente al mar.

            -Aquí vengo a contemplar el mar y muchas madrugadas, pues hacemos guardias en nuestro cuartel general toda la noche. A veces vengo en coche y me traigo a Charlie para que juegue en la playa con una pelota de tenis que le encanta, y bañarse que también le encanta. A veces como te dije antes los animales son más fieles que las personas, hubo una vez un perro cuyo dueño se murió y el perro se quedaba al lado de su tumba para dormir todas las noches. Y además son muy obedientes, nosotros lo llevamos a adiestrar a un amigo nuestro y se sienta o se acuesta cada vez que le das una orden. Y yo no fumo, pero cada vez que vengo aquí me traigo un puro cubano y me lo fumo observando las carreras de nuestro pequeño amigo.-se saca un tubo de dónde saca un puro que enciende con un pequeño encendedor con la bandera de España y un toro negro.

            Aquí me siento yo persona normal pues estoy todo el día pendiente de los camaradas y controlándolo todo, aquí me siento libre de todas mis ataduras con una alma gemela que también necesita esparcimiento. Yo no bebo, no puedo soportar perder por un segundo el control sobre mi cuerpo o sobre mi mente, me debo a los demás, y aquí con el humo de mi puro y Charlie me libero en soledad de toda esa carga de responsabilidad.

            -¿Y no te encuentras sólo a veces? -pregunta Judith-.          -Si, a veces me siento todopoderoso por saber todo acerca de esta ciudad, me siento solo al saber que el equilibrio está en mi palabra y aunque tengo camaradas que me aconsejan soy solo yo el que toma las decisiones. Por eso necesito un parón para desconectar de todo ello y sentirme alejado de todo ello, la soledad del poder es muy pesada para mí y necesito mi tiempo, aquí no pienso en todo ello. Me libero.

            -¿Tú también te sientes sola supongo?

            -Si yo también me siento sola, aunque esté acompañada, te puedo entender un poco, o bastante.

            -La soledad es un compañero fiel al que ninguna persona debería renunciar, como salud psicológica. Y supongo que esta soledad también te ayuda a ti a sobrevivir de todos los reveses que te da la vida. Es necesaria en algún momento del día o de sobre todo la noche en mi caso, te lo digo por las guardias que me tocan por la noche durante las que ocurren muchas cosas pero siempre llega la hora de la calma absoluta.-Nuestro amigo sin nombre sigue dando caladas a un puro que no se traga, solo saborea-.

            -Bueno ya debo volver a mi puesto os dejo la moto y cuando esté más de dos horas paradas el gps que instalamos en ella nos indicará donde tenemos que ir a buscarla. Buen viaje en moto a través de esta apasionante ciudad que es la nuestra.

            Aprovecha la compañía de Paco, pues es una persona excelente de la que se puede aprender mucho, y de sus amigos.-Levanta a Judith con sus brazos y la besa en ambas mejillas. Nos vemos, cuídate. Y tú campeón cuídate también que vales mucho, Paco.

            -Un abrazo amigo y camarada.

Coge su casco gris, se lo pone y despega hacia su cuartel general.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

5B2- El motorista fantasma.

            Dos policías con dos perros bajan desde Plaza Cataluña con dos perros de raza alemana y con una rebeca verde que dan a olerles continuamente. Bajan hasta Puertaferrisa y tuercen a la izquierda, hasta unos contenedores, donde los perros empiezan a ladrar.

            Desde el sur en Ramblas viene una potente BMW -una moto- a lomos de la cual va un personaje conocido ya por los lectores, vestido con un bonito traje de Hugo Boss y con calzado impecable. Saca la pistola cargada en aquella habitación de Hotel lujoso, apunta a los dos perros y les dispara, así como a los dos policías, todos ellos caen a los suelos abatidos y paralizados.

            Aparca la gran moto a su lado hay gritos a su alrededor pero nadie parece actuar. Sin quitarse un casco negro brillante abre el contenedor se pone unos guantes negros y recoge la ropa de Judith y la mete en una bolsa y se la lleva consigo. Con extrema parsimonia vuelve a coger la gigantesca moto y sigue su camino hasta Plaza Cataluña, guardando la pistola en una cartuchera en el interior de su espléndido traje.

            Una llamada suena en el teléfono de nuestro inspector:

            -¿Dígame?

            -Señor se acuerda de los dos agentes que enviamos a buscar a la niña que se perdió en el metro.

            -Si, claro con dos perros.

            -Pues les han disparado unos dardos con un líquido paralizante en Portaferrisa, y se están recuperando en el Hospital, se han quedado en un momento sin fuerzas y han caído al suelo los cuatro están conscientes. Pero esto no nos había ocurrido nunca antes.

            -Envíen refuerzos a la zona y sigan investigando, no recuerdo un caso así en mi vida. Y pidan una foto al orfanato que no nos ha llegado todavía.

            -De acuerdo, no tenemos la rebeca que nos cedió su institutriz ¿qué hacemos?

            -Vuelvan a pedir una prenda de la niña, pero rápido, seguro que cambian de zona.           Las primeras 24 horas son cruciales en casos como estos.

            -De acuerdo inspector.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

5C-  Visita a Pintor.

Cogimos nuestra moto para trasladarnos a través de la diagonal hacia el Corte Inglés que se encuentra a su vera para ver a nuestro Alfredo. Vamos a parar a un pequeño psiquiátrico que es anunciado así en su puerta de entrada. Allí hablamos con el portero y le preguntamos si podemos ver a Alfredo el paciente de la 333. El portero hace una llamada interna y le dan el ok, ya podemos entrar a saludar a nuestro nuevo personaje. Nos encontramos frente a una gran reja, la cual franquea el portero acompañado de una gran llave. Al otro lado un gran patio donde hay paseando alrededor de unas veinte personas; pasean lentamente y no parecen contentas sino hastiadas de una tediosa rutina carente de vitalidad. En una silla y frente a un atril con una paleta de colores y mirando a unos setos se encuentra un delgado personaje con una larga melena vestido con un pantalón marrón unas botas negras y un chaleco negro de piel cuyos rebordes están gastados por la rozadura del paso del tiempo. Él mira hacia la puerta y me reconoce y me saluda con desgana no porque no le de alegría verme sino porque no debe estar de muy buen humor. Nos acercamos.

            -Hola Alfredo ¿cómo estás?

            Deja la paleta lentamente y le da la mano con desdén.

            -Día fresco ¿quién es esta pequeña criatura?

            -Soy Alfredo, el loco de la colina, me llaman aquí.

            -Y ¿Qué haces aquí, que es esto una cárcel?

            -No, esto es un centro de psiquiatría, aquí estamos los que por diversas razones no tenemos la cabeza centrada, yo por ejemplo soy esquizo afectivo y tengo paranoias últimamente y vengo aquí para que se me pasen.

            -¿Qué estás pintando?

            -Un paisaje, mira.

            En el cuadro hay pintados un seto un gran muro que lo rodea y un cielo gris que en esos momentos estaba remodelando

            -Pero si hace sol.-dice Judith-.

            -Pero para mí es un día gris, por eso lo pinto gris porque hoy es un día más de los muchos y aburridos de los que paso aquí dentro.

            -Y ¿no haces nada más que pintar?

            -A veces escribo también, mira aquí tengo un artículo que escrito recientemente, a ver si te gusta y lo entiendes.

            Alfredo coge una carpeta azul manchurreada por pequeñas gotas y borrones de pintura, la abre y busca con desorden uno de los papeles de su interior.

            -Aquí lo tengo, escucha:

Artículo escrito por Alfredo:

De sueños también se vive:

Salimos de un examen. Atrás quedan los días -noches de estudio-, los cafés. Sales del examen agobiado, cansado y confuso. Pero seguro que en unos días volverás a sentir la cotidianidad del ir a clase cada día, ir a los cines los lunes, ver la película de los miércoles, o salir de marcha los fines de semana. Estudiando o haciendo lo mínimo o lo máximo necesario para que tu conciencia no se remuerda en este próximo periodo de “vacaciones”.

En una clase de sociología expuesta por un profesor al que todos respetan y que estaba llena, no por el interés de la asignatura sino por la personalidad del maestro, apareció el siguiente comentario: “El trabajo es un medio no un fin”. Al que siguió un breve comentario repetitivo en su contenido.

Ciertamente los que habitamos las universidades pasamos idénticamente por un mismo tubo, pero cada uno de nosotros lo ve de una forma muy distinta. Coloquemos una lente al principio y otra al final y observemos. ¿Qué es lo que vemos?

Unos ven un Porche preparado para un rally en el desierto. Todo está a punto para tomar la salida y ellos, por supuesto, quieren ser los primeros. El camino será duro, efectivamente, pero el equipo es muy bueno y el piloto está muy bien preparado.

            Otros ven, en cambio, un paraguas tendido en el suelo frente  una calle, cuyo horizonte no alcanzamos a ver, pero que lógicamente tendrá que ser el final de nuestro camino. Hay mucho tráfico que nos molesta, es de noche y está lloviendo a cántaros. La calle hace pendiente poco pronunciada pero les es desfavorable. Ante esta situación solo cabe una salida: coger el  paraguas y caminar hacia no se sabe dónde; aunque lo importante es caminar ni siquiera el porqué tiene sentido. Protegidos por el paraguas, eso sí, sin mojarse.

            Otros ven en cambio un bote, con dos remos. Y frente a ellos un río grande, ancho, con muchos meandros. Te inspira confianza porque el agua está en calma, pero a la vez miedo porque no sabes dónde termina. Estamos al principio del río y a ambos lados vemos el Porche y la calle. Lo que nos atrae es el navegar en busca de la aventura, por eso comenzamos a recorrerlo. Veamos el paisaje:

            Encontramos una pequeña cala con aguas cristalinas y finísima arena oscura, una cabaña y dos palmeras, al más puro estilo caribeño. En medio una palmera bajo la cual se extiende una floreada toalla, orientada hacia un sol que cae en picado. A su lado una mesa de mimbre sostiene medio coco conteniendo un refrescante zumo tropical de riquísimo sabor a piña.

            Pero continuamos la bajada. Así pues encontramos en una orilla un rudimentario cuchillo, y detrás de él, a pocos metros, comienza una densa selva. Sentimos un estremecimiento que nos da miedo, pero creemos en nuestro deber el continuar, algo nos empuja a seguir hacia delante. Su frondosa vegetación nos impide ver lo que hay apenas a tres metros delante de nosotros pero investigamos. Vamos abriéndonos paso como podemos. De repente el silencio turbado solamente por grillos, cacatúas y demás animales sonoros se mezcla con un ritmo lejano de tambores. Cautelosos, aún más si cabe, nos seguimos acercando. He aquí lo que encontramos: una tribu indígena danza realizando un extraño ritual alrededor de una mujer atada a un palo. Ella está en peligro. Desesperada implora a Tarzán su ayuda. Es Jane.

            Si nos acercamos a la otra ribera del río, más o menos al mismo nivel, nos encontramos con otro paraje, que parece más inhóspito, distinto al anterior, más parecido a una sabana africana. No le tememos porque nos gusta y nos atrae de una forma exagerada. En ella podemos encontrar desde una boa devorando a una gacela hasta el nacimiento de una camada de guepardos. Continuamos nuestro viaje y el horizonte sufre un cambio: Nos encontramos a los pies de una montaña. Iniciamos pues su escalada en busca de algo muy concreto, que queremos conseguir porque sencillamente colma todas nuestras aspiraciones. Al final de la escalada llega la cima, y con ello nuestro sueño: un prado cubierto de gladiolos. Los gladiolos nos hipnotizan con su olor, su color, y hasta con su sabor. Despiertan en nosotros locas pasiones que rellenan de satisfacción todos los poros de nuestra piel. Tu vida por un gladiolo.

            Aquí no se acaba el rio. En él puedes encontrar infinitas calas diferentes a las que hemos descubierto en nuestro viaje. Eso solo dependerá de tus sueños o ilusiones.

            Pero... ¿Qué es lo que ves tú al final del tubo? ¿Qué significado tiene el tubo en sí mismo? ¿Nos lleva el tubo hacia donde queremos o hacia donde no queremos? ¿Realmente existen todos estos horizontes? ¿Qué relación hay entre el tubo y los gladiolos? ¿Es el tubo un refugio frente al miedo a enfrentarse a la realidad?

            ¿Son los sueños solo sueños? ¿O por el contrario pueden hacerse realidad? ¿Son una escapada de ella? ¿Luchas por tus sueños? ¿O son tus sueños un descanso en tu lucha?

            -Te ha gustado pequeña.

            -Si mucho, escribes muy bien, aunque hay cosas que tengo que pensar porque no las entiendo mucho.

            -¿Y porque pintas tu Alfredo? -Pregunta Judith-.

            Porque expreso lo que siento y quiero compartir con mis formas y mis colores, son mis gladiolos. Y estoy loco por ellos, no me importa sentirme mal pero quiero sentir lo que sea sino la vida me aburre a veces.

            De repente viene una enfermera y nos aparta indicando que van a comer. Judith dice que porque se va y Alfredo le dice:

-Vive la vida como Paco te enseñe, serás feliz.

Le da dos besos y se aleja con un saludo y una pequeña sonrisa que por ser la primera en todo este rato parece impostada. Paco le da un abrazo y una caja de bombones que le ha comprado en el Corte Inglés.

-Paco porque se tiene que ir Alfredo me ha gustado mucho lo que escribe, quiero estar más con él, parece muy triste.

-Tenemos que irnos Judith, aquí hay muchas normas. Y hay que cumplirlas todas.

Nos vamos pues, mucho a nuestro pesar abandonando a Alfredo a su suerte en aquel, triste lugar, donde impera la falta de vida.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

5D- Visita librería.

            Ya caída la tarde cogemos otro taxi, dejando la moto bien aparcadas en el arcén y nos dirigimos a la otra punta de la ciudad, Judith pregunta dónde vamos. Le digo que a veces las personas se quieren comunicar con otras muchas a la vez y contar sus vidas, sus experiencias y sus conocimientos y por eso se escriben los libros. Ella dice que los cuentos son divertidos pero me aburren. Paco le dice que hay cuentos más interesantes que los que hay en la escuela.

            Encontramos la librería. Paco deja pasar a Judith y le presenta a un gris barbudo hombre llamado Pedro. Pedro dice Nice to meet you en inglés encantado de conocerle. Cogiéndola en sus brazos y dándole un beso. Judith dice si aquí hay cuentos. Pedro le dice que no son cuentos son intentos de explicar y comprender la vida. Son las distintas verdades que cree el hombre o el hombre quiere creer. Aquí conozco a personas que buscan la verdad y que me cuentan como la buscan y a veces las historias personales son más importantes que los propios libros. Además dice para que haya que aprender de los libros si las cosas ya están en los libros. Judith le insinúa pero tú vendes libros y no te gustan. Me gustan más las historias de las personas que me visitan así aprendo como la gente se equivoca y aprende de los errores. Y que te gusta leer dice Judith. Y él dice los que tratan de ayudar a las personas a ser más felices y los que tratan de la verdad.

            Hoy tengo para ti Paco varios:

-La Buena Suerte.

            La buena suerte es un libro escrito por un personaje que estudió ciencias empresariales y máster en el que explica cómo encontrar claves en una metáfora con unos caballeros que buscan que crezca la planta de la buena suerte, y explican cómo se busca eso y como se trabaja y en qué aspectos hay que cultivar para producir éxito en un proyecto en general.

-El poder del ahora.

            El poder del ahora es una obra de Eckhart Tolle donde se propone un cambio interior relacionado también con un cambio espiritual para hacer del presente el momento que mueva nuestras vidas y alcances una felicidad total. El pasado nos lastra mucho y no nos deja vivir el presente con libertad, al igual que esa infelicidad que se siente al no ver las metas cumplidas. Por ello tenemos que centrarnos en el presente y disfrutar con intensidad de esos momentos que en realidad están ocurriendo, olvidándote de toda la basura emocional que no deja concentrarte en este preciso momento para dedicar todas las energías en lo que estás haciendo ahora mismo.

-Los Cuatro Acuerdos.

            Los cuatro acuerdos son un libro que no sé cómo me lo recomendó Paco y encontré yo en internet y explica cuatro acuerdos para hacer tu vida más sana psicológicamente y que permita que tú estés en paz con tu consciencia para todo lo que haces por ti y por los demás.

-El Santo, el surfista y el ejecutivo.

            Esta es la historia de un padre que encuentra a un hijo después de un abandono y le lega la cita con tres personajes que le harán reflexionar sobre su vida en todos los aspectos y le deja una ruta alrededor del mundo para conocerles personalmente y hacerle que aprenda de sus vidas y sus lecciones de vida consiguiendo un cambio en la vida y en la forma de planteársela.

-Y un libro sobre los indios americanos que cuando cogen un prisionero, y éste dice la verdad, lo sueltan porque la verdad es muy poderosa. Los indios americanos son muy famosos por sus celebres frases de consciencia ecologista y humana.

            Pero lo que más me gusta son los testimonios de vidas ajenas que no paran de buscar libros que les ayuden a ser más felices porque sus vidas no han sido perfectas. Mejor que un libro frio con aburridas páginas en blanco y negro están sus interpretaciones de la vida y sus vidas interpretadas por sí mismos. La amistad que me ofrecen y la confianza de sentirse mejor después de una buena conversación y consejo.

            -¿Y tienes muchos cuentos?-apostilla Judith-.

            -No todo son cuentos, los cuentos siempre acaban bien y por desgracia también la vida está llena de injusticias y maldades.

-¿Y eso que son?-vuelve a anotar Judith-.

-Pues que en la vida no todo va bien, aunque afortunadamente de los fracasos, faltas o errores también o solo se aprende.

Te apunto estos libros y cuando creas conveniente a lo largo de tu vida los puedes leer, yo siempre estaré aquí esperándote para cuando los quieras venir a buscar y aparte siempre estarán pagados por Paco con el que tengo un acuerdo desde hace mucho tiempo.

-Gracias, aunque creo que tengo que ser un poco más mayor para entender todas las cosas que estos libros me quieren explicar.

Yo cierro pronto pero os recomiendo que vayáis a la tienda de los indios de Plaza Sant Jaume, allí encontrareis también sabiduría.

Un beso Judith y ya verás como los libros que te he explicado te ayudarán a entender mejor la vida y a ti misma.-La alza y la besa y le da un abrazo muy cariñoso-.

Un abrazo para ti también Paco, cuídate y cuida a tu princesita.-Le da un abrazo y se despide de nuestro enigmático personaje.-

           

 

 

 

 

5E- Visita Tienda de Indios.

Caminando hacia Vía Layetana la atraviesan y encuentran una plaza donde se lee: Metro Jaume Primer y al lado está la tienda Incas de temas indios. Justo al entrar encontramos al dependiente que nos saluda efusivamente y que nos da dos calendarios a cada uno.

            En uno sale un indio llamado Howard Rainer que dice:

“Mis oídos oyen promesas. Mi mente es poderosa. Mis ojos ven sueños. Mis pensamientos son altos. Mi cuerpo es joven. Soy fuerte.”

            En otro pone profecía de los Indios Cree:

“Solo después de que el último árbol haya sido cortado. Solo después de que el último río haya sido envenenado. Solo después de que el último pez haya sido pescado. Solo entonces descubrirás que el dinero no se puede comer”

            Judith dice:

            -En la escuela no nos dicen estas cosas, ¿que ya no quedan árboles y peces?

            -Paco le comenta:

En la escuela se comenta las cosas que la gente quiere comentar que a veces no es la verdad que sucede en la tierra.

            -¿Y porque no nos lo cuentan?

            -Porque los que les han enseñado tienen otras preocupaciones y el dinero suele ser el valor que antes prima.

            -¿Y quiénes son estos hombres?

            - Los indios de la india viajaron hacia el oeste y algunos se fueron hacia el sur y se convirtieron en los árabes y los judíos con el tiempo fueron haciéndose diferentes en la forma de pensar y en la forma de vivir, hacia el norte se convirtieron en los gitanos y los más fuertes e inteligentes cuando hace mucho tiempo estaba unida la tierra en un solo bloque emigraron hacia el norte de América por los fríos polares, convirtiéndose en los indios del otro lado del planeta.

            -Esto no nos lo explican en la escuela.

            La verdad no está en la escuela está en la vida Judith.

            -¿Qué más dicen estos sabios hombres?

            -Mira, coge postales.

            Otra postal de Howard Rainer:

“Cuando me siento perdido y la oscuridad rodea mi corazón, yo canto canciones de mis abuelos, y mis ancestros bailan a mi alrededor. Un indio nunca esta solo”.

            Una de otra india: Audrey Shenandoah:

“Como madre exijo que no se críe a nuestros hijos para morir en la guerra. La guerra es irracional; sus causas sospechosas. Si hemos de vivir en este planeta, debemos eliminar la guerra, que es dañina para todas las cosas vivas”.

            -Pero si la guerra es una cosa que todos hacen -apostilla Judith-.

 

            -Escucha el discurso de Tecumeseh, jefe de una tribu shauwee

Al gobernador Harrison:

“Hubo una vez una raza feliz. Ahora son miserables debido a los blancos que nunca están satisfechos pero que continúan avanzando.

La vía, la única para detener este mal, es para todos los hombres rojos unirse reclamando un derecho igual y común a la tierra. Es lo que era al principio y debe seguir siendo pues la tierra nunca ha sido dividida sino que pertenece a todos, para que cada uno haga uso de ella. Ningún grupo entre nosotros tiene derecho a vender, ni siquiera mutuamente, y menos todavía a los extranjeros que lo quieren todo y no están contentos hasta que lo tienen todo… ¡Vender este país! ¿Por qué no vender el aire, las montañas y el gran océano, al igual que la tierra? (1810)”

Y la respuesta de Harrison, gobernador de indiana:

“¿Debe volver una de las más bellas partes del globo, a su estado natural como guarida de algunos miserables salvajes, cuando parece destinada por el Creador  ser habitada por una población numerosa y ser el centro de la civilización, la ciencia y la verdadera religión?

            -¿Por qué no nos lo explican así en la escuela?

            -Porque la historia la escriben los que mandan que no tienen que ser los que tienen razón que suelen perder de momento.

            - Aquí tienes un regalo: entregándole una camiseta del Che con una inscripción que pone:

“Con nuestro trabajo, con nuestra lucha,…vamos a construir el nuevo hombre”.-él también era un hombre especial-.

            -Bueno Judith te tengo que dejar, el deber me impide seguir hablando contigo tenemos que cerrar hasta mañana, ya sabes dónde estamos, un beso.-La levanta y la besa efusivamente.-

            -Adiós Paco, ya sabes tú también dónde estamos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

5Ga- Visita al Poeta.

            -Judith ahora te va a explicar una amigo mío que es lo bello, el trabaja con la belleza escrita o cantada.

            Comenzamos a bajar un poco hacia el mar, rodeado a ambos lados de pintores y esculturas humanas que nos daban un ambiente muy bonito y peculiar relajado, creativo y con un toque hippie como todo lo que rodeaba a los personajes de mi amigo el de la gorra a cuadros. Llegamos a un puesto donde se vendían libros y detrás de él un horondo personaje con una boina negra y unos grandes y afilados bigotes, adornados con una espesa barba y fuerte como unas nanas para fregar los cacharros de la cocina. Un abrigo hasta la rodilla de color marrón con piel de borreguito de forro interior y unas botas camperas negras.

            -Judith te presento al Gran Capitán, así lo llamamos todos, él como te he dicho trabaja con la belleza, con la belleza de las palabras. Ella se llama Judith.

            -¿No le molesta esa barba para comer la sopa señor Capitán?

            -Vaya, vaya nuestra princesa es curiosa y perspicaz, encantado de conocerla madmoiselle, a sus pies. No me molesta la sopa pues no suelo comer, como tapas en los restaurantes de la zona y me gustan los durums de falafel y de ternera, y además los árabes son simpáticos y baratos.´

            -¿Qué haces aquí en las Ramblas tu?

            -Lo mío es crear palabras bellas y lo hago a partir de sentir al máximo o el lado de la vida, de la felicidad, del amor, de la alegría, de la luz o del otro extremo: la tristeza, la muerte, el odio, la depresión, la oscuridad, o la mezcla de las dos: el desamor, los derechos humanos, la libertad real y la absoluta, la justicia. Por ejemplo una de en medio y del lado oscuro de la muerte en catalán:

De la fam a la mort.

Fam, fam¡

Què hi ha?

Tres centímetros dos metres.

Mitja hora, tres segons.

Que poc espai hi ha

Entre la vida i la mort.

Fam, fam¡

Què hi ha?

Una barraca, un lloc decent,

Deu pesetes, un bitllet marró.

Que poc espai i ha

Entre la vida i la mort.

Fam, fam¡

Que hi ha?

Què es aixó que fa tant mal?

És a la vora o dins de poc temps?

Quin problema per léndemà.

No podem o no volem fer res.

-¿Te ha gustado Judith?

            -Es muy bonita pero es triste ¿no tienes otra más alegre?

            -Tengo una sobre el amor pero en el amor siempre hay dos caras.

A ver si te gusta esta:

Sin título:

Amé hasta agotar las fuerzas de mi corazón,

entregué hasta ver vacías mis manos

Confié hasta que mil verdades golpearon mi fe,

esperé y desesperé.

Lloré en silencio, lloré gritando, lloré por amor,

y lloré por desamor.

Dejé que hablaran mis ojos, perdí mi orgullo.

Perdí cuanto poseía con la felicidad más pura

De quien entrega por amor.

Se irá el dolor, volverán a sonreír mis pupilas,

volverán las caricias a las yemas de mis dedos,

volverá la fe.

Yo se que algún día,

Cuando las lágrimas se acaben,

Volverá el amor  mi corazón.

Un beso.

Y ahora una poesía sobre el amor, bueno es una canción de un grupo de música llamado Depeche Mode donde explica que es el amor con unas palabras muy bonitas, es en inglés pero luego te la traduzco:

I want somebody to share

Share the rest of my life

Share my innermost thoughts

Know my intimate details

Somebody who´ll stand by my side

And give me support

And in return

She´ll get my support

She will listen to me

When I want to speak

About we live in

And life in general

Though my views may be wrong

They may even be perverted

She´ll hear me out

And won´t easily be converted

To my way of thinking

In fact she´ll often disagree

But at the end of it all

She will understand me

I want somebody who cares

For me passionately

With every thought and

With every breath

Someone who help me see things

In a different light

All the things I detest

I will almost like

I don´t want to be tied

To anyone´s strings

I´m carefully trying to stare clear

Of those things

But when I´m asleep

I want somebody

Who will put their arms around me

And kiss me tenderly

Though things like this

Make me sick

In a case like this

I´ll get away with it

(Traducción)

Quiero alguien para compartir

Compartir el resto de mi vida

Compartir mis pensamientos más internos

Conocer mis detalles más íntimos

Alguien que esté a mi lado

Y me de apoyo

Y a cambio

Ella recibirá mi apoyo

Ella me escuchará

Cuando yo quiera hablar

Sobre el mundo en que vivimos

Y sobre la vida en general

Aunque mis opiniones puedan ser equivocadas

E incluso puedan ser perversas

Ella me escuchará

Y no será fácil convertirla

A mi manera de pensar

De hecho estará siempre en desacuerdo

Pero al final de todo

Ella me comprenderá

Quiero a alguien que se ocupe

De mi apasionadamente

Con cada pensamiento

Y con cada respiro

Alguien que me ayude a ver las cosas

De manera diferente

Y todas las cosas que detesto

Casi llegarán a gustarme

No quiero estar atado

A los hilos de nadie

Cuidadosamente trato de apartarme

De estas cosas

Pero cuando me duermo

Quiero a alguien que me abrace

Y me bese tiernamente

Y aunque cosas como esta

Me ponen enfermo

En un caso como este

Me lo llevaré conmigo.

            -Otra canción que me gusta mucho de Manuel Carrasco:

            Empezaron los problemas

            Se engancho a la pena

            Se aferro a la soledad

            Ya no mira a las estrellas

            Mira sus ojeras

            Cansadas de pelear

Olvidándose de todo

            Busca de algún modo

            Encontrar su libertad

            El cerrojo que le aprieta

            Le pone cadenas

            Y nunca descansa en paz

            Y tu dignidad

            Se ha quedado esperando a que vuelvas.

QUE NADIE CALLE TU VERDAD

            QUE NADIE TE AHOGUE EL CORAZÓN

            QUE NADIE TE HAGA MÁS LLORAR

            HUNDIÉNDOTE EN SILENCIO

            QUE NADIE TE OBLIGUE A MORIR

            CORTANDO TUS ALAS AL VOLAR

            QUE VUELVAN TUS GANAS DE VIVIR

En el túnel del espanto

            Todo se hace largo

            Cuando se iluminará

            Amarrado a su destino

            Va sin ser testigo

            De tu lento caminar

Tienen hambre sus latidos

            Pero son sumisos

            Y suenan a su compás

            La alegría traicionera

            Le cierra la puerta

            O se sienta en su sofá

            Y tu dignidad

            Se ha quedado esperando a que vuelvas

QUE NADIE CALLE TU VERDAD…

            -Esta me gusta más y la entiendo mejor.-dice Judith-.

            -Si yo también me siento identificado con esta última canción, y creo que muchas personas también en el fondo todos estamos solos, aunque tengo muchas amigas, pero no me gusta dormir acompañado siempre duermo solo, sino no puedo dormir.

            -Bueno tengo un amigo que me recoge el tenderete. -apuntando al tenderete de al lado-.

            -Vamos a comer algo. -dice Paco-. Aquí cerca hay un Kebab. Un poco más arriba. ¿Te apetece Judith?

            -Si no hemos merendado y ya tengo hambre. ¿Qué hora es?-Dice Judith-.

            -Son ya las nueve -dice el Capitán-.

            -Vamos pues hacia arriba.-indica Paco-.

            Cogen los dos a Judith de las manos y emprenden subida hacia plaza Cataluña y dos manzanas antes de llegar a mano izquierda hay un kebab. Es un self-service y se ponen a la cola.

            Llega el turno y Paco le dice:

            -Te lo pongo yo y tú me dices si algo no te gusta Judith. -dice Paco- Tomate, cebolla, pepinillos, maíz, zanahoria, queso, lechuga, y que carne quieres: ¿pollo o ternera? ¿O prefieres de falafel, que son hamburguesas de garbanzos, están muy ricas ¿eh?

            -Ternera, gracias.

            -¿Salsa de yogur si aunque no picante, no?

            -No, picante no por favor.

            El dependiente rellena de ternera el durum y lo pone en una sandwichera para calentar, prepara uno de falafel para Paco y dos de ternera para el Capitán que está muy hambriento.

            -Patatas fritas y que queréis de refresco. Una naranjada para Judith una cerveza para el Capitán y yo cojo una coca cola, ¿He acertado no?

            Los dos asienten con la cabeza.

            Se sientan y empiezan a comer en una esquina del pequeño chiringuito. Con tres bandejas.

            -Y tu señor Capitán ¿Qué vendes en ese tenderete que estabas en la Rambla?

            -Yo vendo poesía ya sea en libros o en canciones, es una forma bonita de decir cosas importantes que pasan en la vida. Hay que tener una sensibilidad especial y un dominio del vocabulario extraordinario para poder hacer poesía como la que te he contado y cantado. Hay que tener un duende. Yo también escribo pareados y tengo un libro mío, que también vendo a muy bajo precio.

            -Y ¿de dónde eres, porque tienes un acento un poco sudamericano?

            -Soy argentino pero me vine aquí pues es mi país hay muchos problemas económicos. Allí son muy famosos porque no paramos de hablar, somos el país del tango un baile muy especial, que yo bailo de maravilla. Estuve estudiando lenguas y estudié filología inglesa pero la vida me ha llevado a la calle a hacer lo mejor que sé hacer poesía y de comercial, de comercial de mi mismo. Y tenemos fama de muy conquistadores y de eso no ando mal yo, siempre tengo un amiga en casa que me cuida, sobre todo dominicanas, que saben hacer muy bien las cosas de la casa. Pero siempre me harta de ellas y las cambio por otras. En la variedad  está el gusto. También me gusta estar solo para componer mis poesías y necesito silencio y aislamiento. Paco me comprende perfectamente, ¿no es así?

            Paco asiente con la cabeza.

            -¿Y dónde vives?

            -Vivo aquí detrás más abajo en el Rabal, junto con una mezcla de gente de todo tipo, esa mezcla de gente me enriquece sobremanera y tengo amigos de todos los países habidos y por haber: chinos, pakistaníes, marroquíes, de Bangla Desh, argelinos, nigerianos, dominicanas-suelen ser mujeres-, españoles, filipinos, etc. Así conozco mil formas de plantearse la vida de verla, diferentes culturas y costumbres. Así tienes una visión más global de la vida más internacional. Se hablan diferentes lenguas y la de menos es el español, aunque todos lo hablan a su manera.

            -¿Y no pasas frío en invierno?

            -Yo provengo de una zona de muy al sur de Argentina y allí hace frío siempre con lo que estoy acostumbrado y me llevo un termo cada día con mate una bebida típica de allí de Argentina y lo tomo durante todo el día y así con mi bufanda mis dos camisetas térmicas que compre en la tele tienda y mis guantes sin dedos como los de Paco puedo manejar el dinero con mayor facilidad. Todo tiene solución menos la muerte querida mía.

            -Bueno, -Paco-, nos tenemos que ir ya, y seguir con nuestro camino, gracias por la charla un placer contar con tus canciones y tus poesías.

            Judith se levanta y le va a abrazar.

            -Encantado de conocerte Señor Capitán.

            El Capitán la abraza y la besa en ambas mejillas.

            -Encantado de conocerte yo también a ti preciosidad.

            -Un abrazo, Paco, ya nos iremos viendo.

 

 

 

 

5Gb- Visita a “La Loli”.

            Bajan por Ramblas y vamos viendo las estatuas que quedan en la noche, cerrada por cierto. Un vaquero ataviado con sombrero, jeans tejanos, sus cartucheras con pistolas, su camisa a cuadros, su chaleco y sus botas tejanas, todo teñido de color cobre, por ejemplo. Paco le tira una moneda cambiando de postura al instante. Mucha gente sube y baja por Las Ramblas sobre todo extranjeros buscando un chiringuito para cenar, aunque las terrazas están ya repletas de gente. Pasamos por delante del Liceo, y vemos coches de lujo que paran para que enjoyadas señoras bajen a buscar su sitio en él. Ya casi son las 10:30 de la noche y continuamos bajando.

            Alcanzan ya con la vista la estatua de Colón que nos anuncia el final de las Ramblas, y se meten por el lateral, allí hay un club nocturno de travestis simpáticos y comenzamos a ver a adolescentes -nigerianas, suelen ser- muy ligeritas de ropa, ejerciendo la profesión más vieja del mundo. Y entre ellas una mujer cincuentona que enseña unas prominentes pechugas les saluda. Va también ligera de ropa unos pantalones de pitillo negros y una camiseta que enseña todo su poderío, encima un abrigo de pelo que se supone no será muy caro, de color negro, toda de negro, y con unos tacones de aguja de aúpa.

            -Hola Paco.

            Paco saluda con la mano mientras se acerca con Judith cogida de la mano. Acaban por encontrase y se saludan:

            -Hola Loli ¿qué tal va la noche?

            -Pues va, como todas las noches, ya he hecho tres servicios. Y quien es la princesita de hoy ¿me la presentas?

            -Yo soy Judith.

            -Encantada Judith ¿qué tal con Paco? ¿de fábula no?

            -Si la verdad es que me lo paso muy bien con él, me está presentando a todos sus amigos. Y sus amigos son muy curiosos.

            -Hola Paco, un beso -se acerca y le da dos besos a Paco- ¿Ya habéis cenado?

            -Si acabamos de cenar un durum con patatas ahí arriba -dice Paco-. Bueno toma -dándole doscientos cincuenta euros a “La Loli”- ¿es bastante? -pregunta Paco a “La Loli”.

            -Si, de sobras es lo que cobro yo un viernes bueno. Gracias Paco, siempre mirando por mí. Vamos pues, hoy día de fiesta. -Se despide de sus compañeras, las nigerianas, y nos indica que subamos Ramblas por el mismo lateral.

            Suben y giran a la izquierda en la primera calle posible. Llegan a un indio, una pequeña tienda y ella hace el ademán de entrar.

            -Voy a comprar algo más para picar, ya que no me parece una buena cena lo que habéis hecho sino un piscolabis. ¿Tenéis queso de cabra? ¿y fuet? Y ponme cuatro flanes y una botella de mistela.

El indio  le saluda y le dice que si con la cabeza, y va a buscar la compra.

-¿Qué quieres beber Judith? -pregunta “La Loli”-.

-Una naranjada.

-Bueno cojo dos, -le dice al indio- ¿Y tú qué quieres Paco?

-Dos cervezas sin alcohol.

-Ok, pues ya lo has oído Pedro, le dice al indio.

El indio les ofrece la bolsa, con las viandas y les cobra, bueno a ella, que saca un billete de cincuenta del escote y paga.

Salen de la tienda y continúan por la misma calle, llegando a la Rambla del Rabal, la cruzan y van a un obscuro portal. “La Loli” saca unas enormes llaves y abre el portal:

            -Es un tercero sin ascensor, así que para arriba.

            Suben pues los tres pisos, ella cansada por el tabaco que fuma resopla y abre la puerta.

            Un gran loft se abre ante nosotros llena de cuadros antiguos de procedencia desconocida, con una alfombra de leopardo en medio con unas cortinas rojas cerca de un balcón y muebles negros, una enorme lámpara de cristales de cuarzo preside la estancia.

            -Pasad, pasad a mi humilde morada. Sentaos en el sofá que organizo las viandas.

            Paco y Judith se sientan en un gran sofá cubierto de una tela de colores vivos, al frente de una mesa de metacrilato con un candelabro antiguo y un mechero de mesa. Mientras “La Loli” se va a la cocina americana y sirve en una bandeja, con fondo frutal, lo que ha comprado en la tienda.

            -¿Cómo habéis pasado el día?

            -Muy bien, hemos conocido a muchos amigos de Paco.

            -Y tu Loli ¿cómo has pasado el día?

            -Bien, bueno la tarde no ha ido muy bien para el negocio, pero bueno, ya se dará mejor otro día.

            -¿A qué te dedicas tú Loli? -pregunta inocentemente Judith-.

            -A la profesión más antigua del mundo cariño, soy prostituta, me voy con hombres por dinero, pero dicen las putas que nosotras somos las únicas mujeres que decimos la verdad que lo hacemos por dinero, y no lo necesitaría pues soy la madame de unas cuantas chicas nigerianas, o sea la protectora de otras prostitutas, pero me encanta esta profesión y la dejaré cuando esté ya más mayorcita, de momento no. Vivo de noche y duermo de día, es una forma muy diferente de vivir. Pero bueno yo vivo bien, con todas las modestas comodidades que modestamente me puedo permitir.

            -¿No te has casado Loli? -pregunta Judith-

            -Si me casé querida, pero me salió el tiro por la culata, yo lo quería mucho al principio era muy guapo y apuesto cuando era joven, pero perdió su trabajo y se dio a las drogas y al alcohol, no lo veía durante el día y por la noche llegaba borracho y fumado, y entonces empezaron las palizas y los maltratos, era un sin vivir. Hasta que no tuve 25 años no me vi capaz de dejarlo plantado. He pasado mucho Judith pero ahora ya estoy bien.

            Lo que me queda de mi marido es una hija, Daniela que ahora tiene 17 años y que vive con su abuela, no quiero que se mezcle con mi vida, que no tenga tentaciones como yo de vengarme con los hombres un hombre me usó y ahora los uso yo a ellos. Mi hija estudia y vive en Sarriá con su abuela y la voy a ver entre semana muchas tardes, estudia bachillerato y saca buenas notas y quiero que vaya a la universidad y se haga una mujer de provecho y que tenga las oportunidades que yo no he tenido. Aquí tienes unas fotos de ella. -le entrega un álbum con unas tapas de piel, en el que aparece una niña rubia y muy maja jugando con su padre, con su madre y con amigos, fotos de su comunión y demás-.

            -Que guapa es tu hija Daniela -comenta Judith-.

            -Bueno comed y bebed todo lo que queráis, aquí os he preparado un piscolabis. ¿Queréis ver un rato la televisión y os hago unas palomitas?

            -Bueno, pasaremos un buen rato viendo una película. -dice Judith-.

            -Aquí tienes los mandos, elige tú lo que quieras.

            Judith coge el mando y enciende la televisión. Va pasando de canal hasta encontrar una película y la deja.

            -Tengo una idea -dice “La Loli”- vamos a ver mi película preferida Pretty Woman. La historia de una prostituta que encuentra a su príncipe dorado.

            “La Loli” prepara unas palomitas en un viejo microondas y se sienta en un sofá al lado de sus invitados a ver la película. Se hace el silencio en la estancia, solo se escucha la televisión.

            Al final de la película “La Loli” comenta:

            -Yo ya tuve un Richard Gere en mi vida también se llamaba Ricardo, trabajaba en correos, siempre muy bien vestido con traje. Me cortejaba y me respetaba, mi familia lo conocía aunque solo llego a entrar en mi casa un par de veces para tomar sendos cafés con leche con mis padres el resto de los días se tuvo que conformar con acompañarme por las Ramblas e invitarme a helados e infusiones de todo tipo. Era muy guapo y apuesto y yo por entonces también estaba de bastante buen ver. Además su padre era notario y era de una acaudalada familia de Barcelona, que no veía de buen grado nuestra relación ya que yo provenía de una familia mucho más modesta que la suya, mientras él vivía en Pedralbes nosotros sobrevivíamos en Gracia. Y por desgracia su familia consiguió lo que quería: separarnos, pues siempre le estaban presentando chicas con una mucha mejor situación que la mía y tuvo que acceder a casarse con una profesora de instituto muy bien recomendada por la familia. Yo que por aquel entonces servía en una casa de una rica familia barcelonesa dedicada al negocio de los sombreros que tenía una tienda cerca del Corte Inglés de Plaza Cataluña, en la calle sur que va desde plaza Cataluña a Urquinaona, que nunca me acuerdo como se llama. Encima de la tienda vivía la familia los padres y los cinco hijos que habían tenido, casi todos yendo a la universidad, menos el mayor que trabajaba en la sombrerería con su padre. Tenían y hacían todo tipo de sombreros con todas las tallas medidas y formas y por supuesto a medida.

            Mi padre se dedicaba a la construcción y manejaba a un equipo de siete obreros y mi madre cuidaba de doña Berta, una anciana que vivía en el barrio y que era muy amiga de la familia, tenía pocos familiares pero recursos para tener una cuidadora que la atendiera.

            Yo tenía diecisiete años y aquellos dos años junto a mi Ricardo fueros los mejores de mi vida, me llevaba al cine, me paseaba mis curvas por todo Barcelona y me trataba como una reina, pero de toqueteo más bien nada, al final algunos besitos en los morritos pero siempre en la penumbra de algún portalón y de sexo nada de nada en aquellos tiempos era un tema tabú para según qué gente de buenas maneras.

            Bueno Paco tengo que ir a ver cómo están mis niñas, lo recojo todo y nos vamos, os las presento sino es que están trabajando. -“La Loli” se levanta y recoge los cuencos de las palomitas y demás viandas que sobran y limpia la pequeña mesita con un paño.-

            -Coged vuestras cazadoras que nos vamos.

            Judith y Paco cogen sendas cazadoras y se las enfundan, dirigiéndose ya a la puerta, nuestra anfitriona recoge el dvd y lo guarda en una estantería, desconecta las luces, se pone una chaqueta negra y se dirige a la puerta.

            -¿Lo lleváis todo?

            Asienten los invitados con la cabeza.

            Nuestra madame cierra la puerta y todos cogen el ascensor para bajar, bajan y cierra el portal.

            -Bueno espero que hayáis pasado una noche agradable en mi humilde morada. Vamos a ver a mis chicas.

            Cruzan la Rambla del Rabal y van pasando por calles llenas de prostitutas y camellos entre los extranjeros que cruzan desde Las Ramblas para ir al Apolo, discoteca de moda en el paralelo.

            Llegan a Las Ramblas y continúan bajando por la acera derecha hasta encontrar un famoso club de transformistas, allí se apiñan jóvenes de color que parecen muy jóvenes.

            -Hola Ramona, -dice “La Loli” a una compañera ya mayor y entradita en carnes como ella-, ¿has cuidado bien de mis nenas en este rato?

            -Si, Loli, hoy ha sido un buen día, en general, no ha habido ningún altercado, y las chicas se han comportado bien.

            -Bueno pues ya estoy de vuelta yo para cerrar el chiringuito. Gracias Ramona por controlarlo todo, dándole un besito en cada mejilla.

            -Venid que os presento a mis chicas, girándose y dirigiéndose a sus invitados. Huy ya son las cuatro y media, a las cinco plegamos nosotras.

            -Mira la primera que os presento es Vanesa que viene de Nigeria, de un pueblecito llamado Jos, su nombre real es Abeke, pero por supuesto este no era un nombre comercial. Todas ellas vinieron en pateras desde marruecos y lograron entrar en la península sin problemas, y sin un duro llegaron a Barcelona sin hablar ni papa de español y vinieron a buscarme, aquí en el gremio me conocen todos.

            -Hola ¿Cómo te llamas pequeña?, yo me llamo Vanesa,-dice Vanesa una preciosa joven de ébano que apenas se alza un metro y medio del suelo.-Con un pelo largo muy rizado y de facciones claramente africanas. Viste un mallot de leopardo y un top con tiritas negro que le hace mostrar sus bienes desarrollados pectorales. Habla casi a la perfección el español, a esa edad aprenden muy deprisa.

            -Hola, ¿cuántos años tienes?, -le pregunta Judith-.

            -Yo diecinueve ¿y tu preciosa?

            -Yo, once.

-Dame dos besitos, -le dice Vanesa-.

            Judith se alza un poco y le da dos besos.

            -Este es un amigo, -le dice “La Loli” a Vanesa presentándole a Paco-

            -Hola, ¿qué tal?

            -Hola, -responde Paco-.

            -Esta es Lorena, también nigeriana, vino junto a Vanesa. Su nombre verdadero es Adanya y vivió las mismas aventuras que Vanesa.

            -Dos besos Judith. -dice Lorena. Una pelirroja con el pelo bastante corto, bastante delgadita y con una tez un poco más europea que la de Vanesa.

            -Hola Lorena, si dos besos, -responde Judith acercando sus mejillas.-

            -Y por último Sheila, ella es nigeriana también, pero de un pueblo llamado Maiduguri, aunque ella, que también vino en patera desde Marruecos, lo hizo en otra aventura distinta a Vanesa y Lorena. Su nombre real es Folami que significa honor y respeto en nigeriano.

            -¿No tenéis frio? -pregunta la pequeña Judith-.

            -No, ya nos hemos acostumbrado, no te preocupes. -se apresura a responder Folami, para no dar otro tipo de explicación un poco subida de tono, dada su particular expresión.

            -Bueno, -dice Paco- ya es tarde os dejamos con lo vuestro Loli, dos besos.

            -Ok. Hemos pasado una buena noche, dos besos compañeros. -se acerca y besa a Paco en las mejillas y alza a Judith y le da dos más-.

            Se separa y se despiden con la mano tanto las tres chicas nigerianas y “La Loli” como Paco y Judith. Estos dos últimos cruzan hacia el centro de las Ramblas y las suben, poca gente queda ya a esas horas por ellas, gente morena, paquistaníes y marroquíes pasean por ellas y no tienen dificultad de paso hasta llegar a la Plaza Real, entran girando a la derecha y la encuentran también semivacía, queda alguna terraza abierta y justo en el centro alrededor de una pequeña fuente, algunos chavales norteafricanos juegan con el agua.

 

 

5Gc-Visita a los Hare Krishna.

            -Ahora Judith te voy a presentar a los madrugadores de la ciudad los Hare Krishna. Son una gente muy especial que creen en una religión de la India, ahora conoceremos a un discípulo llamado Krishnadas, que significa servidor de Krishna.   Se dirigen a un viejo portalón de la cara sur y la parte izquierda de la plaza. Allí señala Paco un timbre en el que pone Hare Krishna, le dice a Judith que lo apreté y que conteste Hare Krishna. Ella aprieta dos veces y espera varios segundos, de repente se oye un Hare Krishna a lo que la pequeña responde Hare Krishna, el portalón se abre y deja al descubierto un edificio antiguo con unas escaleras que suben por ambos lados. Suben las escaleras y en el segundo piso encuentran una puerta de madera de un color muy claro y que parece nueva. Llaman al timbre y responde una señora vestida con una tela a modo de vestido que le recubre su cuerpo es de colores dorados y verdes, en la frente y hasta la nariz tiene una pintura de color tierra y en medio de la frente un lentejuela de color rosa.

            -Hare Krishna, -dice la amable señora-.

            -Hare Krishna, -replica Paco-.

            -Pasad, pasad, está a punto de empezar la charla. Hola pequeña, cómo te llamas, ¿qué haces a estas horas despierta?

            Bajan unos cuantos escalones y entran en la entrada, a la derecha una vitrina con una variedad casi infinita de inciensos y unos rosarios extraños hechos de madera y de otros metales nobles. Las paredes están pintadas de naranja y están adornadas con cuadros de inspiración divina llenas de personajes de color de piel azul.

            -Me llamo Judith y el Paco me está presentando a sus amigos, todos ellos muy simpáticos.

            -¿Está Krishnadas disponible?

            -Si, ahora mismo le aviso, ¿el señor Paco, no?

            -Si, él ya me conoce con ese nombre.

            La señora se aleja un momento y viene al cabo de unos minutos con nuestro amigo Krishnadas. Un personaje alto de casi dos metros, vestido con una túnica naranja. Calvo y con barba de tres días y con una señal de una pasta amarillento pálido entre su entrecejo y la mitad de la nariz.

            -Hare Krishna amigo mío, ¿Quién es tu pequeña compañera?

            -Hare Krishna amigo, vengo con mi amiga Judith.

            -Hare Krishna Krishnadas, ¿qué es esto una iglesia?

            -Hola preciosa, esto es un templo en honor a dos dioses, Cheitanya (Krishna) y Nityananda (Balaram), que son dos hermanos que son la expresión más amorosa de Dios.

            -Pero, en clase me enseñan que hay un Dios y después Jesucristo que es el hijo de Dios.

            -Pequeña, el mundo es muy grande y en otros países, como en este caso la india, la gente cree, en otras cosas, por desgracia en algunos sitios como en nuestro país solo te enseñan una religión y luego tú no puedes decidir entre otras alternativas, eso es un problema de libertad muy difícil de solucionar.

            -¿Y por qué vas vestido así?

            -El naranja simboliza renuncia en nuestra cultura por eso veras a gente que va vestida como en la india de color naranja que significa que son discípulos que renuncian a tener pareja y otros que van de blanco, que significa pureza que son o estudiantes o discípulos que buscan una pareja para compartir su vida y tener hijos.

            En su mano derecha lleva una pequeña bolsa blanca con el dedo índice sobresaliendo y a este respecto le pregunta Judith:

            -¿Qué llevas en esa mano?

            -Esto es el japa (pronunciado “yapa”), -comenta, mientras saca un larguísimo especie de rosario de bolas de madera oscura, con una más grande que tiene unos hilos de color naranja)-, nosotros cantamos en honor a los dioses por cada bola una frase que repetimos: Hare Krishna, Hare Krishna, Krishna Krishna, Hare Hare, Hare Rama, Hare Rama, Rama Rama, Hare Hare.

            Krishna es Dios, Hare significa la energía de Dios, y Rama significa el paraíso o la verdad suprema, por ello y al cantarlo tantas veces invocamos a que se pueda aparecer otra vez Dios en la tierra y nos ofrezca paz y armonía. Eso lo cantamos 108 veces por ronda y una ronda son las bolas que hay excepto Krishna que nos lo saltamos.

            -¿Es como vuestro rosario de allí de la India?

            -Si, bueno más o menos, pero en la India no es como aquí, alla hay muchas más religiones.

            Pasad, pasad, vamos al altar y así te explico. -Indicando un largo pasillo que sigue a la pequeña entrada-.

            Los tres se dirigen hacia una puerta impoluta y parece que recién barnizada.

            -Antes os tenéis que quitar los zapatos y dejarlos ahí.-indicando unas estanterías bajas que hay al lado de la anterior mencionada puerta. Tanto Judith como Paco se descalzan. Krisnadas se quita sus sencillas chanclas de esparto también.

            Krisnadas abre la puerta y hace sonar un platillo que hay colgado del techo nada más entrar. Se arrodilla y se estira con los brazos extendidos hacia las dos deidades del altar. Se levanta. Paco se arrodilla y baja la cabeza hasta el nivel del suelo. El suelo es de un pulido parquet que parece que está recién pulido, brillante.

            -Esto en el signo de reverencia: o te echas con las manos hacia las deidades o te arrodillas y agachas la cabeza, cada uno lo hace a su forma.

            La sala de unos cuarenta metros cuadrados está pintada de naranja también, con unos frisos de madera ya un poco vieja de color dorado. A un lado una pancarta con la frase que repiten en el japa con un fondo negro y las letras doradas. Justo al lado de la puerta una estatua casi a tamaño real de un señor mayor calvo con la misma señal en el entrecejo y la nariz de nuestros compañeros, moreno con unos labios prominentes, vestido de granate y rosa, con una guirnalda de flores frescas de diversos colores, colgada de su cuello.

            -Aquí a nuestro lado tenemos la estatua de Prabhupada, una persona muy importante para nosotros, Su Divina Gracia Abhay Charanaravinda Bhaktivedanta Swami Prabhupada nació en Calcuta en el 1896 y fue el fundador de ISKON (sociedad internacional para la consciencia de Krishna), tuvo una educación religiosa aprendiendo a cantar canciones devocionales y a tocar la mridanga (tambor de dos cabezales) y estudio los textos sanscritos, (un idioma de la india), del Bhagavad-guita, y el Bhagavatam, para que lo entiendas como para ti la Biblia. A la organización le gusto este educado joven y le pidieron que difundiera las doctrinas krisnaistas en ingles. Fundó una revista en inglés, que luego se tradujo a varios idiomas, entre ellos el español, que él mismo redactaba y difundía. Abandono su familia y se fue a Vrndavana a estudiar profundamente los textos sagrados y a escribir. En 1965 se fue a EEUU con el propósito de predicar su religión en occidente, en un buque de carga y sin respaldo material, solo con la dirección de un simpatizante Hinduista. A fines de los años sesenta era común verle rodeado de hippies cantanto el maha-mantra que cantamos con el japa. En 1969 fue invitado a la casa de John Lennon que junto con Yoko Ono y George Harrison (otro Beatle que murió entre mantras). Su popularidad hizo necesaria la agrupación de sus seguidores en ISKON, que cuenta actualmente con más de 108 templos y comunidades repartidas por todo el planeta. Escribió más de 80 libros.

Aquí tenemos nuestro acordeón horizontal, que se llama harmonio y los tambores que se llaman mridangas bengalíes. Y los platillos pequeños que se cogen con los dedos o Kartals. Aquí un cuadro de Krishna, señalando a un personaje azul.

            -¿Porqué es de ese color?

            Es de un color syama (negruzco de una nube de una tormenta de una tarde de verano) y es sundara (muy elegante en sanscrito).

            El color del techo es azul, y en el centro y una lámpara circular hecha de madera con palabras en sanscrito.

            -Y aquí tienes el altar con las deidades: Krishna y Balaram. -señalando a dos pequeñas figuras sobre un fondo de bosque tropical. Pequeñas flores frescas amarillas lo adornan-.

            -Y aquí la cadena de sucesión discipular, o sea la jerarquía en todo lo más alto de la organización. -señalando una serie de fotos pequeñas que hay en la base del templete.

            Justo delante una pequeña urna para las limosnas a la que se acerca Paco e introduce un billete de cincuenta euros.

            -Aquí el trono para el maestro que en breve nos va a dar una charla, hoy iba a ser de la reencarnación pues los cuerpos los dejamos pero tenemos la convicción que nos reencarnamos, los destinos del cuerpo material pueden ser:

-Ceniza, si se queman.

-Si se entierran (como normalmente se hace en occidente) se vuelven tierra.

-Si se tiran al desierto, los predadores se los comen y se convierten así en excrementos.

No nos tenemos que preocupar, si se necesita otro cuerpo lo tendremos. Depende de cómo nos hayamos portado, en seres superiores: otros hombres, o en seres inferiores: animales.

            La tradición data esta religión en hace más de cinco mil años y los académicos en más de cuatro mil, por ello se dice que es la religión escrita más antigua del mundo.

            Ya son las cinco, ahora vienen los discípulos para la charla y la ofrenda.

            Se abre la puerta y entran dos discípulos con la cabeza afeitada y una pequeña coleta por encima de su nuca, uno con una indumentaria india de color blanco y otro con la indumentaria naranja, los dos descalzos. También con la señal en la nariz y la frente de nuestros compañeros, se sientan con las piernas entrelazadas, sobre unos delgados cojines de color granate brillante, no sin antes estirarse con los brazos extendidos hacia las deidades. Uno coge los tambores o mridangas y otro coge el harmonio y empiezan a tocar y cantar el mantra que oran con el japa. Primero lo canta el chico del harmonio y después lo cantan juntos. Ya son las cinco de la mañana y comienzan a entrar más fieles vestidos de calle, todos descalzos, y unos cuantos discípulos más con el típico rapado y la coletilla un poco más arriba de la nuca. Todos empiezan a cantar entre vaivenes, de pie y tocando palmas al ritmo de este embrujador mantra.

            -De discípulos que vivimos en el templo somos dieciséis y de fieles que vienen cada día unos diez, los fines de semana tenemos una fiesta los domingos por la tarde con la misma estructura de lo que vamos a ver hoy, y suelen venir de treinta a cuarenta personas, es por la tarde a las seis y justo una hora antes hacemos un tour por las Ramblas cantando el mantra del japa y otras canciones religiosas para darnos a conocer y para informar a posibles futuros fieles o simpatizantes de nuestros valores y creencias.

            Nosotros basamos nuestra vida en el servicio devocional, que puede ser cualquier cosa que tú hagas para ofrecerla a Krishna. Todo lo que tenemos son cosas que nos ha ofrecido Krishna, por lo que nosotros se lo devolvemos en las ofrendas que a continuación veremos en el ritual para que también pueda disfrutarlo Krishna. Dios es consciencia y queremos relacionarnos con ella, cultivar ese amor por Dios de una forma práctica.

            Entra otro discípulo vestido de naranja y coge los kartals y comienza a acompañar el mantra, todos repiten el mantra después del chico del harmonio. Y de repente entra un orondo personaje vestido de naranja como los otros, pero este se sienta en un trono que hay, abre varios libros y prueba un micrófono que se ajusta al cuello.

            -Ese es el maestro que nos explica las palabras de los textos sagrados, todos le conocen como Miguel, porque aunque tiene un nombre en sanscrito, prefiere que lo llamen Miguel todos los de fuera del templo.

            El maestro se prepara para hablar y abre y consulta todavía más los libros. Hace parar el cantico sagrado con la mano y dice que va a comenzar la charla. Comienza a Hablar:

            -Hare Krishna, amigos míos. Hoy os voy a Hablar de Nrishimja.

Este personaje es Dios, Krishna cabreado ya que no existe el diablo porque este sabe que en el juicio final Krishna le pedirá cuentas si no obedecen, por tanto cuando se enfada Krishna porque da todo un planeta al hombre, a los que tienen malas intenciones y estos se olvidan de Krishna, éste se enfada y los envía a por el dinero, el poder o el sexo que buscan que quieren alejándolos de la tierra en busca de los agujeros de energía verde que absorben los agujeros negros de energía a través de USA. Un paraíso para ellos según rama -la verdad absoluta o el paraíso-. Si no van los protestantes, los del opus dei y los jesuitas que son órdenes religiosas que harán la inquisición a todos aquellos que siendo negativos no se vayan al espacio a través de USA. La policía militar montara guardia en el templo, para defender a los Hare Krishna que se queden, los positivos sean de la orientación sexual que sean.

Durante la charla corren una cortina al altar, y un discípulo se cuida de prepararlo todo para la ofrenda final.

            Una vez finalizada la charla comienza otra vez el cántico de las palabras sagradas o mantras, aparte del Hare Krishna, tocan otras canciones, de repente se abre una cortina de lado a lado y aparecen las deidades.

            Krishnadas nos relata pues la ofrenda o aratik que se le hace a las dedidades:

            -A las deidades se le ofrecen elementos naturales:

            -Tierra: Mediante el incienso que quema el discípulo encargado de las ofrendas.

            -Agua: Hay un discípulo que ayuda y tira agua por encima de todos los asistentes.

            -Fuego: Fuego producido por unas lámparas de mantequilla: “Guís”.

            Un discípulo coge un guí encendido y lo ofrece a todos los asistentes, uno por uno pasan la mano sobre el guí y luego sobre su frente o su cabeza, es la forma de recibir esta ofrenda, que es sagrada.

            Krishnadas, Judith y Paco, son los últimos en recibir el fuego por lo tanto ya saben, imitando a todos los presentes lo que tienen que hacer.

            -Aire: Con una mano el discípulo encargado de la ofrenda hace círculos con la guí y abanica con un abanico de cola de yak.-a veces de plumas de pavo real-.

            -Éter: Refiriéndose a la energía que producen los mantras o cánticos sagrados.

            Persisten los cánticos sagrados mientras toda esta ofrenda se produce.

            -Ven aquí Judith -dice Krishnadas, levantándola con los brazos y acercándola al altar-.

Allí se forma una cola y cuando le llega el turno a Krishnadas junto con la pequeña, el encargado de la ofrenda al lado del altar le espeta:

            -Hola jovencita esto que te voy a dar es una mezcla de leche y miel con la que hemos bañado a las deidades, por lo tanto es en liquido sagrado; por la mano que te hecho y te la chupas. Judith hace un pequeño cuenco con la mano y con una pequeña cuchara el disdípulo antes mencionado le echa un poco de líquido. Krishnadas y Paco siguen el mismo protocolo.

            -Que bueno que está -dice Judith-.

            Y a las siete de la mañana, más o menos, finaliza toda la celebración, El maestro Miguel se despide:

            -Bueno mañana más y ahora hay un poco de prashadam para todos los que quieran disfrutarlo.

            -Prashadam es comida bendecida por los Dioses -le explica Krishnadas a nuestra pequeña invitada-. Nosotros solo comemos vegetales, somos vegetarianos pero tenemos un muy buen cocinero que viene de allá de la India y cocina que te mueres.

            Suena música grabada mientras continúa la cola y luego todos pasan a una gran sala grande contigua a la sala donde hemos permanecido casi dos horas y media. Y allí comienzan a repartir el prashadam, en platos.

            -Prueba esta comida Judith está muy rica -comenta Krishnadas-. Tiene muchas especias y sabor oriental.

            -¿Qué tiene esto para estar tan bueno? -pregunta Judith después de probarlo-.

            -Vegetales, santificados por los dioses.

            -Bueno que paséis un buen día yo me tengo que dedicar al servicio devocional.

-Aribol.-dice Krisnadas-.

-Aribol.-dice Paco-.

El templo esta tomado por los policías militares que defienden los verdaderos creyentes positivos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

5Gd- Visita a Estee.

            Ya ha levantado el día y ya son las ocho de la mañana salimos de una plaza real donde ya han abierto algunas terrazas y nos encontramos con las Ramblas ya con gente, una pequeña tienda de animales donde venden loros es nuestra siguiente parada, Judith los observa con detenimiento y el vendedor se acerca:

            -¿Qué te gustan preciosa? Pues dile a tu padre que te compre uno.

            -No señor, no es mi padre es un amigo, y con respecto al pájaro nunca podría tener un pájaro en una jaula, los pájaros están hechos para volar. Gracias.

            -Vamos a casa de Estee, Estrella en holandés, y que nos sirva un té caliente.-comenta Paco mientras saco una mano hacia la dirección de Plaza Cataluña-.

            Enseguida para un taxi, se suben los dos a él, la pequeña bosteza.

            -Aragón con Girona por favor.-añade Paco-

            -De acuerdo caballero, vamos por Gran Vía hasta Girona y luego subimos hasta Aragón.

            Llegan a destino, Paco paga religiosamente y desea un buen día Judith no puede ser menos cortes y también se lo desea.

            Justo en la esquina mar bajando a la izquierda toca un pequeño interfono.

            -Hola buenos días, ¿eres Paco, no? Te estaba esperando, sube que te abro.

            Suena un pitido a la vez de una voz grabada dice: “Puerta abierta” a la vez que se abre el portalón.

            El edificio es viejo y necesita una mano de pintura en una angosta escalera que da al primer piso, desde allí podemos coger un estrecho ascensor que a diferencia de la escalera parece como nuevo, también es estrecho, para no más de dos personas, se abren las puertas y Judith se mira en el espejo, Paco hace lo mismo hasta el tercer piso. Allí se bajan. Y noquean la segunda puerta de metal, a los pocos segundos se abre la cerradura y aparece Estee, una muchacha rubia de ojos azules con un top blanco y unas mallas de licra con bambas de color rosa, rodeada de una amplia terraza llena de plantas por todos los lados, sobre todo de cactus, y en una esquina de la terraza un gato atigrado de color gris, precioso.

            -Hola Paco. ¿Cómo va todo, ya pensaba que tardabais demasiado? Y tu pequeña ¿cómo te llamas? A mi mis padres me pusieron Estrella les pareció muy romántico. Pero en holandés, Estee, ya que mi madre era holandesa, de un pequeño pueblo llamado Almelo que está al este entre campos y girasoles, aunque vivía en Ámsterdam con mi padre que es norteamericano de California de un pueblo muy bonito llamado Monterey.

            Dame tres besos cielo. Y tú ¿Cómo te llamas?

            -Yo me llamo Judith y también conozco una niña que también se llama estrella como tú.

            Estrella coge a la niña en brazos la abraza y le da tres besos, a los que Judith responde de la misma manera.

            -Tres besos Paco.

            -Tres besos Estrella.

            -¿Por qué tres besos Estrella? yo solamente doy uno o dos las pocas veces que conozco a alguien, aunque con Paco he conocido mucha gente.

            -Es una costumbre holandesa allí se dan tres besos y ya está, debe ser que se quieren mucho, que somos muy cariñosos, por lo menos mas que los alemanes desde luego.

            -¿Y donde están tus padres? ¿vives sola aquí?

            -Si, mis padres han vivido y se conocieron en Ámsterdam, luego vivieron en Sídney y luego se fueron a Nueva York por cuestiones laborales. Yo viví mi vida un poco independiente de ellos, en Holanda cuando tienes dieciséis o diecisiete años ya te vas a vivir fuera de la casa de tus padres y tienes una vida con compañeros o en alguna residencia de estudiantes, en mi época nos pagaban ya el estado una paga por estudiar sencillamente, Holanda es un país muy desarrollado y con ventajas fiscales muy buenas para los que tiene poco dinero. Se pagan muchos impuestos pero luego se distribuyen. Por ejemplo para los jubilados en mi época entraba el dentista en la seguridad social y además les pagaban hasta el taxi para llegar al doctor, ahora las leyes ya no son tan permisivas, y es que el estado del bienestar se está desmoronando, ya no es lo que era. En Róterdam, una vez que fui con unos amigos a visitarlo encontraron un puente lleno de figuras geométricas. Me preguntaron que eran y yo les dije que arte, que cuando hacían una obra pública se tenía que destinar parte del presupuesto a algo artístico. Holanda no tiene nada que ver con España, excepto que somos muy simpáticos como los españoles, y muchos holandeses hablan español, como yo desde los catorce años estudio: holandés, inglés, francés, alemán y español. Allí la televisión es en versión original y se aprenden mucho más rápido los idiomas, se estudia más vocabulario y más práctica porque si sabes cómo decirlo pero no sabes que decir no puedes practicar y aprender mientras que si sabes que decir aunque no sepas como, esto último lo aprendes practicando ya que puedes aunque como los indios.

            En Ámsterdam es una ciudad muy permisiva con el barrio rojo en el que las prostitutas se exhiben tras unas enormes cristaleras, se puede fumar mariguana en el Bulldog Café, y si te pilla la poli no hay problema. Una vez nos perdimos por la zona del puerto en coche y había una humareda de porro que no se aguantaba nos pararon unos policías, bajamos la ventanilla, aquello apestaba pero ellos nos guiaron otra vez hacia el centro de la ciudad sin más problemas. Hasta unos squaters tienen derechos, en mi época de estudiante pasaba que si estos invadían una casa que estaba desocupada el ayuntamiento a veces fallaba a favor de ellos y les pagaba un alquiler por un tiempo al dueño del piso, porque decían que era una casa vacía y que alguien la podía ocupar. El mundo del revés, ya lo ves.

            Viajando se aprenden que las cosas pueden ser diferentes dependiendo del lugar y de eso saben mucho los holandeses que son los que más viajan al extranjero, en sus vacaciones, de toda Europa, con decirte que hace ya años se publicó en un periódico que ningún miembro del gobierno se encontraba en el país durante un periodo de vacaciones, por lo que nadie podía gobernar el país. Viajamos a todos los continentes, y tenemos oportunidades por la cantidad de lenguas que hablamos casi a nivel nativo.

            -Tengo calor.-dice Judith, mientras se saca la chaqueta en un día resplandeciente.

            -Ay perdonad pasad dentro, a mi humilde ático chiquitito.

            Frente a la terraza un gran ventanal de vidrio nos descubre un salón cocina americana, con una alfombra con motivos geométricos de color rojo y gris que preside la estancia. Un sofá apoyado en el gran ventanal de dos hojas y otro haciendo una l, los dos de color gris y berenjena. Uno de dos plazas y otro de tres enfrente una televisión de plasma y unas estanterías incrustadas en la pared con diversos bustos de budas que por su diferencia parecen de varios países diferentes. Un mándala gigante cuelga encima del sofá triple. A mano izquierda una mesa separa una cocina americana con una encimera de tres fuegos; varios armarios en blanco completan la ornamentación de la cocina. Música zen envuelve la estancia.

            -Me habéis pillado en mi tiempo de yoga, pero tranquilos ya había acabado.

            ¿Queréis un zumo de naranja natural?

            -Si, por favor, tengo sed, gracias.-añade Judith-.

            -Si yo también otro por favor.

            Estrella se levanta y se dirige a un exprimidor, corta unas naranjas y las exprime.

            Mientras nuestros invitados no paran de observar, obnubilados, la decoración desde el sofá triple. Un incensario mientras despide un olor a canela, situado en una mesita en la esquina que dibujan ambos sofás.

            -Con azúcar de caña tendrá que ser, aunque la tengo por casualidad, yo no tomo.

            -Bueno, esta igual de rico, -dice Judith, después de probarlo.

            -Si vivo sola aquí si esa era una de tus preguntas pequeña, tengo dos habitaciones la mía y una para invitados.

            -¿Y qué estás de vacaciones?-apostilla Judith-.

            -No, que va, cielo, mira mi madre es profesora de finanzas y mi padre experto en coaching, yo no soy tan de números y mi padre cuando tenía dieciséis años me dio unas sesiones de coach para que eligiera una carrera que se adaptara a mis gustos y necesidades y entonces hice ciencias económicas para tener una base, vine aquí de intercambio y me saque el máster en dirección de empresas en una escuela muy buena que hay aquí en Barcelona que se llama ESADE, y luego me fui con mi padre a Estados Unidos a aprender lo que es el coaching. Trabajé allí con mi padre pero allí es muy exigente la vida laboral y aquí en Barcelona se puede compaginar mejor la vida profesional con el ocio y la diversión.

            -¿Y qué es el “couching” ese?

            -El una metodología de aprendizaje interpersonal desde el asesoramiento o acompañamiento de una persona que asume el rol de coach (maestro) y otra que asume el rol de coachee (aprendiz), o dicho de otro modo una forma de enseñar tanto a jóvenes como deben encaminar su vida y sus aficiones, como a personas que necesitan realizar un cambio vital para ser más felices o a directivos de empresa para ser más eficientes y estar mejor en su empresa y consigo mismos, en el que el coach acompaña a los alumnos en este camino de superación.

            A mi mi padre me ayudo a que yo ahora sea feliz y me llena ayudar a los demás a que sean también felices como yo.

            Para todo ello el coaching de todo tipo tiene aspectos de carácter económico, de carácter organizacional, y mucho de psicología, sociología, y motivación. Ve al hombre desde un punto de vista de persona con una aptitudes y unas actitudes que se pueden potenciar haciendo más llevadero el equilibrio vital de la persona.

            Un ejemplo de un ejercicio es la rueda de la vida: que consiste en un círculo con ocho porciones, una para cada aspecto:

1º-Familia y amigos.

2º-Pareja.

3º-Ocio y diversión.

4º-Salud.

5º-Dinero.

6º-Crecimiento personal.

7º-Entorno físico.

8º-Carrera profesional.

            Se divide el radio en diez y se puntúan todas las variables ya mencionadas, haciendo una foto de cuál es la situación en un momento dado de los aspectos más importantes que te marcan una época determinada de tu vida. El nuevo perímetro representa la rueda de tu vida. En base a los resultados se pueden plantear objetivos en las áreas en las que la puntuación es baja. Con ejercicios de este tipo identificamos puntos débiles y problemas para plantear luego soluciones a ellos. Es un asesoramiento bastante global sobre tu vida.

            Yo en estos momentos trabajo para dos escuelas con chicos y chicas de diecisiete años para que elijan bien su futuro profesional. Además estoy gestionando y asesorando cambios en tres personas que me han pedido cambios en su vida global ya que no se sienten del todo realizados. De momento no trabajo para empresas pero cuando no tenga trabajo ya veremos.

            -¿Y por qué hay tantas cabezas de estas? -inquiere Judith señalando a las cabezas de Buda y a una pequeña colección de budas granate-.

            -Bueno esas cabezas son de budas y esa colección es de diversos Budas que cada un significado. Conocí el budismo en un viaje a Nepal. El budismo es una religión no-teista (no centrada en un Dios, pero también representa una filosofía, un método de entrenamiento espiritual y un sistema psicológico. Y fue desarrollado por Buda Siddharta Gautama, que vivió en la India en el siglo V antes de cristo. Él no se definía como un ser sobrenatural o un profeta. Un buda, que podemos ser cualquiera es todo aquel que ha despertado espiritualmente y que es feliz y carece de sufrimiento. No se establecen dogmas sino que son los mismos discípulos los que tienen que comprobarlas e interiorizarlas. Su propósito es la erradicación de las insatisfacciones producidas por el deseo y la avaricia, producto de una concepción errónea acerca de la naturaleza de la vida, la existencia y el ser; la concepción acertada sobre estos temas lleva a la iluminación. Para todo ello el budismo propone técnicas para desarrollar la meditación y alcanzar la sabiduría. Los maestros monjes interpretan los textos sagrados.

            Bueno ya habéis consumido mi tiempo os tengo que dejar tres besos Judith -cogiendola en el aire-.

            Judith también le da tres besos.

           

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

5F- Visita a Ruth.

            -Vamos a ver a Ruth una amiga muy especial.

            -¿Quién es Ruth?

            -Cogimos un taxi y nos llevo hacia las afueras de Barcelona, polígonos industriales con naves grandes rodeaban las avenidas y de repente un gran aparcamiento lleno de coches, y al fondo una entrada a un gran edificio moderno verde, en lo alto del cual había unas grandes luces en las que ponía Cinema Paradiso productora S.L.

Justo en ese momento de espaldas a la puerta una mujer andrógina con unos pantalones naranjas de tela de terciopelo -el naranja siempre ha sido un color especial y especiales las personas a las que les gusta por eso identifique aquel pantalón que un día le regalé a Ruth-. Esta precisamente sale a despedir a una pareja vestida de travestis con unas alzas una de color púrpura y otra de color rojo con lentejuelas, pantalones acampanados amarillo y azul a juego con unos tirantes en los que aguantaban sendas camisetas con motivos en lentejuelas verde y azul a juego. Dos grandes pelucas una totalmente rizada y otra con pelo liso a la cintura acaban por definir estos extraños personajes, que se dirigen hacia un escarabajo pintado de lado a lado con la bandera gay multicolor.

            -Mira que coche tan bonito -dice Judith-.

            -Es el color de los gays los que les gustan las personas del mismo sexo, los homosexuales.

            -¿Por eso estamos aquí no entonces Paco?

            - En efecto, Ruth sabe mucho de ello por eso te la quiero presentar porque a ella le gustan las personas no los sexos…

Ruth había visto como habíamos bajado del taxi y me había reconocido por eso empezó a saludarnos a lo lejos. Una camisa blanca ajustada a su delgadez con un fruncido como si quisieran tener hombreras, ella es una mujer hombre, como yo las defino son aquellas que tienen una forma de pensar más parecida a los hombres, pelo corto abultado y con una delicadísima y siempre cariñosa expresión de cara.

            -Viene y me abraza efusivamente- Hola Paco precioso preséntame a tu nueva amiga. ¿Cómo te llamas?

            -Me llamo Judith y me ha dicho Paco que tú te llamas Ruth.

            -Si ven te presento a mi novio…-haciéndonos pasar a aquel edificio verde como el color de la esperanza. Pasamos a la entrada decorada con grandes fotos de personajes que hemos visto miles de veces en la pequeña y en la gran pantalla. Y enfrente una grande y alargada mesa de cristal con tres señoritas con cascos de operadoras, dos de ellas con gafas de colores chillones. Un elegante chico con abundante melena, un pantalón de corte clásico con unos zapatos elegantes pero clásicos, una camisa de un color rosa pálido con cuello italiano y sin corbata.

            -Aquí está Oscar Judith, este es mi novio, ¿cariño que platos podemos visitar?

            -¿Qué hacéis aquí Ruth?

            -Aquí fabricamos sueños y fabricamos todo lo que a la gente le gustaría imaginar y desea ver a través de la televisión o el cine, todo lo que ves en la pequeña o gran pantalla se prepara aquí.

            -Y ahora te voy a presentar a mi novia, Raquel. Ella trabaja de técnica de sonido, se encarga de todo lo que puedes oír en una película o en la tele. Cruzamos pasillos subimos una escalera y llegamos a la sala de realización de los estudios. En una pared todas las pantallas de todas las cámaras de un estudio y enfrente unos paneles con los mandos del sonido, y varios sitios para el realizador y sus ayudantes entre ellos la técnica de sonido, Raquel que está haciendo las pruebas previas de sonido. Ruth le acaricia su melena rubia a una chica bajita con buen tipo con una camisa italiana de varios colores con cuatro partes de distinto color en forma de grandes cuadrados y con los puños verdes. Una mirada profunda y una sonrisa de cortesía que hacen notar su timidez nada más verla.

            -Hola Raquel ¿cómo estás?, -dándole un cariñoso beso en los labios- a Paco ya lo conoces, a su pequeña Judith no.

            -Hola Judith me llamo Raquel vente aquí, -la sienta en su regazo- ¿Qué sonido quieres oír? Un camión y aprieta los botones con la consiguiente respuesta de un brum brum de camión.

            -Ahora quiero un rio.-Raquel aprieta unos botones y surge un abundante sonido a agua en un gran rio que al parecer discurre al lado nuestro. Y por último un periquito. Apareciendo un sonido de un periquito de tres kilos por el volumen del canto.

            -Que simpática que eres Raquel.

            -Vamos a dejar trabajar a Raquel y vamos al bar-dice Ruth dirigiéndonos entre pasillos hasta encontrarnos en el Bar. Y allí Judith estira de los bonitos pantalones naranjas de Ruth.

            -Pero como es que tienes una novia y un novio, ¿por qué te gustan las mujeres y los hombres?

            -A mí me gustan las personas porque no me gustan los cuerpos me gustan las mentes y con un hombre hago las cosas que puedo hacer con un hombre y con mi mujer hago cosas de mujeres como ir al gimnasio, de compras, yo soy técnica como Raquel soy realizadora, y compartimos el gusto por el trabajo creativo. Con Héctor hablo de negocios es él el director y le ayudo a llevar la empresa, me gusta su virilidad, su hombría, hago kárate con él y practico sexo tántrico. Con el tantra se transforma la energía sexual en crecimiento espiritual. En Occidente el sexo solo esta religiosamente ligado a la procreación y el sexo fuera de eso es sexo solo eso, en oriente eso no es así. Lo más importante que he aprendido yo es que:

1ºLas mentes son como los paracaídas solo funcionan cuando están abiertas.

2ºLa moral, la culpa la represión y el tabú sexual son imposiciones antinaturales que han creado varias religiones y gobiernos para dominarte; no te pertenecen. No juzgues, solo observa.

Los musulmanes pueden tener varias mujeres pues yo también quiero ser musulmana y mi amor es tan grande que puedo amar a más de una persona a la vez y el tantra me permite otro nivel de comunicación con mis seres amados, a todos los amo de una forma diferente pero muy intensa, soy una última hippie, no tengo límites en mi amor, no tiene sentido que quienquiera que sea Dios tenga limites en el amor ese Dios que pone límites no es el Dios verdadero. Por ejemplo hay cinco formas de besar:                  

1ºMordiscos de amor.

2ºBesos labiales, contactos labiales.

3ºSoplidos, haciendo cosquilleos por la boca y el cuello.

4ºBesos linguales con contactos entre las lenguas.

5ºBesos de succión, succiones con presión.

-¿No es bonito saber amar Judith?

-¿Pero a Raquel le gustan las mujeres como a ti?

-A Raquel no le gustan las mujeres sino sería lesbiana y eso sería simple relación sexual, a ella le gusto yo y ella me gusta a mi no es sexo es amor y eso no puede tener fronteras entre hombres y mujeres, eso es de otra época yo me siento antigua con el tantra y moderna con mi no limitación de mi amor a una persona o a un sexo. Soy bisexual y más exactamente bisensual eso es muy diferente.

El orgasmo es la experiencia espiritual disponible para los humanos, ya que conecta nuestro estado de beatitud, erotismo, devoción, amor, despersonalización y universalidad e espiritual, y permite despertar la sensación del retorno al hogar cósmico. Con él, la mano divina se posa en el alma individual.

-¿Y cómo encuentro yo un novio que sepa tanto como tú?

-La vida, te llevara por el conocimiento a ese camino Judith.

El tantra apunta hacia el completo desarrollo de la consciencia, libre en todos sus campos, y para ello no rechaza el mundo ni lo considera una ilusión, sino algo bien real. Toma la tierra como una escuela más de vida y te lleva a que disfrutes de todas las funciones de tu energía.. La fórmula es combinar conciencia y energía, sexo y meditación; amor e inteligencia; creatividad y sensualidad; percepción interior.

-Bueno os tengo que dejar me tengo que dedicar a un programa que tenemos en directo ahora. Dos besos.

-Dos besos -dice Judith, mientras se los da-.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

5F2- Visita a Lorenzo.

            Cogemos el taxi y nos dirigimos otra vez a las entrañas de la ciudad, entramos por Diagonal, Bajamos por Paseo de Gracia y luego bajamos por Vía Layetana hasta Plaza Jaume Primer. Bajamos en dicha plaza.

            -Aquí ya hemos estado ayer ¿no?

            -Si, Judith pero en el corazón de Barcelona siempre hay muchas cosas y he quedado hoy con otro amigo mío.

            -Esta vez vamos de Plaza Jaume Primer hasta Plaza Sant Jaume por la calle San Fernando.

            A escasos veinte metros encontramos una pequeña tienda, donde podemos encontrar todo tipo de piedras. Entramos dentro. Un elegante señor barbudo con una americana verde y una corbata de colores nos atiende.

            -Hola Paco, ¿Qué tal estamos campeón?

            -Bien, ¿cómo te va a ti con tanta energía acumulada en una tienda tan pequeña?

            -Bien, todo me va bien, sabes que las piedras me protegen mucho.

            ¿Cómo se llama tu princesita?

            -Se llama Judith.

            -Hola, Judith, yo me llamo Lorenzo, dame dos besos.

            -Hola Lorenzo.-añade Judith, dándole dos besos en unas amplias barbas blancas-.

            ¿Aquí vendéis piedras, y a quien le interesan las piedras?

            -Las piedras han sido testigos del paso del tiempo y la evolución, desde el principio. Son pues estas la que conservan niveles energéticos altos y los conocimientos metamórficos que pueden indicar al ser humano la conservación de su estructura corporal y psíquica. Las piedras son capaces de ayudarnos a transformar nuestras vidas. Las piedras han retenido energía procedente del cosmos, difícil de medir o ver, pero fácil de sentir y percibir sus efectos sin que sepamos sus causas. La mayoría de las historias sobre verídicas, seguramente se deba a que alguien aseguró que la influencia magnética de las piedras podría elevar a las personas a planos superiores de conocimiento, curar enfermedades y prolongas nuestras vidas.

            Al tener la gema apropiada, podemos realizar un ejercicio de purificación mental para armonizar los sentimientos; basta con sincerarse, aceptar los errores y permitir un diálogo entre nuestro yo interno y susodicha piedra, debiendo disponernos a cambiar lo necesario de nuestro interior.

            La mayor parte de las piedras curativas son minerales, como por ejemplo:

            El rubí, el ópalo, el topacio y la esmeralda.

Los minerales son las de mayores vibraciones; pero también las hay orgánicas como por ejemplo:

La perla, el nácar, el coral y el marfil.

Los vedas contienen ya mucha información sobre las piedras. Cuatro mil, cinco mil años de história.

-¿Me enseñas unas cuantas? -inquiere Judith con mucho interés-. Esta mismo.-dice Judith, señalando una pequeña piedra de color violáceo-.

-Mira has dado en el blanco, esta es una amatista, que es considerada la piedra más importante de la gemoterapia, ciencia de curar enfermedades a través de las piedras.

El origen de la palabra viene de los griegos para los que significaba: libre de vapores alcohólicos. Y para los romanos significaba: embriagarse.

Se encuentra en Sri-Lanka, Suiza, India y estados Unidos.

Es un óxido de silicio.

De colores: morado y violáceo.

Es una piedra muy frágil que sirve para alejar el insomnio y las pesadillas. Es la piedra de la paz, indicado contra la cólera, la ira y el furor por sus propiedades relajantes y tranquilizadoras. Inspira buenas ideas. Protege de envidias y amoríos perturbadores. Armoniza también el ambiente familiar. Se la ha considerado disuasiva por su embriaguez. Tener amatista en casa es como tener un balneario en casa para cuidar y reponer tanto el cuerpo como la mente.

Aristóteles contaba que el Dios Dionisios -el Dios de la vendimia y del vino- había dotado a la amatista la propiedad de joya, el color del vino y que mitigaba los efectos perniciosos del alcohol. Se puso de moda esto que dijo este último y las mujeres de alcurnia lucían la efigie de Dionisios para ayudarles. Es la primera vez que se utilizó en joyería.

            Dicen que José el carpintero le ofreció a la virgen María una amatista como símbolo de pureza y castidad.

            En la época grecorromana se usaban los anillos de amatista contra maldiciones y males de ojo.

            ¿Qué te ha parecido la historia de esta piedra? ¿Quieres saber alguna otra? Luego te elijo una para ti.

            -Si, por ejemplo esta azul del escaparate.-señala Judith con el dedo.

            -Esta se llama lapislázuli, su nombre proviene del persa lachuard y lapre, azul y piedra.

            Es silicato alumínico sódico con azufre.

            Su color es azul añilo, violáceo; a veces verde con incrustaciones doradas. La presencia de pequeños pajitas doradas la hacen fácilmente reconocible.

            Se extrae como inclusiones en la roca caliza. La roca madre es un mármol blanco dolomítico. Surge en las zonas metamórficas de contactos entre granitos alcalinos o en rocas carbonatadas y generalmente envuelve cristales de pirita.

            Hay yacimientos en Afganistán, Rusia, Italia y Chile.

            Si creemos que nuestra mala suerte puede ser una disculpa de una falta de interés, recurriendo a una piedra como el lapislázuli lograremos sobreponernos a ese complejo que nos resulta dañino. Su color azul está indicado para proteger nuestro sentido de la vista. Con solo pasarlo rozando por la piel ejerce una mejora física. Controla los nervios, evita que las contrariedades puedan perjudicar nuestras buenas intenciones. Si se pasa por la frente de un enfermo febril este se curará. En aspectos amorosos estrecha los vínculos de la pareja. Usar un collar de lapislázuli o sostener un trozo con la mano puede aumentar nuestros impulsos vitales y a renovar nuestras ilusiones. Un collar de lapislázuli puede hacer que nos sintamos seguros, protegidos, alejados del miedo y de otras fantasías perturbadoras.

            En el lapislázuli chileno y en el ruso la calcita blancuzca, muy abundante, devalúa la piedra; sin embargo las inclusiones de pirita se consideran como una señal de autenticidad. Era conocido y utilizado por los egipcios para tallas sus famosos escarabajos sagrados y consagrarlos a la Diosa Isis. Los paleocristianos consagraron la piedra a la virgen Maria. En el renacimiento los pintores utilizaban el lapislázuli para preparar el célebre color de ultramar. Se cuenta que Marco Polo buscó el lapislázuli y después de recorrer India, China y el Tibet lo halló a orillas del rio Dana Amón, en Afganistán.

            -Bonitas, historias sobre piedras, aunque hay cosas que no comprendo, como eso de metamórficas y tal.

            -Bueno no te preocupes, pues en la escuela ya te explicarán en un año o dos todo eso, pero así tú ya sabes cosas que no te van a explicar en el colegio.

            Ahora te voy a regalar una joya de piedra que combina con tus bonitos ojos verdes. -comenta Lorenzo mientras saca un pequeño colgante del que pende una pequeña piedra de color verde en forma de corazón.- Esta es para ti. Pero antes tengo que cargarla con mi cuenco tibetano.

            Introduce el colgante en un cuenco metálico y con una especie de relevo da un golpe al lado que suena a metal, luego pasa el borde por todo el borde del cuenco, haciendo sonar una intensa vibración a metal durante treinta segundos, Judith se pone las manos sobre lo oídos, es muy estruendoso el sonido.

            -Aquí la tienes cógela con un trapo pues solo la puede tocar la persona para la que es.

            Paco coge una cadena de plata y la pasa a través del orificio del colgante con ayuda de una gamuza de polvo y se lo coloca alrededor del cuello y cierra el cierre.

            -¿Te gusta Judith?

            -Si, mucho. Pero ¿qué me podrías contar de esta piedra?

            -Bueno esta piedra es un jade.

            Silicato de sodio y aluminio.

            Suele ser verde, gris, azul pardo, violeta o amarilla.

            Se extrae de vetas formadas por masas de gránulos o agujas aparentemente amorfos que afloran en los terrenos aluvionales. También en rocas de serpentina o en yacimientos secundarios, como conglomerados o cantos rodados. Son formas metamorfoseadas con agregados fibrosos.

            Hay yacimientos en los Alpes italianos, China, Japón, Birmania, Nueva Zelanda, Guatemala, México y la región del Turquestán.

            Está considerada como la piedra de la justicia. Se aconseja llevar un rodado de jade, como amuleto, si hay que acudir a la justicia, seguro que nos trae suerte. Puede hacernos más receptivos al amor, y que nuestra idealización aparezca en persona. El jade nos impulsa a razonar y nos da la posibilidad de atraer a la fortuna.

            En sanación afecta directamente a las malas digestiones e interviene sobre las que afectan a los trastornos estomacales.

            Los antiguos mayas se colocaban guijarros de jade sobre las espaldas, para protegerse de los males aquejados a los riñones. Los chinos grababan imágenes de animales en las piedras de jade y las llevaban entre sus ropas asegurando así una larga vida según sus creencias. Las tradiciones orientales atribuían a los Dioses la entrega de la primera piedra de jade a un tallador chino, para que labrara un gallo. Era un obsequio que debía hacer a su maestro. A Lin Chuan Yen, emperador de la dinastía Ming le regalaron un xilófono con las teclas de jade sostenidas con anillos de oro. Los maoríes de Nueva Zelanda tallaban en jade la figura del Dios benéfico Tiki y después de vendarle los ojos, regalaban a sus familiares la imagen para que les protegiera de los enemigos tanto reales como imaginarios.

            -Bueno ahora ya tienes tus piedras, haz buen uso de ellas. Te dejo con Paco y sus amigos que seguro que aprendes mucho tu confía en él ya verás como todo va bien. Disfruta de cada momento de su compañía y la de la compañía de sus amigos, te resultara muy placentero.

 

 

 

 

 

 

 

5I- Visita a George.

            -Bueno ahora vamos a ver a George, un artista muy majo, ¿te gustan los americanos?, este es un atípico americano.

            Paco hace una señal para parar un taxi, justo en el momento después que pasa el autobús por la parada.

            -¿Quién es George?-dice Judith mientras entra en el taxi-.  -Un loco de la pintura, le apasiona dibujar paisajes caribeños con muchos colores y personajes.

            -Yo quiero que me pinte.

            -Voy a llamarle para ver si está disponible porque trabaja todo el día de recepcionista en su hotel, o pintando.-cogiendo su teléfono móvil y marcando-George, hola ¿qué tal como estás?, nos puedes recibir ahora un rato. Bien pues ahora vamos. Hasta ahora.

            Llegan a un pequeño hotel llamado hotel Balaña, una puerta giratoria les abre el paso bajo un cartel vertical con su nombre y tres estrellas. Un ventanal cristalino y limpio donde hay dos grandes huecos y en uno de ellos encontramos a nuestro amigo George, que es de color. En el hall hay una exposición de cuadros de muy intenso color sobre todo de azul y verde muy vivos, entre lámparas de diseño con un color grana mate y blanco en unos tresillos y la demás decoración.

            George alza la vista y nos saluda con la mano, al vernos. Nos hace una señal para que nos acerquemos.

            -Te presento, Judith George, George Judith.

            -Hola preciosa ¿qué tal estás?- pregunta George con cierto acento americano.

            -Hola, me ha hablado de ti Paco, te gusta mucho pintar, por cierto ¿de quién son estos cuadros tan bonitos de la entrada?

            -Son míos, cielo, los pinto en esa esquina -señalando una de las esquinas donde habitaba un viejo atril con una paleta coloreada y un taburete manchado de mil y un brochazos-.

            -Vamos allá ya he terminado mi horario de trabajo -levantándose y dirigiendo a nuestros amigos hacia su nuevo lugar de trabajo-.

            -¿De dónde eres? -pregunta Judith muy curiosa-.

            -Soy americano concretamente neoyorkino del Soho, aunque viví mi juventud en Jamaica en Ocho Rios de ahí todo lo que pinto, New York es mi ciudad pero vine desde allí hace cinco años para poder dejar un trabajo en otro hotel donde me pagaban menos para cobrar un poco más y vivir mejor aquí en Barcelona. Echo de menos mi Nueva York, pero aquí en España encontré mi segunda patria, y como mi vida es muy independiente, no tengo problemas de adaptación, solo hago que pintar y escuchar mi música. Esas son mis dos pasiones y a las que dedico mi vida, no tengo tiempo para otras cosas.

            -¿Y qué pintas?

            -Pinto cosas hermosas como tú, cosas de mi época en Jamaica, llenas de color y vida por eso mis obras están teñidas de rojo, el color de la pasión, azul el color de la tranquilidad y verde el color de la esperanza. Los colores más predominantes de la naturaleza, el azul del cielo y el verde de los campos, de las selvas, de árboles y plantas que son la vida tranquila que reina en Jamaica. Allí dicen Jamaica no problem, allí no hay problemas para lo que tengas que hacer, todo tiene solución, y la gente te ayuda estés donde estés, es el legado de Bob Marley, la religión que el fundo y que tenía como centro Etiopía que era uno de los países más pobres del planeta, allí tenía su meca este fabuloso cantante que comía jugos de frutas con pimienta y que fumaba ganja sin preocuparse. Era una religión que se inventó que  su meca es dónde lo necesitaban más, en Etiopia, y mucha gente, los rastafaris, viven así en Jamaica, haciendo esculturas de ellos mismos en mil y un lugares de esta mágica isla.

            -¿Y porqué pintas?

            -Un día encontré, cuando tenía catorce años, a un hombre tumbado en una rama de un árbol enfrente de una maravillosa playa de la costa Sur, fumando ganja y le pregunté qué sino trabajaba, y él me dijo que hacía lo que le gustaba nadar y no hacer nada. Y entonces le pregunté cómo se ganaba la comida, a lo que él me contestó que cruzando la carretera había una selva que le proporcionaba alimento y ganja para seguir contemplando la vida desde ese maravilloso paraje. Allí comprendí que debía hacer lo que más me gustaba y eso era pintar. Mis padres ahorraron dinero para mandarme a los Estados Unidos para que conociera otras cosas y enseguida encontré un pequeño hotel donde podría ejercer de recepcionista y me dejaban como aquí un hall donde yo podría pintar mis adorados cuadros, a mi me gusta mucho el jazz y allí encontré mi casa, también escucho mucho reagee. Y Barcelona me atrae por el arte, Norteamérica es un país muy joven y tiene poca historia y buscaba raíces las raíces del hombre y llegué a este país buscando el arte antiguo, la historia y la historia de este país es inmensa por eso estoy aquí.

            -¿Y no tienes novia?

            -No, las mujeres requieren atención y yo no la tengo solo me gusta mi arte, y no voy con mujeres, eso distorsiona mi creatividad, la soledad de mi música y mi rincón no lo cambio por nada. Tengo una amiga japonesa que me conoció en el hotel del Soho y viene una semana al año a visitarme son unas pequeñas vacaciones, pero solo eso. Voy una semana a mi Soho de toda la vida y a Jamaica otra, para no perder el contacto con mi familia y mis raíces pero aparte de eso dedico todo mi tiempo al jazz, la demás música y pintar, esas son mis pasiones y mis novias. Allí tengo un primo que es gigante con solo 18 años ya mide 2 metros y es muy gordo, una bestia vamos. Lo quiero mucho y es encargado de un hotel en Negril, una zona costera muy popular allí para los americanos que van a veranear allí.

            Llega un cliente a la recepción.

            -Bueno os tengo que dejar. Abrazos, y cuidame a Paco, lo necesitamos.

5J- Visita a Esmeralda e Ismael.

            Cogemos un taxi que nos lleva a Sant Cugat del Valles, a las afueras de Barcelona.

-Vamos a un centro de hípica muy especial Judith.

-Me gustan los animales, pero nunca tuve uno, bueno si cuando era muy pequeña mis padres tenían un gato, pero las desgracias me persiguen y lo atropelló un coche.

Bajan del taxi y ante ellos dos jinetes ataviados con pantalones y botas de montar y sendos cascos. Saludan efusivamente a Paco, y enseguida se agachan para besar a nuestra querida Judith.

-Hola, yo soy Esmeralda la encargada de las pistas y los paseos. ¿Cómo te llamas?

-Yo me llamo Judith. ¿Y tú cómo te llamas?-dirigiéndose al varón-.

-Yo me llamo Ismael y me dedico a todo lo que no se dedica mi mujer Esmeralda.

-Y que hacéis aquí, esto es un picadero ¿no?

-Bueno -comenta Esmeralda- aquí trabajamos con caballos pero de una forma diferente de un picadero normal. Aquí hacemos terapia asistida con caballos, TAC. Trabajamos con caballos como elemento facilitador de la terapia. En el aspecto psicológico el caballo nos permite trabajar de una forma muy eficaz el auto concepto en los niños y también en adultos. La autoestima es imprescindible para la evolución personal y en nuestro centro lo tratamos con un programa específico y personalizado: diseñamos una programación para cada una de las sesiones que se realizan.

            Gracias a la ayuda que nos ofrece el caballo, los niños son capaces de sentirse satisfechos con sus logros, descubren que si pueden conseguirlo y eso les ayuda a ganar confianza en sí mismos.

            El caballo reacciona frente a nuestras emociones y se convierte así en el espejo de nuestras almas. El caballo percibe hasta las más mínimas señales. Eso nos permite por tanto tomar consciencia de nuestro estado anímico, sea de tristeza, alegría, sorpresa, amor, vergüenza o rabia.

            Hay una relación a tres bandas: el terapeuta, el sujeto y el caballo.

            El lenguaje del cuerpo nos lleva al desarrollo psicomotor y afectivo y ayuda en la construcción de la personalidad.

            La capacidad de adaptación del caballo es netamente superior a la del hombre porque debe adaptarse rápidamente al entorno, contrariamente al hombre que adapta su entorno a su persona. El caballo tiene una gran memoria y a menudo aprende al primer intento, y son capaces de interpretar nuestro propio lenguaje de manera increíblemente precisa.

            Un ejemplo fue la conocida historia de un caballo cuyo propietario entreno para hacer cálculos matemáticos y para dar la respuesta a base de coces del caballo. Pero al final quedo claro que no sabía contar sino que estaba “leyendo” los cambios de actitud y los cambios de tensión muscular de los presentes a medida que se iba alcanzando la respuesta. Prueba es pues de lo sutil que puede ser la comunicación entre un humano y el caballo.

            Con la Terapia asistida con caballos podemos inhibir conductas inadecuadas. Podemos trabajar desde la motivación y ofrece desarrollo de estrategias para la resolución de problemas. Facilita el feed-back, permite el refuerzo positivo, ya que el niño recibe recompensas muy tangibles. Su propio progreso le permite avanzar y poder hacer retos más complicados y más divertidos.

            La intervención de la familia es muy importante en la terapia.

            En el autismo, el caballo se convierte en un estímulo muy necesario para el contacto con el mundo exterior, y es de gran ayuda para resolver multitud de miedos que se les presentan a este tipo de pacientes.

            Las tareas de cuidado, limpieza y manejo del caballo hacen confiar en un aumento de la capacidad de inserción social y laboral para aquellos que los precisen mejorar.

            Los caballos no te pueden herir pues son mansos, físicamente no te pueden hacer daño y como no hablan ni discuten tampoco pueden herir tu sensibilidad.

            -Ven conmigo a ver si te encontramos unas botas y un pantalón adecuados para lo que vas a hacer con los caballos -dice Esmeralda, cogiéndola de la mano y dirigiéndola hacia las caballerizas-.

            -Te quiero enseñar algo Ismael en el ordenador -dice Paco, mientras le muestra un pendrive-.

            -Vamos a mi despacho -dice Ismael-.

            Ya en el despacho Ismael introduce el pendrive en la ranura USB y selecciona con el mouse un archivo que se llama Judith.historial y lo abre.

            -Aquí tienes su historial desde que entró en el orfanato dónde vive desde hace tres años -comenta Paco al abrirse el archivo-.

            Lee en voz alta Ismael haciendo un resumen:

            -Entró en el orfanato al haber fallecido sus padres en un accidente de tráfico en una carretera secundaria de Teruel. Ella también sufrió el accidente y vio a sus padres muertos, necesitó atención psicológica frente al impacto que esto le produjo. Al no haber otros familiares que se hiciesen cargo servicios sociales tramito su ingreso en la ciudad de Barcelona, pues era el domicilio habitual de los padres.

            La integración de la niña en el centro es difícil, ya que muestra rechazo social, muy introvertida, no juega con las niñas de su edad y lleva consigo siempre una pequeña muñeca que le regalaron sus  padres justo antes de fallecer. Saca buenas notas en matemáticas y en lenguaje pero poco participativa en clase. Muchas veces se distrae en clase y se evade de ésta.

            Principio de rasgos autistas generadas por traumas sobre lo que le ha ocurrido. Psicológicamente ignora o no quiere recordar el accidente. Quiere ir con sus padres petición que ignora el hecho de que los vio fallecidos en la carretera y luego se le informo de que ya no los podría ver más. Añoranza de la vida en común con sus padres, hablando como si éstos todavía estuvieran vivos.

Cuida a unos pequeños gatos que pasean por el centro.

-¿Crees que se puede hacer algo con los caballos? -pregunta Paco a Ismael después de repasar el informe-

-Sí, los caballos son animales muy especiales, ya verás cómo estará contenta con la experiencia. Vamos, ya se habrá cambiado.

-Y vosotros, ¿Cómo conocisteis a Paco?-inquiere la pequeña Judith-.

-Es muy fácil -responde Ismael-, Paco colecciona religiones, es un fanático de estas y nosotros somos bahaíes, fieles al Bahaísmo y en una reunión de las nuestras apareció Paco y lo conocimos.

El Bahaísmo es una religión monoteísta cuya deidad es Dios y que profesamos seis millones de personas. Fue creada por Baháu´lláh al que consideran la Manifestación de Dios en la época actual. En 1944 el profeta persa Siyyid `Ali-Muhamad –denominado el Bab, que quiere decir puerta- instituyó una nueva religión que surgió del seno del Islam, esta religión se denominó Babismo, la creciente adhesión de fieles alarmó a las autoridades persas, ahora iraníes, quien lo encarcelaron y finalmente fue fusilado en 1850. Mirzá Husayn-`Alí a quien el Bab dio el título de Bahá`u`lláh (en árabe gloria de Dios), fue encarcelado en 1852 y en su confinamiento creyó recibir el sagrado fin de reencarnar a Dios en la tierra como había profetizado el Bab. Once años después se exilió en Bagdad, pero su destino final fue Acre en Israel donde murió en 1892, haciendo sagrada su tumba hasta el punto que los fieles rezan sus plegarias hacia ese lugar. El principal texto sagrado fue uno escrito por él, el Kitab-i-Aqdas (el libro más sagrado). Su hijo que siguió a su padre en sus confinamientos y cárceles siguió su legado y lo interpretó divulgando por el mundo dicha fe. A su vez el nieto de este último, estudiante de Oxford fue el primer Guardián (líder y protector) del Bahaísmo. La sede principal está en Haifa, Israel.

Los principios del Bahaísmo son:

La unidad de las religiones y de la humanidad.

La armonía entre la ciencia y la religión.

La igualdad entre hombres y mujeres.

La educación universal

Un idioma auxiliar universal.

La paz mundial basada en una legislación común.

La eliminación de la pobreza y riqueza extremas.

Entre algunas peculiaridades está:

Prohibición de cualquier tipo de clero, ascetismo o vida monástica.

No se pueden confesar los pecados, más aún si no existe ningún tipo de clero a los que explicarlos.

No se puede participar en juegos de azar.

Se prohíbe el maltrato a los animales y no se pueden comer animales, cazados en una trampa.

Y considera a todos los profetas de otras religiones como Manifestaciones de Dios en distintos tiempos.

Para nosotros que éramos musulmanes del Islam (que significa paz) es una alternativa más evolutiva esto del Bahaísmo, por eso fuimos a reuniones y nos convencieron para seguir sus enseñanzas y su camino.

-Cada uno cree en lo que cree y hay muchas religiones, cada uno elige la suya.

            -Bueno nos tenemos que ir ya Judith.

            -Adiós preciosa. Les dicen al unísono Esmeralda e Ismael.

            -Adiós.

 

 

 

 

5k- Visita a Osvaldo.

            Cogemos un taxi y volvemos a una ciudad y en el centro de Plaza Cataluña encontramos un guitarrista con una melena abundante de color rojo, un punky vestido de negro tocando un solo de guitarra esplendoroso. Cuando nos ve deja de tocar y se quita la guitarra.

            -Hola preciosa ¿cómo te llamas? A ti ya te conozco Paco.

            -Hola yo me llamo Judith ¿y tú?

            -Osvaldo.

            -¿Y qué me cuentas?, todos los amigos de Paco me cuentan cosas.

            -Pues que mi pasión son los solos de guitarra. Me encanta la música y quiero tocar para el pueblo sin que tenga que pagar una entrada.

            -Tengo un productor en Amsterdam que me produce los discos y yo los vendo aquí muy baratos.

            -¿Y cuál es tu historia personal?

            Bueno yo contacte con una organización japonesa, que son los únicos que no tienen ejército de las grandes naciones que se llama Soka Gakkai que está reconocida por la American Physocological association (APA).

            -Allí dicen por ejemplo que hay varios estados de la vida:

            -El infierno.

            -El hambre.

            -Animalidad.

            -La ira.

            -La tranquilidad.

            -La alegría.

            -El aprendizaje.

            -La Autorealización.

            -El Boodhsattava. O el camino hacia el Buda.

            -El Buda. La perfección.

            Es una organización que defiende la paz como objetivo más importante.

            Hay una parte ritual que yo no sigo porque no me parece más que un rito y a mí lo que me interesa es la parte psicológica de la cuestión. La paz ahorraría muchos muertos inocentes en el pueblo y dedico unas reuniones cada vez que puedo a estas actividades a no ser que recen que entonces paso, para rezar ya están los Hare Krishna.

            Bueno sigo tocando la guitarra que es mi forma de cantar.

 

 

 

 

 

 

 

5l- Visita a Nigeriano.

            Nos centramos en Plaza Cataluña donde hay varias personas de color, allí encontramos a Pepe:

            -Hola Pepe ¿como estas?

            -Hola, ¿Quién es la preciosidad que llevas contigo hoy?

            -Me llamo Judith ¿y tú qué haces en la vida?

            -Yo soy veterinario en mi país de origen y ya hace muchos años que llegue a España, y he trabajado de veterinario, pero ahora estoy en paro. Yo veía los reportajes de Feliz Rodríguez de la Fuente y me encantaban. Intenté crear una nueva religión como hizo él pero todo se fue al garete. Y aparte soy comunista, ya no se lleva pero añoro el reparto de los bienes, has escuchado imagine de John Lennon. Pues la tienes que escuchar.

            La tierra es un ser vivo y la sangre es el petróleo y la estamos dejando sin sangre. En cambio el gas son gases que tiene que expulsar de su digestión, estaría bien que los utilizásemos para algo.

            Tendríamos que utilizar la energía del sol que cada vez calienta más por el efecto invernadero y utilizar la energía de los vientos que son energías limpias.

            -Bueno sigo tocando. Un beso pequeña y un abrazo para ti, Paco.

 

 

 

 

 

6- Despedida de Judith.

Estamos en una habitación blanca, muy blanca, el blanco es el color más puro, más limpio, es el color de la sencillez. La ornamentación es mínima, aunque destaca en el centro una gran cama cubierta como no de blanco, con un dosel del mismo color desde el que cuelgan sedas también del mismo color que acarician suavemente el aire, hacia un techo que por alto parece no acabar nunca. Una luz tenue ilumina la estancia que se ve ampliada en espacio por el color y lo rudimentario en la decoración, parece como si las paredes no existiesen, como si no hubiera límites. Una colcha de blanco radiante con bordados cubre la cama. Un grueso mueble bajo parece flotar dentro del espacio aparentemente vació. La pequeña se justo en el centro de un colchón. Abrazada a su muñequita, parece recobrar vida. Y mira lo que la rodea.

Se acerca la noche y hace una ligera brisa, él está sentado en una grandiosa mecedora al lado de esa grandiosa cama, sin olvidarse de su gran amiga. Se acurruca abrazando la cintura cansados los dos se sientan en la mecedora. Judith comenta que normalmente les cuentan cuentos hacia esa hora, pero no en la cama, él decide pues que el cuento se lo contará mientras ella descanse de nuevo sobre el mullido colchón. Al lado del balcón una racha de aire hace que una mecedora situada a su lado comience un pequeño movimiento de vaivén, haciendo un pequeño ruido que se ahoga al inicio de una suave y lenta canción. Él se sienta sobre la mecedora y comienza a pasar hojas de un libro. Ella decide que tiene hambre y se lo comenta, cerca del gran mueble anexionado a la cama hay un gran frutero que acerca a la niña ya enderezada pero sobre la gran cama, le pregunta que fruta quiere, un plátano, y la lava antes para dársela secada con una toalla azul del baño. Ella pregunta, con la boca llena,  que es lo que está leyendo. Es un libro de cuentos. Acerca pues la mecedora hacia la cama y comienza pues el relato. Hay música de fondo, la música continúa sin cesar y parece repetir una y otra vez la misma canción. La imagen se hace cada vez más lejana al igual que el sonido que se diluye en la música que acaba por envolver las palabras del relato. Va disminuyendo la tenue luz y se aprecia una sonrisa en la cara de Judith que poco a poco se desdibuja mientras los párpados caen suavemente, después de un parpadeo intermitente. La luz acaba por apagarse y la mecedora sigue meciéndose, una imagen posterior dibuja una nube de humo sobre el gorro de nuestro amigo.

Cuento que le cuenta Paco para que duerma Ruth:

Un par de conejos están atrincherados en su madriguera y uno le dice a otro:

-¿No oyes a lo lejos unos perros de caza?

-Sí, y por mil demonios son galgos de pura raza.

-No son galgos sino podencos.

-No, se están acercando más y no son podencos que son galgos.

A medida que se acercan se van acalorando los dos conejos y discuten sobre la raza de cada uno de los perros, pero el tiempo es perdido en tal discusión y las voces de los perros aumentan delatando su proximidad cada vez más cercana.

-Que te he dicho que son galgos.

-No, son podencos.

Los chillidos de los conejos parecen ser detectados a parte de por su olor por su sonido por los perros, sean galgos o podencos. Hasta que al final son detectados por los perros encerrados en su madriguera.

-No sé si eran galgos o podencos, lo único que sé es que al final fueros atrapados por los perros. Este cuento no tiene final feliz Judith pero discutir a veces no conlleva a nada y es perder el tiempo.

-¿Y los cazan?

-Si claro porque pierden el tiempo en tener razón y eso no es lo más importante.

-Judith comienza pues el viaje diario de un sueño encerrado en el apagar de sus pestañas.

La estancia se hace más grande al quedarse sin palabras y un pequeño ruido de tráfico murmura el sueño de Judith.

Empieza a clarear y poco a poco la luz va borrando su silueta hasta dar paso a una mecedora que aún estando moviéndose vacía ya solo es tocada por la suave brisa que vuelve a entra por el balcón.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

7A-  Análisis junto con doctora.

            Un correo a nuestra querida Lucía:

            -Creo que es un momento oportuno para explicarle de que se trata mi petición. Si tiene u momento chateamos a través del Messenger: ¿Ha valorado mi propuesta?

            -Pues sí, y acepto el reto. Comience su exposición.

            -Yo estuve a punto de conseguir una familia completa, mujer e hijos, pero mi trabajo fue incompatible con su trabajo y, la distancia geográfica nos separaba habitualmente, ella en un viaje que hizo para encontrarse conmigo tuvo un accidente y pereció, ella también tenía gran pasión por su profesión era directora de un centro psiquiátrico de enorme importancia en el mundo. Una de mis razones para mi anonimato es protegerla a ella. El niño tan deseado no llego pues no llegamos a volvernos a juntar en nuestros caminos. Yo dirijo una empresa muy importante y también es la razón del anonimato. Desde entonces no he podido rehacer mi vida sentimental ya que mis constantes viajes me da miedo de que vuelva a repetirse la situación. No tengo tiempo pues para tener mi hijo deseado y he decidido formar una familia cuando el tiempo y el espacio me lo permitan, por ello mantengo una relación intermitente con una amante que no me pregunta dónde voy ni de dónde vengo. Este no es el problema. Pero necesito un hijo para poder hacer lo que a mí me ha costado una vida para aprender y es a educarme como me gustaría que me hubiesen educado, con libertad y con valores. Y no puedo dedicarle todo el tiempo del mundo por lo que “secuestro” niños de hospicios y convivo con ellos durante unas horas para después devolverlos a su mundo. No es pragmáticamente correcto pero así lo hago y así lleno ese gran hueco que falta rellenar a mi corazón. Necesito contarlo a alguien y no puedo pues esto peligraría mi posición en el mundo por ello la he escogido a usted para contárselo. No espero un juicio pero me temo que es inevitable.

            -Me ha dejado usted de piedra. Razonablemente bien es verdad que usted tiene unas necesidades sentimentales que deduzco que son grandes y me conmueve su historia pero yo como profesional le tengo que indicar que las reglas sociales no están porque son las reglas mejores sino que están porque tiene que haber unas reglas para delimitar las libertades personales y siendo así yo no puedo aceptar el argumento de que usted se las salte  su libre albedrío.

            -Si las reglas no son las mejores cabrá la posibilidad de seguir las más adecuadas por ello considero que a pesar de no seguir las existentes yo no piso la libertad negada a aquellos niños que no tienen la posibilidad de ver el mundo como yo lo veo, por su argumento de la libertad creo que queda totalmente anulado, Les doy vida y una ilusión para vivir.

            -No puedes anular las reglas cundo te vengan en gana ya que entonces ya no existen las reglas de juego. No puedo decirle otra cosa.

            -Es la dictadura de la cultura, la cultura es la verdad de los vencedores de los dictadores de la democracia. La cultura es lo que nos profesores nos enseñan como verdad pero la verdad la mandan los que son ricos y poderosos y eso no significa que sean poseedores de la verdad. ¿Quién tiene la verdad doctora? Desgraciadamente son los que no lo imponen por violencia o por fuerza o sea a los perdedores, los silenciosos, los hindúes o los indios americanos por ejemplo. ¿Los conoce sabe de ellos? Respóndame.

            -Desgraciadamente yo estoy educada en la cultura occidental y no puedo responderle pero usted vive aquí no allá.

            -Pero a veces en el mundo del razonamiento son declaradas verdades que se contraponen y eso significa que una de ellas no es cierta mientras que la otra sí. En oriente la paz el vegetarianismo y la no competitividad o la no agresión comercial son valores contrapuestos a los carnívoros agresivos que somos incluso las religiones han sido agresivas. Aquí existe el mal mientras allí parece no existir. Allí nació Gandhi aquí los inquisidores. ¿Donde está la justicia doctora?

            -Ya le he dicho que la libertad pasa por unas reglas sean o no las mejores, ¿por qué no se va allí y vive con esas reglas?

            -Porque mi mundo es pleno y no tengo un mundo de los perdedores donde quiera vivir quiero vivir sin que nadie en todo el mundo me coarte mi libertad y trabajo en ese aspecto para todo el planeta, no puedo decir en que trabajo pero mi trabajo es global a nivel de todo el planeta no tiene sentido mi asilo. Una vez me encontré con escritor muy famoso en un aeropuerto y le dije que me gustaba escribir y filosofar y me dijo que colgara el traje y me convirtiera en un guerrero del mundo en un escritor en busca de la verdad.

            -No sé yo si la verdad la posee usted pero lo único que sé es que debería usted seguir las reglas y dejar que el orden establecido actuase, ¿Por qué no adopta pues a un niño y así puede usted desarrollar sus necesidades emocionales? Esa es la vía más lógica y más coherente, y no tiene que pasar lo mismo con su nueva pareja. Usted no perdona al mundo y sentencia a las primeras de cambio.

            -Si es verdad pero es que de los errores aprende uno y por eso yo creo que estoy rectificando para que no me vuelva a pasar lo mismo.

            -Ruego piense en las reglas sociales y tome una decisión acorde con ellas. No le puedo decir más, pero hablaremos en otra ocasión si usted me lo permite. Ahora me debo a mi trabajo.

           

 

 

 

 

8- Encuentro con tercera Tania-Actriz.

Un autobús recorría las calles y mi mirada se acercaba a mis anónimos y momentáneos compañeros de viaje. No lograba acceder a ninguna  conversación, me di cuenta del silencio, silencio que a su pesar escondía innumerables historias en cada uno de ellos. La parada me enfrento con una tienda de papelería, y me di cuenta de que deseaba hablar, y esto lo podía hacer a un simple papel. Bajé en un movimiento rápido cuando ya se estaban cerrando las puertas, una anciana descendía a mi lado, la miré fijamente, ella se giró y tomo la dirección contraria a la papelería. Siempre es la vista lo que suscita primero mi interés, pero es una sensación de no poder alcanzar algo lo que suscita una nueva fase la de poder tocarlo, y dar crédito a una realidad de uno forma más directa, es lo que lo convierte en real, necesitaba pues tocar algo, sentirlo realizado con forma y volumen., es como el final de la realización de un sueño. Entro pues en la papelería y me dirijo hacia un estante donde hay hojas y sobres de todos los colores, predominando los tonos grises, siempre que me acuerdo de esta palabra me acuerdo de una clase de cocina que me dieron de pequeño en la que tintábamos los pequeños merengues con colores de este tono, es una asociación de ideas que me identifica con situaciones ya pasadas. Hecha la compra se me viene a la mente el paraje en el cual poder conversar con aquellos papeles que he adquirido. Decido pues ir a un parque, justo enfrente a lo lejos se pueden ver árboles, me voy acercando hacia ellos. Entro dentro tras pasar por debajo de un gran arco antiguo, hasta llegar a la puerta de un pequeño bosque urbano. Encuentro un hueco en la hierba. Al lado entre flexión y flexión unos jóvenes parecen aprender algún arte marcial que practican en una relajada y lenta pelea. Algunos ejercitan su cuerpo, pero yo entonces necesitaba ejercitar mi mente. Mire a mi alrededor, el paseo era ya muy largo para no haber tenido un encuentro providencial, ya sea con personas conocidas como desconocidas, pero lo cierto era que no había recorrido calles donde habitualmente suceden estas cosas. Esparzo los papeles, de muchos colores, sobre la hierba y me dispongo a elegir un color. El color elegido es el gris pálido, comienzo pues a disponerme cómodamente sobre la hierba con el bolígrafo a punto de manchar la primera hoja. La imagen se aleja diluida en música, y se hace un punto en medio de la maleza.

Una vez finalizada mi escritura me decido a recorrer las Ramblas que están a dos pasos del susodicho parque. La ruta comienza en la parte alta de la ciudad, comienzo pues a paso lento deteniéndome en la multitud de atracciones que adornan el paisaje. Multitud de estatuas pintadas de un mismo color, que buscan moneda para pasar una noche más. Después acelero mi paso hasta llegar muy cerca del mar, ya puedo ver los barcos de enfrente que esperan iniciar su camino. Justo en medio una muchedumbre de gente apelotonada y dispuesta en corro hace que inevitablemente mi atención se centro en aquello que ocurre allí. Aparto con delicadeza algún hombro hasta alcanzar una vista del centro de la acción. Una música de violín amenizaba una velada de ballet, rodeada de velas ardientes que delimitaban el escenario se encontraba ella, que estaba sentada en el suelo con las piernas abiertas de par en par, parecía el momento de iniciación del espectáculo. El mimo era parte substancial de la actuación y se acercaba la parte final. Se acerca la noche y se hace más evidente en tiritar de la luz de las velas. Ella parece descubrir que su cuerpo necesita esa conexión táctil que haga más real la escena vivida. Se acerca pues a un abuelito con el que baila animosamente acariciándole la calva, comienzan a continuación las posturas envolventes de su cuerpo curvado que busca el cuerpo del abuelito, de repente un pie sobre el hombro con un ángulo de 180 º entre sus piernas. Saca su pierna del hombro para colocarla en su trasero, acaricia con su talón el pompis del abuelito, que contento no sabe expresar facialmente la alegría de ser su objeto de deseo. Ella arquea las dos piernas y se cuelga de su cuerpo apretando los pechos sobre su cara mientras le lame la calva previa limpieza con un pañuelo imaginario como si intentase sacarle brillo. A continuación dobla el torso y posa sus manos sobre el suelo, desenrosca sus piernas que se elevan haciendo un puente ya sobre tierra firme. Comienza un tango y ella le agarra de los glúteos con fuerza. De repente para y mira su imaginario reloj, parece haber transcurrido el tiempo dedicado al viejecito, que se queda dudando y con cierta desilusión por haberse terminado el show. Ella le indica que se vaya despectivamente, el levanta los brazos y aplaude mirando a ambos lados como si buscara el apoyo de un público que también comienza a aplaudir. Ella se gira de repente y le coge de la camisa, se lo acerca, entonces se separa se reclina hacia delante y le da un suave beso en los labios, a continuación una reverencia hacia él y hacia los demás presente hace presagiar que el número acaba de concluir. En estos momentos se invierte el proceso de su desnudez y comienza a recoger pañuelos y a abrigarse en un día que ya caída la noche se va haciendo más fresco. Las luces artificiales comenzaban a destacar sobre una ausencia de luz natural, y mientras el violinista pasa un cazo para recolectar dinero ella cubre su cara con un velo, apagando la mitad de las velas que la rodean.

Yo hubiera hecho todo lo que me hubiera pedido, ella parecía esperar una respuesta a todo lo acontecido, y yo me veía abocado a dar un paso adelante, pero solo un  silencio parecía necesitarse, ya no había música pero no necesitaba la palabra necesitaba hacer algo. Me acerqué a un puesto de flores y cogí una rosa blanca y se la ofrecí, ella puso la rosa sobre un pañuelo rojo, comprendí que quería una rosa de otro color, entonces saqué los sobres de diferentes colores hasta que ella elogió el rosa, cambié la rosa y se la ofrecí de nuevo. Ella me dirigió las primeras de las pocas palabras que aquella noche salieron de nuestras bocas. Se hizo un pacto de silencio que perduró durante toda la noche, nos tocamos, nos acariciamos, nos sentimos y nos buscamos físicamente el uno al otro. Nos descubrimos, aunque no nos pudimos fundir al mismo tiempo porque no conocíamos ni la temporalidad ni la geografía de nuestros sexos, pero nos escuchamos en la noche y buscamos pragmáticamente como éramos los dos.

El sueño nos invadió pronto y nos fundimos en un eterno abrazo que duró hasta los primeros claros del día, busque en la cocina hasta encontrar unas fresas que se las deje en una pequeña y antigua mesilla de noche. Cogí el papel que había escrito y lo doble y doble hasta que apareció un pájaro, lo pose al lado de la fruta.

Ella despertó y vio las fresas, cogió una y se la comió, se mancho lo labios y se apresuró a coger una servilleta para limpiarse, entonces vio junto al bolso el pequeño pájaro de papel, al lado la rosa que cogió cuidadosamente y la llevo a un jarro con agua fresca. Ahí se dio cuenta de que el papel estaba escrito y lo desdobló hasta que pudo leerlo:

“La soledad comunicativa”:

Realmente poca importancia adquiere la soledad en un mundo donde se nos absorbe con un ritmo trepidante a contra reloj. Donde como dice Gila “mucha gente está preocupada por tener que por ser”. Donde en aquellos momentos en los que se nos podría brindar esta soledad estamos rodeados de contraceptivos: música que nos absorbe, que incluso a veces ensordece el ambiente evitando cualquier posibilidad de diálogo, incluso con nosotros mismos. O donde la televisión o la radio acaban por reducirla al aburrimiento que inclusive ocasiona el planteamiento de su posibilidad. En un mundo en el que, paradójicamente, la podemos sentir cuando más rodeados de gente estamos. Con ello pienso en los múltiples viajes de metro, autobús, tren o avión, en los que puede ser que esos compartimientos vayan cargados de ideas más que de personas. Pretendo pues explicar la forma que yo mismo he vivido esta soledad y he sentido estos momentos, aunque puede ser que no la viva de esta forma el yo que a partir de ahora soy, y que quizás más tarde morirá.

Siento en mí el vacio inacabado de mi razonamiento. Por ello surge en mí la necesidad de completar el ciclo de nacimiento, vida y muerte de mi proceso interior. Mi soledad, madre de la criatura rompe aguas y reivindica su parto.

Haciendo el amor con el mundo -que no con todo el mundo...- encuentro el placer que me seduce. Una sensual excitación que desemboca en una profunda reflexión sobre el hecho de mí ser. En ella busco mi yo, mi porqué, mi cómo, mi cuando, mi dónde...Analizando la diferencia entre mi yo que no depende de mí y la reflexión de una consciencia alienada aunque pretenciosamente objetiva. Es el espejo en el que me voy mirando a través del tiempo como voy trillando el mundo de las ideas; dándome cuenta de todo lo que ha sido una barrera que he acabado venciendo y de todo lo que creo complace mis anhelos vitales. A pesar de todo sigo teniendo la duda de si ciegamente he tropezado con un muro, invisible hasta ese momento para mí o si por el contrario existen contenidos inexpugnados, pero necesitados por mi -si me llenaría más otra cosa ¿¿¿???-. Buscando y buscando respuestas a tantas preguntas que hacen que llegue a dudar de que es lo que lo queda de mí o de quién soy yo realmente. Acabando por pretender que mi consciencia no sienta la duda donde no existe ya el significado sino el sentimiento.

A la par de este rítmico ajetreo la realidad palpable de una soledad acompañada refleja ese amor que como yo siento deseo. Ese placer fundado en el sentir del placer ajeno. Entonces me pregunto por ella, su tú, su porqué, su cómo, su cuándo, su donde... Intentando descubrir el proceso que le lleva a ser lo que es, viendo como una vida puede acabar por hacer renacer muchas personas completamente diferentes dentro de un mismo yo a través del tiempo en el que discurre una vida. Viendo cómo puedo los puntos de vista desde los que yo quiero reflexionar reflejados en un yo ajeno. Descubriendo la naturaleza del bien o del mal que anida en ella, en mayor o menor medida. Descubriendo el sentir de la felicidad, la tristeza, el amor, el odio, en definitiva descubriendo todo aquello que va más allá de las personas, los hechos o las ideas, los sentimientos... Buscando todo aquello que la ha hecho merecedora de mi atención. Intentando quizás descubrir el porqué de mi soledad.

Una vez alcanzada la fusión, tanto física como temporal de los flujos corporales en el momento en el que                    , cuando tan solo hay un paso entre el placer y el dolor indoloro, llega el momento en el que el aliento adquiere un intenso sabor. Es el paso de lo sexual a lo sensual. Es el momento de esas caricias que intentan comunicar esos sentimientos que han provocado todo lo acontecido.

La miro fijamente a los ojos, y sin abrir mi boca, intento desprenderme de la ternura que exprese más racionalmente la desordenada pasión anteriormente vivida. Acaricio su mejilla con la mía. Un tierno beso en la yugular. Ella apoya su rostro sobre mi pecho y me rodea con sus brazos. Yo mirando fijamente hacia donde no veo acaricio suavemente sus cabellos. Mi corazón late rápidamente, ella escucha, a través de su oído la lenta pausadez de su desaceleración. No hay palabras, pero ellos sienten el sosiego de una mutua comprensión. Un sonoro beso pone fin a la silenciosa pero intima conversación. La imagen de los dos, yaciendo desnudos a la luz de una tenue obscuridad, se aleja, se aleja hasta convertirlos en un punto irreconocible en el vacío de una gran inmensidad.

El fruto de esa desenfrenada pasión es fecundado y se materializa en un nuevo ser que va más allá de la sensible y palpable realidad, que traduce todo a algo significante, que es más importante que su preciso significado. El vientre de su madre descansa, vacio ya tras el esfuerzo placentero de su parto. Tú tienes ahora, entre tus manos, la dulce criatura que en este momento acaba de nacer”.

Por ti nena, para ti...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

8A- Relato sensaciones femeninas.

Sus relaciones con las mujeres han estado marcadas por una vida que se aleja del ambiente donde ha vivido. Crecido en el seno de una familia acomodada con una relación marcada por unos padres opresivos o sobreprotectores que han querido en todo momento acotar los parámetros en los que transcurría su vida en base a unas reglas básicas estrictamente delimitadas y  según las cuales son el camino hacia una existencia plena y feliz.

El alto nivel de autoexigencia produce temor que se traduce en timidez que se establece en dos de las tres fase en las que el entabla relaciones con las mujeres:

La primera etapa es la del contacto visual, se fija en su cara en sus expresiones, en los ademanes, e intenta escucharlas sin aproximarse léxicamente,  parece esperar a que su naturaleza brote por si misma sin necesidad de delimitar o contaminar de alguna forma esa relación. Le interesan las mujeres por ser un mundo ajeno a su personalidad y ambiente, aunque no basta solo esto para poder despertar en él el deseo sexual necesario para otra más cercana aproximación.

Para él la segunda etapa es la sensitiva, el tacto le proporciona una realidad más palpable y física y traducen todo lo imaginado en un proceso real, más fáctico. El sabe que en esta parte le pierden las emociones más primitivas y suponen ya una violación de un territorio hasta ese momento privado. A él le vuelve loco que le laman los pezones y es el sumun en una relación con otra mujer, es la parte femenina que en alguna parte aunque escondida resida también en cada hombre. Le encanta ver la  cara de deseo de la mujer cuando esta está jugueteando con su sexo.

La tercera etapa continua con el enamoramiento y la racionalización de un puro instinto, es cuando la palabra adquiere importancia y cuando el, que ya ha franqueado el muro del deseo y la pasión.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

9- Contacto sexual con Tania la artista.

Una luz que ilumina lo alto de una colina frente al mar delata el lugar donde va a acontecer un especial encuentro entre nuestros personajes. Se siente un fuerte olor a incienso y un humo envuelve todo el ambiente, un humo cuyo movimiento se ve a través de una tiritante estela de luz tenue. Parece un paraje ancestral y primitivo, con un movimiento constante que la hace llenar de vida y de calor humano. Una suave música se oye de fondo y comienza a aumentar su volumen. Nos vamos acercando hacia su cumbre y descubrimos una hoguera que parece montar guardia en el escenario. En ese preciso instante vio un socavón el  terreno, la temperatura aumenta al calor de la lumbre, y la veo a ella estirada en el socavón, desnuda si no fuera por las decoraciones culinarias que adornan su cuerpo, y que se dispones por todos los recovecos más íntimos que yo no puedo ni imaginar. Su mano se alarga y me invita con su índice a que me acerque. Ella susurra:

·                    Hay una tradición japonesa en la que los hombres comen del cuerpo de una mujer desnuda, quiero que me comas toda.

En dicha tradición las mujeres tenían que tomar un baño de 90 minutos con multitud de sales para  eliminar cualquier olor corporal y perfumarse para la ocasión, tras haber tenido que practicar la quietud por horas manteniendo una yema de huevo sobre su ombligo por largo espacio de tiempo.

La rodean velas cubiertas por papeles de color rojizo que tiñen los humos del incienso. Y yace sobre un manto de pétalos de rosa.

Primero comienza con la parte que está caliente que son sus enormes pechos cubiertos por dos huevos fritos de codorniz, espolvoreados de queso chedar. A continuación cuando termina con esos diminutos círculos perfectamente diseñados pasa a la parte inferior donde las costillas acogen como si fueran parte de sus abdominales unos calientes también bocados de berenjena con queso brie rebozadas con pan integral y sésamo. Adornado todo ello con tomate lechuga y cebollino. Los bocados son lentos degustando esos maravillosos manjares. Luego más abajo del ombligo encontramos jamón de pata negra con una forma de cinturón envuelve la cara delantera de la cintura de Tania. Después el pubis comienza a adornarse con tres croquetas de garbanzos (coloquialmente llamado falafel), a modo de plato final del cuerpo de la cena. Los bocados son cada vez más lentos como esperando lo que queda por acontecer. Allí donde el pubis comienza a ser un terreno erótico aparece la nata cubierta con fresas y endulzada con miel de flores varias. Una tiritante lengua baja despacio para llenar un bocado de todo el cóctel goloso, con una roja fresa de broche, dejando un pubis suave y aterciopelado y limpio de cualquier tipo de vello, ni tan siquiera el color del pelo aparece aunque sea entre penumbras. El final de este dulzón bosque aparece escondida una cereza confitada justo sobre el clítoris de Tania. Poco a poco van haciéndose más lentos los movimientos linguales de Paco y degustando el rojo azucarillo que como colofón del ágape significa la cereza. Luego desnudo el fruto del placer comienza a deshacer su lengua delicadamente sobre él. Tania comienza a gemir con jadeos que se funden con la música del Somebody de Depeche Mode. Una vez excitada bajo nuestro centro sensual se sitúa un pequeño plátano canario introducido en la vagina, el cual es mordisqueado por Paco aumentando el lívido de Tania. Una vez finalizada la cena sensosexual y con Tania desbordada de placer ella se incorpora y quita la camisa de Paco, necesita que reine en su interior, lo besa y lo abraza, cosa que él devuelve con la misma pasión y desenfreno.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

10- Procesos triangulares.

Yo explicaba con textos muy largos y un poco desordenados, como monólogos dirigidos  a mí mismo, ella contestaba con redacciones cortas pero muy meditadas, perdiendo quizás la frescura que hubiera supuesto el realizarlo a tiempo real, pero luego le propuse iniciar un chat anónimo, pero en ese momento sus conversaciones eran más desequilibradas, sentía sus nervios a flor de piel, sentía sus dudas sus reacciones, sus momentos de espera, y a pesar de que sutilmente parecía condenar alguna de mis actuaciones.

Aunque la dulzura de sus palabras, sus dudas, su terrorífica timidez delataban que algo estaba cambiando en esa relación. De alguna forma habíamos traspasado la barrera del conocimiento, y habíamos comenzado una relación que superaba la táctil antes mencionada, y se hacía cada vez más evidentes en nuestras conversaciones. A veces estaba tentado de sonsacarle con mis comentarios opiniones que me interesaban.

Era la excepción que confirma la regla, me estaba enamorando de esa maravillosa y tierna esposa. Pero también sabía a ciencia cierta que el motor de mis comportamientos siempre era una huida a un posible dolor, que ya había sufrido, de esos pactos vitales que me hacían sentir atado a un mundo condicionado.

            Yo perseguí a Lucía un día que estaba en el parque con mi traje de punky y mis botas de colores, y la escuche hablar con una vecina que tenía un carrito de coche de bebe de color gris. Estaba enamorado de aquel ser angelical, pero como dice una canción de Gabinete Caligari:

            -Si por costumbre ame, por contumbre olvidé.

            El amor es etéreo, se difumina, el amor humano. El amor en general perdura y hace mover el mundo de alguna forma.

            El tercer punto del triangulo es Judith, con los que los dos interaccionan aunque sin saberlo ella y conociéndolo él. Se establece pues un vínculo triple.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

10b- Fin de la guerra.

            El hombre del sillón coge una carpeta negra y la comienza a releer. Enolagay secretaria de estado para la defensa de USA, mandar a través de amnistía internacional cerrar la cárcel de Guantánamo y petición de que cesen los combates para pasar a proteger a la población sea cual sea su religión. Prohibido atacar a posiciones yihadistas. Todos los soldados en huelga de guerra, solo dedicados a labores humanitarias.

Y en segundo lugar posiciones yihadistas dejen de  ejecutar a inocentes porque sí.

            La próxima batalla se librará en el espacio, pero no en la tierra que tiene que ser guardada por las amenazas de los mismos hombres.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

10c- Principio de la defensa.

            -La tierra tiene que estar protegida y por ello en previsión de ello se tiene que formar un ejército de naves aeroespaciales para proteger el espacio que circumbala la tierra por ello entre todos los países deben crear la marea verde unas fuerzas de protección especiales. Pásame el dossier verde para hacer un spam a todos los países le dice nuestro personaje desde su sillón de la hotel Arts de Barcelona al Rubio.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

11- Coste de oportunidad.

Una idea que me aterrorizaba es la de estar viviendo una escena vital mientras quizás a pocos metros podría haberse desarrollado otra experiencia diferente y mucho más satisfactoria que la anterior.  Esto me sumía en una duda razonable de la alternativa en la que estaba viviendo.

En la teoría económica se utiliza el término de coste de oportunidad, relacionando el beneficio que se deja de ganar por la compra de un producto en vez de otro alternativo. De ahí surge la alternativa simultánea, por ejemplo en un bar hay un grupo de gente que de repente se divide en dos conversaciones, la duda es razonable, hacia que conversación incorporarme, entonces aparece una duda existencial, cuál será la más interesante de ellas. En esta idea entra el concepto de ansiedad, una ansiedad momentánea, que obliga hacia la acción, o sea la elección de alternativas lo más rápido posible, para disminuir ese nivel de ansiedad creado.

El tiempo y la acción curaban esta sensación de ansiedad, pero me acercaban al borde del compromiso, que parecía ser ineludible en cuanto se tomaba la decisión.

 

 

 

 

 

12- Teoría de la membrana emocional.

Los recuerdos divagan por mi mente, tintando de negro las escenas desdichadas y anhelando  las felices, no por sus imágenes exactas sino por los alegres y reconfortantes sentimientos afectivos positivos. Retocando estos últimos, con el color de las experiencias, de la utopía del inocente egoísmo de la búsqueda de la perfección, inalcanzable por la existencia de la objetividad cuando los sentimientos destrozan cualquier razonamiento pretenciosamente lógico. Nunca dejamos de ser adolescentes, pero aprendemos a exteriorizar un modelo de defensa que repercute en el escondite de esas dudas vitales que mantenemos quizás para toda la vida. El control de los aspectos emocionales, aprendido con el paso del tiempo nos obliga a la negación de la exteriorización completa del hecho del ser, creando una membrana transpirable que controla el sudor emocional del clima exterior como las prendas inteligentes de los deportes que se practican con duras condiciones climáticas. Esa membrana emocional es el principio básico que nos relaciona interna y externamente. Existen dos aproximaciones que me atraen del concepto: Una es su construcción, su proceso evolutivo, como las experiencias, la educación van cincelando su forma. La segunda es un proceso de todo aquello no deja traspasar al exterior, es como un movimiento cíclico interior que no deja de estar en movimiento, a veces en un mundo de ficción y fantasía que no hacen posible que se mezcle con el antagónico mundo exterior.

Un impulso dominador nace en mí, es una dictadura del deseo inmediato que debe ser  sufragado.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

12b-Teorías sobre el amor.

Mucho se ha escrito sobre el amor y muchas son las teorías o las fórmulas que se predican para promoverlo y que este sea sano pero hay ciertas formulas que presentan los modelos más básicos de las relaciones de pareja. Vamos a ver cuáles son a mí entender cuáles son las más socorridas y las más idealizadas:

            La primera idea que nos aparece, a pesar de que sea contradictorio es que los polos opuestos se unen. Posiblemente una causa de que se encuentren dos personas que son opuestas es que buscan en la pareja de lo que carecen -esto se solapa con la teoría del ángulo complementario, que a continuación desarrollaremos- y precisamente dicen que los amores reñidos son los más queridos. Los opuestos no tienen puntos en común sino oposiciones que completan una relación de un todo. Pero la base de la permanencia pasa normalmente por una reconciliación o un acuerdo entre los dos frente a los continuos choques de carácter.

            La segunda teoría es la del ángulo complementario según el cual como en la primera teoría buscan lo que en si no encuentran en una pareja pero con el fin de cubrir precisamente los que les falta pero a diferencia de la teoría anterior hace que las actitudes formen un puzle encajado como dos piezas perfectas. Así por ejemplo una persona es más callada y la otra aporta mucha conversación así se equilibra la relación. Uno por ejemplo da más actividad a la relación mientras la otra aporta más sosiego. Así se llega a un equilibrio de 180 grados entre los dos ángulos. De esta forma es más sencilla la acomodación de las parejas.

            La tercera teoría que quizás es la más socorrida y ambicionada es la de la media naranja. La teoría sobre el príncipe azul planea sobre todo lo que presentamos en este tercer apartado. Buscando una persona que sea hecha a su imagen y semejanza y que formen un todo, en este caso es más evidente que entre dos formen uno, una naranja entera, así se juntan dos personas muy románticas, dos personas muy tranquilas o muy activas, evidenciando la simetría de su idiosincrasia.

            Muchas cuestiones acerca del amor están cuestionadas por los expertos:

Cuestiones como los celos que tienen un concepto la gente que es una cosa normal, y acaba con episodios de violencia de género, en su máxima expresión, o resultan problemáticos o nocivos en una relación impidiendo la libertad de la que deben disfrutar ambos cónyuges o parejas.

            Y el mismo espacio vital que necesitan las parejas para poder respirar y desarrollarse personalmente como seres sociales que son individualmente. Unido esto también al punto anterior en algunos casos.

            Muchos de los problemas de comunicación provocan también muchos de los problemas entre las parejas. Eso de comentar con los amigos íntimos los problemas de pareja siendo incapaces de abordarlos entre la misma pareja son otro foco de problemas entre la pareja.

            Otro elemento importante más que nada en relaciones que no son continuadas son las atracciones físicas que por otro lado son un factor importante en un principio pero que luego con la edad en general se quedan o deberían quedarse en un segundo plano pues las relaciones sexuales son en proporción un aspecto pequeño en relación con todo lo que significa una relación -valga la redundancia- sentimental.

            Luego tenemos que comentar también las relaciones de conveniencia o las relaciones de interés que existen en muchas parejas siendo el factor económico uno de los principales problemas para que todos nos sintamos libres en las relaciones.

            Pero tanta teoría se queda en agua de borrajas cuando se habla del enamoramiento y de las maripositas en la barriga, muchos dicen que el enamoramiento de una pareja tiene fecha de caducidad y el enamoramiento se sustituye por el amor una palabra más general y grandilocuente que define una relación más estable y duradera y más firme. El encanto de una mirada o del primero tonteo, relaciones sexuales más explosivas se sustituyen por relaciones más relacionadas con la razón y la prudencia, eso sí, dentro del campo de los sentimientos.

13-  Artículo sobre el genoma humano.

            En un periódico de tirada limitada para ayudar a los más pobres que intenta dar cobertura a noticias que por otros medios no se podrían publicar que se llama La Verdad y que se edita en valencia en España dos noticias: primera que un gallego ha descubierto el coche que funciona con agua con las mismas prestaciones que los coches de gasolina y sin polución y de una descubrimiento que se ha hecho a partir de un estudio demográfico se ha detectado un cambio en el genoma humano y eso que en está mucho más marcado en los genes conocida en menor medida pero en gran parte con familias con muchos hijos, gente de clase media baja, y más localizada en países menos desarrollados o donde la economía de mercado no está tan presente, y en la raza de color está muy desarrollada y en los países con largos conflictos de guerra también y que corresponde con un perfil de ser humano que se define como homo sentimentalis y corresponde a un hombre que puede vivir y sobrevivir en condiciones extremas y adversas, en soledad incluso pero en armonía con la naturaleza, que tiene mas desarrollados todos los sentidos y sobre todo los sentimientos hacia su ambiente. Sus relaciones afectivas son más importantes que las otras actividades como las laborales -el éxito profesional-. Es más solidario con las causas sociales, y tiene una ética muy marcada, y tiene armas psicológicas propias para superar situaciones traumáticas, es psicológicamente más fuerte. Suele tener un coeficiente intelectual más alto pero no es un factor esencial, en un 70%. Tienen rasgos de inteligencia emocional pero son mas participativos hacia una causa común, muy dialogantes. Y hacen participes a todos los presentes sin olvidar a ninguno. Esta actitud se hay estudiado en grupos reducidos bajo control durante un periodo largo de tiempo. Los lazos afectivos suelen ser fuertes entre parejas y por periodos largos de tiempo, suelen ser pues estables, para toda la vida en un 85% de los casos, y hay que contar que parte son fallecimientos de cónyuge, en guerras, enfermedad, etc.

Hay un porcentaje igual a la población normal de homosexuales pero hay un porcentaje superior en un 15 % de bisexuales y este porcentaje va en aumento sobre todo en países desarrollados. Tienen mucha fuerza mental en el logro de sus propios objetivos, o sea que son poco influenciables por el ambiente, son tozudos en el sentido de que si sus preferencias en la vida son unas, ni la educación podrán desviar una actividad innata, es como si en su código genético existiera una predisposición a ejercer una actividad específica. Son en unos 20 % más propensos a comer vegetales, de hecho un 10 % por encima de lo la media son vegetarianos, yendo en aumento dicho porcentaje. En vez de carne pues prefieren vegetales, y además prefieren pescado a la carne en un 15 % mayor a la media.

 

13b- Gays y Lesbianas.

            Libertad tiene que haber para todos y para ellos también pero tienen que comprender a los demás que son heterosexuales ya que si no fuera por ellos la raza humana no se procrearía y se extinguiría. Por lo tanto también debería haber un día de orgullo heterosexual. Hay que comprender que unas malas experiencias anteriores pueden hacer tomar decisiones de radicalismo, aunque hay que comprender que no todos los hombres son iguales ni todas las mujeres son iguales tampoco…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

13c- El arte.

            El arte no tiene un significado en sí mismo una obra de arte es la que dota de significante pero puede provocar diferentes significados y eso es lo que pretende este libro lograr que se dote de muchos significados a diferentes personas y cuantos más significados de más será una obra de arte en sentido propio. Muchos pueden ser los significados y en eso se base una obra de arte que crea diferentes interpretaciones.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

14-  El final.

Judith estaba en clase, escuchando a la profesora las capitales de Europa, y en ese preciso momento entra su tutora, seca como siempre saluda con un hola muy preciso y se va directamente a hablar con la profesora, esta detiene la clase y se disculpa con sus alumnos.

            -Por favor, Judith ¿puedes salir con la tutora?

            Judith se levanta, saca de su pupitre a la muñeca y se encamina hacia la tutora, que la coge de la mano y la saca de clase.

            -Tengo buenas noticias para ti.-dice entrando a un despacho adjunto a la clase-.

La hace pasar y cierra la puerta a su espalda.

            -Siéntate por favor.

            Judith con cara de curiosa pregunta:

            -¿Qué es eso tan importante para sacarme de casa señorita?

            -Bueno, tú ya sabes que estás en un centro de acogida donde vives en compañía de tus amigos, pero lo que pretendemos es acoger en familias a todos los que estáis viviendo aquí.

            -Sí.

            -Bueno pues ha llegado el momento en el que intentemos reubicarte. Hemos recibido varias propuestas para que seas acogida en una familia, y te vamos a presentar a ellas para ver si puedes vivir con ellas. ¿Qué te parece la idea Judith?

            Por primera vez Judith vislumbró un atisbo de esperanza y se acercó al escritorio para preguntar:

            -¿Y quién son las mamas y papas que van a venir a verme?, yo no conozco a nadie que me quiera.

            -Bueno, yo de momento no estoy autorizada a decirte nada pero la semana que viene tendrás dos visitas. Tienes buenos informes de Lucía la psicóloga y de todos tus profesores de clase. Has mejorado mucho y de ahí hemos pensado que podrías participar del programa de adopción de este año.

            -¿Y yo conozco a estas familias?

            -Más no te puedo decir Judith, espera una semana más. Vuelve a clase, ya nos iremos viendo. Solo te pido que consideres las opciones y que no decidas prematuramente.

            -Gracias, pero casi no me lo puedo creer. Puedo hablar con Lucía antes de conocerlos, me gustaría mucho.

            -Si, miraré de verla durante esta semana.

            Judith vuelve al patio, con sus amigos y decide abandonar la muñeca en su pupitre, antes de salir al patio. Luego se va a ver a Alba, la niña más marimandona de la clase y le pide que le dejen jugar con ella al futbol, a lo que Alba responde que si, por lo que la dejamos correteando en un campo de tierra con todos los demás de la clase.

Judith estaba comiendo en el gran comedor con sus compañeras de clase, cuando Lucia viene a verla para comentarle que al acabar hablará con ella.

-Si luego voy a tu despacho Lucía.-dice mientras acaba un flan con nata que tenía de postre. Acaba y lo primero que hace es dejar su muñeca en clase, en su pupitre antes de ir a secretaría, allí llega cruzando un paso elevado rodeado de arbustos, entra y le dice a la secretaría que Lucía le está esperando.

-¿Puedo pasar?-pregunta mientras noquea la puerta.

-Adelante.

-Hola ¿Qué tal Lucía?

-Muy contenta contigo Judith, has cambiado mucho de un tiempo a esta parte. Ya juegas con tus compañeras en clase y atiendes. No sé lo que ha pasado contigo.

-Bueno me he dado cuenta de que tengo que vivir una vida, y tengo gente que me quiere, ahora lo sé. Perdona por la otra vez que nos vimos. Me siento disgustada por haberte contestado.

-No te preocupes, ahora todo va a ser diferente. Han hecho dos peticiones que se dirigen concretamente a ti. No puedo desvelarlas todavía pero son personas que estamos investigando para ver cuáles son las más adecuadas para tenerte con ellas.

-No sé quien me conoce tanto como para quererme a su lado la verdad es que no me he portado bien durante estos dos últimos años, así que va a ser una sorpresa para mí. Porque me pasa esto a mí ahora ¿qué es lo que ha pasado?

-Hay muchos informes positivos de todas las profesoras, de tus compañeras, de tu tutora, y en el centro has seguido todas las normas al pie de la letra. Has dejado de ser una niña problemática para ser una niña modelo. Y eso ha coincidido con estas dos peticiones personales. He leído el informe de lo que te pasó que estuviste perdida un fin de semana y apareciste en un hotel como por milagro. ¿Qué me tienes que decir al respecto?

-Nada, es mi vida, y no pienso contar nada de lo que me pasó ni con quien estuve, es mi secreto. ¿Me dejas que tenga un secreto contigo?

-Algo bueno te ha tenido que pasar, pero ya sabes que la policía está investigando las pistas, ellos ya te han preguntado, pero yo no voy a darles más información a ellos. Todo lo que me digas quedará entre nosotros.

-No quiero hablar de nada de ello.

-Está bien mantendré tu secreto.

-¿Cuando conoceré a las dos familias?

- Todo se retrasa una semana. La semana que viene te presentaremos las dos alternativas, queremos que los conozcas antes de que decidamos o decidan, porque yo solo puedo presentar un informe y no me dejan participar en la elección. ¿Qué te parece?

-Muy bien pero ¿yo no puedo decidir sobre ello?

-No, pero puedes dar tu opinión y esta será tenida en cuenta. Por eso te presentamos las dos alternativas, para que veamos como las ves tú.

-Bueno pues hasta la semana que viene ¿no?

-Exacto Judith.

Dos semanas después se encontraba Judith en el patio cuando vino la tutora y Lucía para buscarla.

-¿Lucía me puedes acompañar?-dice Lucía-

-Si vamos.

-Bueno pues ha llegado el momento Judith. ¿Te apetece conocer ya a una de las primeras familias?

-Sí, claro, ya lo esperaba yo la semana pasada.

-Pues tienes delante de ti la primera alternativa. ¿Quieres venirte a vivir conmigo?

-Si claro señorita Lucía -dice Judith corriendo hacia los brazos de Lucía. Y besándola efusivamente le dice:

-Yo te quiero mucho -dice sentándose en su regazo-.

-Bueno, bueno. Todavía no está todo dicho hay otra familia que está detrás de ti. Podemos esperar una semana más ¿no?

-Si señorita Lucía.

-Pues venga al patio.

Judith se sentía contenta con Lucía pero no podía imaginar una alternativa mejor, y le habían dicho que había una familia más que la solicitaba. Estaba en un mar de dudas, ella sabía que estaba sola, y no podía ver a nadie cerca suyo que la pudiera reclamar.

Y llego el día más esperado por Judith, solo levantarse el sobrecargo se dirigió a ella y le dice:

-Judith tienes que ir directamente a ver a Lucía.

Ella se viste rápido con unos leotardos negros, una camisa a rayas y el peto que le había regalado la holandesa hace ya un mes. Baja corriendo las escaleras, hasta el patio. Cruza el patio hasta secretaria y allí encuentra a un señor muy bien vestido, con un traje azul, una camisa de cuello italiano de color gris y una corbata roja brillante de pata de gallo. A su lado Lucía, hablándole desde su escasa altura a una cabeza de distancia.

-Hola Judith -dice Lucía mientras le da dos besos- ahora te dejo con el señor Sebastían, dice él que conocía a tu familia.

El apuesto hombre no le dirige la palabra y espera a estar dentro del despacho.

-Hola soy yo Judith, Soy Paco  como me conoces tú.

-¿Eres tú? Pero porque vas vestido así. Porque también tengo una vida  como esta forma de vestir. Vengo a ofrecerte una vida, una libertad, un futuro.

-Gracias pero estoy bien como estoy me gustaría conservarte como amigo, también me gustaría conservar como amiga a la señorita Lucía, y conservaros a los dos como amigos, de esta forma podría disfrutar de mi libertad. Y evolucionar hasta un mundo para mí mejor porque ya me he dado cuenta de que estaba encerrada. Gracias pero si me puedes hacer independiente por mi misma te lo agradecería, no sé si puedes pero esto es lo que me libraría de la dependencia. Gracias.

Muy bien eso es lo que haré luchar porque seas libre, gracias por ayudarme a comprenderlo. Gracias, muchas gracias.

 

 

 

 

 

 

 

                   Musica: Banda Sonora:

Legend. Bob Marley

Somebody

Vidalá Path Metheny.

Y si fuera ella AS.

Sangre española. Manolo Tena.

Imekami.

A man with no fortune and a name to come.Wim Mertens.

Soy gitano. Camarón.

Ron´s piece. Rendez vou JM Jarre.

Coctau twins.

Alanis morrisete. Baba.

Se dejaba llevar por ti. Ketama.

King Shan Go.

Just like heaven.

Show must go on Queen.

With or whitout u. U2.

Concierto Aranjuez. Rodrigo.

Dublin Rain. Everything but the girl.

Los managers. Pata Negra.

I´m the eye in the sky. Alan Parsons Proyect.

La fuerza de la costumbre. Gabinete Caligari.

Un nuevo día brillara. Luz casal.

Alanis Morrisette. Thank u.

Debut. Djork.

Frank Sinatra. My way.

Imagine de John Lennon.

Imagine de John Lennon.

Bruce Springsteen.

No mires a los ojos de la gente. Golpes Bajos.

U2. Achtung Baby.

The B-52´s. The party mix.

The B-52´s. Mesopotamia.

Eco and the Bunnymen. Porcupine.

Depeche Mode. 101.

Depeche Mode. Some Great Reward.

Soul cages. Sting.

The Wall. Pink Floyd

Soul cages. Sting.

No estamos locos. Ketama.

Kiss me kiss me kiss me.The Cure.

Metálica. And Justice for all

Pride (In the name of love)

Kingston Club. Megatron.

Pride (In the name of love)
Kingston Club. Megatrón.
Vientos del Éste. Salud y Rock & Roll.
Loquillo.
Vientos del Éste. Salud y Rock & Roll.
Loquillo.

 

 

"Para la raza blanca: Out of Africa. Banda sonora. -que quiere decir: Fuera      de Africa, señoras u señores".

Respeto a las tradiciones de los indígenas y de los aborígenes. 

Desgravaciones fiscales a todos los europeos que acojan a una familia           siria o bosnia que huye de la guerra.

Solución: Crisis Inmobiliaria: Residencia para positivos de todo el mundo y cuidados a la gente mayor por positivos de todo el mundo y cuidado de niños positivos de todo el mundo, por gente que hable castellano u otra lengua del estado español.

Solución Crisis Económica: Comercio justo. Que no trabajen niños menores de 16 años y con sueldos con los que uedan vivir dignamente.

Solución energética: Desarrollo de energías limpias, por ejemplo, solar,  elóica o gas natural.

Aportación extra de no españoles para Industrias Farmacéuticas.

Solución:  Clonación.

:

Que el primer mundo sea justo con el tercer mundo.

Con los ingresos de la Seguridad Social y los alquileres de los pisos de los Bancos:

-Proporcionar viviendas a todos los mendigos y todos los ocupas positivos (squatters).
-Vacaciones pagadas a todos los positivos que vivan y trabajen en España, así como a los jubilados.
-Invertir en robótica para las prótesis gratuitas de los discapacitados positivos.

 

Con los beneficios fiscales:
-Desgravar por la tenencia de mascotas.
-Desarrollar el comercio electrónico en todos los negocios positivos.
-Participación en beneficios a todos los empleados positivos de las empresas positivas.

 

Reducir la jornada laboral y aumentar el tiempo de ocio.

 

Trabajo para todos los residentes positivos en España con permiso de trabajo, también los positivos que estén adoptados por alguien positivo que los adopte.

 

 

Paulatinamente adoptar el modelo de las empresas de alta tecnología: salas de ocio, guarderías…

Apoyo a todas las iniciativas privadas, como, por ejemplo, créditos de los Bancos.

Negativos a los Estados Unidos.

Investigación a cargo de las Empresas Farmaceúticas, para curar el cáncer con pastillas a todos los positivos.

Para los negativos:  “El poder está dentro de ti”  (Louise Hay).

 

Paso de los deportes de riesgo (por ejemplo: paracaidismo, fórmula 1, carreras de motos…) o de contacto,  juegos virtuales, eléctricos (ecología).

 

El Hospital Clinic (Barcelona) y el Hospital de la Paz (Madrid) sean pioneros en adoptar la Robótica para minusválidos (Departamento de Traumatología).

 

Concentración de negativos por Florida, Cabo Cañaveral (Estados Unidos). Son pocos y cobardes.

 

Para todo el resto del mundo, posibilidad de copiar sistema, como los japoneses, ya que los positivos somos la mayoría.


Dios perdona hasta los negativos.

 

Los niños prodigio positivos ya pueden trabajar a los dieciséis años.

 

Reinarán las mujeres en busca de la Paz; si no lo consiguen reinarán los indios o sus descendientes positivos. En España, serán los Gitanos de pura raza y positivos.

 

En temas de Seguridad, consultar a los 'Hells Angels' positivos (nishinjas -en sánscrito-). Los negativos, en su mayoría nazis, van a Florida (U.S.A.), mientras que los positivos (los que buscan la paz) permanecen en el resto del mundo.

 

 

F I N

 

 

 

 

 

 LIBRO 2

                                            ¿ Biografía de un sueño ? 

 

En el Polígono Les Tapies (Hospitalet del Infante - Tarragona - España) se instalará una empresa de robótica (exoesqueletos para minusválidos y robótica para miembros amputados).

Capital:

-cinco por ciento americano (capital psicológico, soka gakkai),

-cinco por ciento capital tecnológico japonés. Todo a través de soka gakkai,

-treinta por ciento capital Hells Angels España positivos, apoyo de seguridad (apoyado por los legionarios masculinos),

-treinta por ciento africanos de raza negra positivos,

-diez por ciento de Seguridad Social española positiva,

-diez por ciento Industrias Farmacéuticas españolas positivas,

-y el diez por ciento restante a repartir entre todos los trabajadores de la Empresa positivos con empadronamiento en Hospitalet del Infante-Vandellós o en Miami Playa (Tarragona-España).

Si no es en el Polígono Les Tapies será en Aragón.

 

Dos bancos positivos finaciarán este proyecto y como beneficio obtendrán el derecho a desarrollar la robótica, un robot dirigido por cada persona, para trabajar en lo que deseen.

 

El primer Banco será BANKIA porque tenemos asegurado el Capital invertido con el Estado, sea cual sea su color. Dinero limpio, legal. Estamos esperando el 50% del Capital total (ya está aprobado).

 

El segundo Banco será LA CAIXA DE PENSIONS, ya que se ubica en Catalunya.

 

Hay que apoyar esta Industria con la Industria automovilística. Sugiero comprar acciones de MITSUBISHI, ya que los japoneses no tienen ejército. Comprar también acciones de HARLEY DAVIDSON, ya que el Presidente de Estados Unidos quiere alcanzar la Paz en el territorio judío-palestino. Invertir en la comprar de SEAT a WOLSVAGENCuando SEAT sea española, volver a vender HARLEY DAVIDSON a los americanos y MITSUBISHI a los japoneses. Todo ello emitiendo acciones si es preciso con dinero legal procedente de los españoles positivos.

 

Que TRIUMPH siga siendo inglés, hay que respetarlo.

 

Las energías deben ser limpias, por ejemplo, HIDROELÉCTRICA o GAS NATURAL.

 

Hay una relación de LA CAIXA con los Jesuitas. El Papa es Jesuita. El Papa ha hecho las paces con los musulmanes (visita reciente). Si no invierten los descendientes de los musulmanes, Palestinos hermanos de raza, Judíos hermanos de raza, Gitanos puros hermanos de raza, tendrán que poner el dinero. Además, estos últimos, son los que más respetan a sus mujeres.

 

Un director general tiene que tomar decisiones importantes en un minuto. Estamos esperando su decisión.

 

En deferencia a los Estados Unidos la selección de personal será según el criterio del empowerment.

 

Descentralizamos las ventas con sede en Hare Krishna para todo Asia apoyándose en los nativos positivos de raza más oscura, si no de Barcelona.

Para los árabes y los judios de Israel cedemos la descentralización del almacén a los bahaistas apoyándose en los de raza negra de Jamaica. Si todavía hay judías negativas cabezonas, pasaporte a Florida. Por cada hombre debe haber una mujer. Las negativas, para Florida. Igualdad entre hombres y mujeres positivos.

 

Se creará un Arca de Noé para que las judías negativas habiten en el espacio en busca de los telépatas; los trapos sucios se lavan en casa. Ya que se pelean entre ellas, que se vayan para que aprendan a convivir. Los hombres nos respetamos, a no ser que hayan problemas con los negativos (buscar Cáncer en el anterior libro).

 

Creación del contra Ku Klux Klan. Que los blancos no se puedan casar con otra raza diferente. Fuera los blancos de África, de Latino América y de Asia. Dangerous (Mikel Jackson).

 

Para América descentralizamos los almacenes a los indios de norteamérica, y a todos los indígenas de centro y sudamérica positivos, apoyándose en los indígenas de raza más oscura que pueblan América del Sur.

 

Para Oceanía, los australianos positivos apoyados por los aborígenes. Prohibido cruce de razas. Anti Ku Klux Klan.

 

En todos los continentes, el apoyo de los Hells Angels positivos.

 

Entre los humanos de sexo masculino nos tenemos que respetar.

 

 

Solución: Clonación.

 

Distribución a nivel mundial mediante compras en Internet. El funcionamiento de la empresa será como una empresa digital y estará robotizada, las personas se limitarán a supervisar el funcionamiento de las máquinas, con la colaboración tanto japonesa como americana, si no colaborasen los japoneses ni los americanos, buscar socio tecnológico y psicológico soka gakkai español y positivo.

 

Respeto por los gitanos positivos, que son los que más respetan a las mujeres.

 

Funcionamiento mediante empowerment.

 

Mismo sueldo que la central nuclear Vandellós-2 pero trabajando sólo cuatro horas, más tiempo de ocio.

 

En caso de no lograr la Paz tengamos fé en los Hell Angels positivos de todo el mundo. 

 

Salas de juegos virtuales y guarderías para los niños.

 

Apoyo al Papa Francisco.

 

Investigación para tratar el cáncer con pastillas por parte de las Industrias Farmacéuticas españolas positivas.

 

Esperanza de vida de 120 años (los ángeles de la ciencia).   ¿Cómo lo ves?...

 

Próximamente se descentralizará la empresa hacia todo el mundo.

 

Las energías utilizadas serán limpias con el medio ambiente (GreenPeace).

 

La nave industrial construida con granito y aluminio o hierro.

 

Los hombres nos rendimos ante el poder de las mujeres, aunque si no consiguen la paz tendremos que ponernos manos a la obra. Poderoso caballero es don dinero hasta que se demuestre lo contrario.

 

La carne vuelve agresivas a las personas, habrá que cuidar a los que tienen problemas mentales  (Construction time again - Depeche Mode). Consultar bahaismo. Los negativos tienen que comenzar a perdonar, si no se extinguirán - ver motivos de cáncer en libro anterior -.

Cuanto más sabes, más confías en tí mismo (proverbio indio). Como los negativos son pocos, tendrán que buscar un espacio para aprender, sugerencia: Florida (Estados Unidos), o, si no, With or without you (U2), ESAC Madrid, base espacial para buscar los agujeros verdes que se alimentan de los agujeros negros - ver capítulo extraterrestres en libro anterior -.

Ya que nadie cree en Dios, habrá que creer en el Diablo, y ser amigo de él. Objetivo: preservar la vida humana, tanto en la tierra como en el espacio.

 

 

La energía se transmite sexualmente con la estimulación del hombre bucal y  digital, siendo el hombre el que recibe la energía. En cambio, en la postura del misionero, es la mujer quien recibe la energía.

 

La energía en las relaciones anales la recoge el pasivo, tanto con las mujeres como con los hombres.

 

Habrá crisis económica en Europa, si se trata mal a la gente que ha sufrido algún tipo de discapacidad mental y que sean positivos o negativos, mientras que si son bien tratados, dicha crisis finalizará. Ellos saben donde tienen que ir (Trozo del libro Hare Krishnas).

 

Dieta crudivegana.

 

El Presidente de Estados Unidos tiene que visitar a los musulmanes para la Paz. El Papa se ha sentido muy frío con él por el tema de las guerras y de la Ecología.

 

Hay que soltar a los positivos de los psiquiátricos, para que velen por nuestro futuro, tratándolos bien.

 

Si con todo ello sigue persistiendo "la crisis" se tendrá que crear otro orden internacional.

 

Pride (Kingston Club) del disco MEGATRON.

 

Si todo esto no resulta, estar en Paz con las personas y con el Planeta (Imagine de John Lennon.

 

Primero, que el mecanismo de libre mercado respetando la Ecología intente la Paz entre los hombres y con el planeta.

 

Hay que respetar a los HELLS ANGELS ya que ellos respetan a sus mujeres.

De momento, lo que tenemos es nuestra juventud, y ellos intentarán arreglar las cosas.  Primero las familias y la gran familia de los HELLS ANGELS.

 

Que la Seguridad Social compre ASISA.

 

A partir del 1 de Octubre, las mujeres negativas al espacio.  ¿Cómo lo ves?...

 

Tienen que hacer un proyecto de la estrella de la muerte, como en "La guerra de las galaxias". Solución: Clonación. Sede Madrid. Ellas ya tienen dinero de sus maridos. Pero que nos dejen vivr en paz entre los hombres y con la naturaleza. Para que aprendan a convivir, "el poder está dentro de tí", de Louisse Hay. Pueden empezar a practicar ya mismo.

 

Muchas mujeres positivas se enamoran de los bastardos, pero como los genes de la mujer son dominantes frente a los del hombre, no hay problema..., y si lo hubiera, a partir de la próxima generación todos esterilizados. Y la única solución entonces será la clonación. Así también se eliminarán los nacimientos con problemas de salud.

 

Ayuda a un loco y el loco hará locuras por tí. Los locos son los que siempre dicen la verdad. La casa de los locos que no están encerrados son los Hare Krishna. Visitar el templo de Barcelona o el de Guadalajara para recoger el premio después de decir la verdad. Que, de momento, los Hells Angels, coman crudivegano, pero no en los templos. Hay que cuidarlos.

 

El objetivo de este libro es enseñar a los nativos a convivir. Libro: "el poder está dentro de tí". Sólo queda esperar.

 

Proyecto: les tapies. A partir del 1 de Octubre, con apoyo de Miami Playa en Vandellós y en Hospitalet del Infante.

 

Párate y reflexiona.

 

Soka Gakkai positivo, de momento, gana. Esto significa la Paz.

 

Las mujeres que quieran la guerra no tienen espacio aquí en el planeta tierra, entonces, se preparará la estrella de la muerte como en star wars la película, entonces, los trapos sucios se limpian en casa, hay perdón para todos, que María Pilar Sinesio Aurin diseñe la estrella de la muerte desde Madrid que viva en un sitio acomodado acompañada de María Pilar Aurin Samperi, acompañada de su hermana Joaquina Aurin Samperi y Laia Nuñez Llasera hasta que la lanzadera de al lado de Madrid esté lista para su lanzamiento.

 

De momento los hombres negativos nos han defendido se quedan aquí en el planeta tierra más tarde serán libres para defendernos de la mujeres negativas.

 

Amnistia Internacional para todos, pero sobre todo la paz. Más tarde o más temprano los Hells Angels nos protegerán y simpatizantes, gracias por todo amigos.

 

De momento necesitamos los de Soka Gakkai para obtener la tecnología de los robots que estarán dirigidos por humanos.

 

Cada máquina deberá ser controlada por un humano, así no se pierden puestos de trabajo, leer: “del paro al ocio” de Luis Racionero.

 

A Partir del 10 de Noviembre de 2017.

 

La esposa de Nassem-Iqbal que viven en Hospitalet del infant, Tarragona, España, tambien se ira a Madrid junto con las demas antes mencionadas, a partir del 11 de Noviembre de 2017, su marido se quedará en casa de mi madre para cuidarme, siendo mi representante legal.


Maya Benmokhtar que vive en Pino Alto, Miami playa, Tarragona, España, durante las vacaciones, asi como su madre Dani se ira tambien a Madrid junto con las demas, se ira despacio para aprender a vivir en paz. Todas el 11 de Noviembre de 2017.


Las demas negativas iran llegando a Madrid, a partir del dia 11 de Noviembre de 2017.


Los hombres negativos se quedaran ya que nos han ayudado, mas tarde se iran a defendernos de las mujeres negativas.


Según un escritor llamado señor Arrabal que vive en Francia  se aplicara la teoria del milenarismo que significa la paz durante 40.000 años.

 

 

 

 

 

 F I N

 

 

 

 

 

 

 

 LIBRO 3

¿  La homosexualidad del cangrejo ?

 

Hay poco que decir sobre tan absurdo tema. La verdad es que si estás leyendo este libro es porque es corto, gracioso y no te dará muchos quebraderos de cabeza. Sinceramente te aconsejo que leas mis libros anteriores que, a pesar de tener un título no tan gracioso ni remotamente banal, te aportarán más cosas...

 

 - 

 

 

 

 

 

Agradecimientos:

            Aquí muestro mi gratitud a todos los que me han inspirado para la realización de este libro. Ellos saben quiénes son.

En memoria de mi padre.

 

 

 

 

 

Enrioque Sinesio